UN CRI­MEN QUE IN­DIG­NA A CAL­DAS

El Colombiano - - METRO -

Va­lle de Aburrá. Ade­más se ofre­ció una re­com­pen­sa de 20 mi­llo­nes de pe­sos pa­ra quien en­tre­ga­ra in­for­ma­ción, que con­du­je­ra a su cap­tu­ra.

Ál­va­rez Yo­ta­gri, sol­da­do pro­fe­sio­nal, re­ti­ra­do del ser­vi­cio, pur­ga­ba una pe­na de 28 años de pri­sión, por el ase­si­na­to de una mu­jer, a quien ul­ti­mó de múl­ti­ples pu­ña­la­das.

Por “bue­na con­duc­ta”, el In­pec le con­ce­dió un per­mi­so, que el de­lin­cuen­te apro­ve­chó pa­ra vi­si­tar a su sue­gra y a su hi­ja, en Cal­das.

Su vi­si­ta fue una pe­sa­di­lla pa­ra am­bas. Lue­go de pro­vo­car­le va­rias le­sio­nes a la mu­jer con un ar­ma con­tun­den­te, la de­jó col­gan­do de una vi­ga por lo que ini­cial­men­te se pre­sen­tó el epi- Pau­la Na­ta­lia Ál­va­rez, me­nor de 17 años, fue ase­si­na­da bru­tal­men­te en un he­cho que des­per­tó el re­pu­dio de la so­cie­dad. Se­gún las au­to­ri­da­des la me­nor es­tu­dia­ba en el Se­na y se gra­duó en la I. E. Pe­dro Luis Ál­va­rez. Rosa Ma­ría Pa­vas, abue­la de Pau­la Na­ta­lia, fue ha­lla­da col­gan­do de una cuer­da en su vi­vien­da de Cal­das e ini­cial­men­te se se­ña­ló como un sui­ci­dio.

so­dio como un sui­ci­dio.

No obs­tan­te, los in­ves­ti­ga­do­res pro­fun­di­za­ron en el epi­so­dio, com­pren­die­ron la reali­dad del mis­mo e ini­cia­ron una bús­que­da fre­né­ti­ca de su nie­ta, quien fue se­cues­tra­da, pues con­si­de­ra­ron que su vida co­rría pe­li­gro.

El pa­sa­do sá­ba­do se ha­lló un crá­neo de mu­jer y ho­ras des­pués Carlos Val­dés, di­rec­tor na­cio­nal de Me­di­ci­na Le­gal, en rue­da de pren­sa, con­fir­mó que se tra­ta­ba del cuer­po de la ni­ña quien fue des­cuar­ti­za­da. Lue­go se ha­lla­ron otras par­tes.

La des­apa­ri­ción de la ni­ña con­mo­cio­nó a Cal­das, cu­yos ha­bi­tan­tes res­pon­die­ron con una mar­cha exi­gien­do que la li­be­ra­ran. Al en­te­rar­se de su tris­te fi­nal, sus ami­gos de co­le­gio y el pue­blo la llo­ra­ron.

Aco­rra­la­do por la Po­li­cía, la Fis­ca­lía y la ciu­da­da­nía, que te­nía cla­ri­dad so­bre su iden­ti­dad, el ho­mi­ci­da se en­tre­gó.

En la au­dien­cia de ayer Ál­va­rez acep­tó car­gos por do­ble ho­mi­ci­dio agra­va­do y fue ase­gu­ra­do. A es­te pro­ce­so se le su­ma­rá otro por fu­ga de pre­sos, ya que de­bió ha­ber­se pre­sen­ta­do el 20 de mar­zo en la cár­cel de Má­xi­ma Se­gu­ri­dad de Ita­güí

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.