Lo que los ni­ños no pue­den creer

Los dis­po­si­ti­vos tec­no­ló­gi­cos del pa­sa­do se con­vier­ten en ob­je­tos de otro mun­do en las ma­nos de los ni­ños que in­ten­tan des­ci­frar­los.

El Colombiano - - INTERACCION ZONA - Por PAU­LA AN­DREA ÁL­VA­REZ PA­TI­ÑO

Broo­ke, Evan, Lu­cas, Kris­che­lle, Jay­ka y Dy­lan son al­gu­nos de los pro­ta­go­nis­tas de uno de los pro­gra­mas más po­pu­la­res de Youtu­be: Kids react to, que en es­pa­ñol se re­fie­re a las reac­cio­nes que to­man los ni­ños fren­te a al­go.

La tec­no­lo­gía es uno de los te­mas que se ma­ne­jan en Kids react to, y es, pre­ci­sa­men­te, el que más ha con­tri­bui­do a ha­cer vi­ra­les es­tos vi­deos, pues se tra­ta de con­ver­sar con los chi­cos mien­tras se po­ne en sus ma­nos un dis­po­si­ti­vo tec­no­ló­gi­co de años atrás.

Al co­mien­zo de ca­da vi­deo se le en­tre­ga a los ni­ños al­gún ob­je­to como má­qui­na de es­cri­bir, walkman o cas­set­te, y la cá­ma­ra los ob­ser­va aten­ta­men­te pa­ra cap­tar su reac­ción fren­te a es­te. Lue­go lle­ga el mo­men­to de las pre­gun­tas, don­de los pro­duc­to­res abren la dis­cu­sión con un cues­tio­na­mien­to sim­ple: ¿sa­bes qué es es­to?, a lo que los ni­ños res­pon­den, usual­men­te, re­la­cio­nan­do el ob­je­to con los que co­no­cen de la ac­tua­li­dad.

La ex­pre­sión de ca­da ni­ño es, pre­ci­sa­men­te, la clave de que es­tos con­te­ni­dos sean tan vi­ra­les en re­des so­cia­les, so­bre to­do en­tre el pú­bli­co de adul­tos jó­ve­nes en­tre los 25 y 35 años, que cre­cie­ron uti­li­zan­do el Ga­me Boy o el re­pro­duc­tor de VHS.

“El primer vi­deo de es­tos chi­cos que vi en mi Fa­ce­book, fue en el que in­ten­ta­ban uti­li­zar un te­lé­fono de rue­da. Mi ca­ra al ver su reac­ción fren­te a él era tan in­creí­ble como la de ellos al in­ten­tar des­ci­frar al­go tan sen­ci­llo. ¡No lo­gran com­pren­der có­mo mar­car un nú­me­ro!”, ma­ni­fies­ta Daniel Hi­dal­go en el ca­nal de Youtu­be.

Y así como los ni­ños de aho­ra no en­tien­den tér­mi­nos como “lla­ma­da de lar­ga dis­tan­cia”, por­que na­cie­ron en la épo­ca de in­ter­net y Sky­pe, no es­con­den su asom­bro al pen­sar en có­mo se to­ma­ba y re­ve­la­ba una fo­to­gra­fía en los 80.

“Pri­me­ro de­bes pa­gar por la cá­ma­ra, lue­go pa­gar por la pe­lí­cu­la, lue­go por el re­ve­la­do ¿y así ob­tie­nes tus fo­tos? ¡qué pér­di­da de tiem­po y di­ne­ro!”, di­ce Tho­mas, de 13 años.

Es­tos vi­deos ha­cen par­te de The Fi­ne Bross, que co­men­zó como un ca­nal de Youtu­be pe­ro que aho­ra es un es­tu­dio de en­tre­te­ni­mien­to on­li­ne con más de 3 bi­llo­nes de re­pro­duc­cio­nes y más de 15 mi­llo­nes de sus­crip­to­res, don­de tam­bién se pue­den en­con­trar otras ver­sio­nes de ‘React’ con ado­les­cen­tes y adul­tos ma­yo­res.

Ca­da vi­deo de Kids react ter­mi­na con una pre­gun­ta clave, ¿pre­fie­ren es­ta tec­no­lo­gía o la que uti­li­za­mos en la ac­tua­li­dad? Las res­pues­tas pa­re­cen ser ob­vias, pe­ro ¿us­te­des qué es­co­ge­rían?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.