SI­GUE TRÁ­FI­CO DE FAU­NA SIL­VES­TRE EN VÍAS

El Colombiano - - OPINIÓN -

Ven­der o com­prar ani­ma­les sil­ves­tres, mu­chos de ellos en vía de ex­tin­ción, son las dos pun­tas de una ca­de­na atroz con­tra la vida y la li­ber­tad de los ani­ma­les que hay que rom­per. De­jar vo­lar el can­to y los co­lo­res de las aves que ha­cen del país un pa­raí­so, es de por sí un mi­la­gro. Por es­tos días de Se­ma­na San­ta sa­len a las ca­rre­te­ras, so­bre to­do las de la Cos­ta, gru­pos de ca­za­do­res a ven­der sus pre­sas, en­fer­mas por el es­trés y el ha­ci­na­mien­to a los que las so­me­ten. Es tiem­po de de­fen­der la vida sil­ves­tre, no com­pre, de­nun­cie es­te cri­men, que su ca­sa no sea cár­cel de pa­ja­ri­tos o ce­men­te­rio de ani­ma­les exó­ti­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.