PA­RA SER FE­LIZ, DE­JA DE CUL­PAR­TE Y DE CUL­PAR

El Colombiano - - OPINIÓN - Por GON­ZA­LO GALLO

Los que vi­ven cul­pan­do a los de­más es­tán tan atas­ca­dos como un ca­rro en un tran­cón eterno.

Oja­lá per­ci­ban que al cul- par, no so­lo no arre­glan na­da, sino que em­peo­ran su in­cier­ta si­tua­ción.

Oja­lá sean cons­cien­tes de que to­do me­jo­ra si asu­men res­pon­sa­bi­li­dad y des­tie­rran los sen­ti­mien­tos de cul­pa.

La ver­dad es que na­die pue­de cau­sar­te da­ño sin tu con­sen­ti­mien­to, sin que tú lo per­mi­tas.

Pue­den ro­bar­te, traicionarte o he­rir­te, pe­ro al fin eres tú quien de­ci­de có­mo reac­cio­nar. Es tu li­ber­tad.

El ser sa­bio lo­gra per­ma­ne­cer im­per­tur­ba­ble an­te lo peor, cons­cien­te de que to­do es pa­sa­je­ro.

No es fá­cil lo­grar ese con­trol, pe­ro lo lo­gras con Dios en el al­ma y de­di­ca­do a ma­ne­jar las emo­cio­nes.

Exa­mí­na­te y de­ja de cul­par­te o de cul­par; al ha­cer­lo to­mas el sen­de­ro de la luz y la fe­li­ci­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.