RE­GIO­NES En dos años, plan del Gran Da­rién

El Con­tra­to Plan tie­ne re­cur­sos por un bi­llón de pe­sos, de los cua­les el 67% pro­vie­ne del Go­bierno Na­cio­nal.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por MA­RÍA VIC­TO­RIA CO­RREA En­via­da es­pe­cial Mon­te­ría, Cór­do­ba

Alex Díaz es el pro­fe­sor de 750 ni­ños que ca­mi­nan to­dos los días cin­co ki­ló­me­tros pa­ra apren­der in­glés. Sus es­tu­dian­tes a ve­ces lle­gan tar­de a cla­se por­que llue­ve y tam­bién lle­gan tar­de por­que ha­ce ca­lor y los 37 gra­dos cen­tí­gra­dos ma­ña­ne­ros los fre­nan. Alex es el pro­fe­sor de in­glés de la Ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va San Jo­sé del Pan­tano a 40 ki­ló­me­tros del cas­co ur­bano de Puer­to Es­con­di­do, Cór­do­ba.

El co­le­gio de Alex tie­ne 11 car­pas en las que se dic­tan cla­se. Los sa­lo­nes de la­dri­llo los tum­bó la ola in­ver­nal de 2010 y so­lo fue­ron re­cons­trui­dos al­gu­nos, por eso la ma­yo­ría de las cla­ses son en car­pas. El pro­fe ce­le­bra que ha­ya sa­lón, ta­ble­ro y si­llas. Aun­que el sue­lo sea de ba­rro y sin ai­re acon­di­cio­na­do.

Alex es uno de los 18 pro­fe­so­res cor­do­be­ses que se ga­nó una be­ca pa­ra es­tu­diar una maes­tría en la Uni­ver­si­dad de Cór­do­ba en el mar­co del con­tra­to plan de Gran Da­rién. Di­ce que cuan­do les ex­pli­ca a sus alum­nos lo que es el con­tra­to plan, no en­tien­den, pe­ro es­tá fe­liz y ellos tam­bién. Sin em­bar­go, el con­tras­te es agrio y la fe­li­ci­dad de la be­ca se ca­mu­fla al ver lle­gar to­das las ma­ña­nas a los pe­que­ños con los za­pa­tos em­ba­rra­dos. “Mis es­tu­dian­tes son com­pro­me­ti­dos. Yo va­lo­ro mu­cho ese sa­cri­fi­cio de lle­gar a la ins­ti­tu­ción. La gran ma­yo­ría de ellos son de es­tra­tos ce­ro y uno y yo les di­go que la maes­tría mía es im­por­tan­te por­que pue­do en­se­ñar­les me­jor”, di­ce es­te mu­cha­cho, pa­pá de dos ni­ños y es­po­so de una ad­mi­nis­tra­do­ra.

El ini­cio de la eje­cu­ción

El con­tra­to plan del Gran Da­rién es una ini­cia­ti­va que ape­nas arran­ca, aun­que se fir­mó el 13 de sep­tiem­bre de 2012. Ese día, los tres go­ber­na­do­res de Cór­do­ba, An­tio­quia y Cho­có, se reunie­ron en Quib­dó pa­ra anun­ciar —en un ac­to pú­bli­co y con bom­bos y pla­ti­llos— el ini­cio de un pro- yec­to que has­ta ese mo­men­to era no­ve­do­so: que tres de­par­ta­men­tos se unie­ran pa­ra su­pe­rar la po­bre­za ex­tre­ma y fo­men­ta­ra el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial. Una apues­ta que in­vo­lu­cra 25 mu­ni­ci­pios y que tie­ne una in­ver­sión de un bi­llón de pe­sos pa­ra eje­cu­tar 70 pro­yec­tos.

Ese día, —el 13 de sep­tiem­bre de 2012— el pre­si­den­te Juan Ma­nuel Santos ha­bló así: “aho­ra lo que nos co­rres­pon­de es eje­cu­tar, por­que los re­cur­sos es­tán”. Sin em­bar­go de los po­cos avan­ces que se ven, ca­si tres años des­pués, es­tá la maes­tría de Alex y de otros 135 maes­tros, al­gu­nos pro­yec­tos pro­duc­ti­vos de plá­tano y ca­cao, el man­te­ni­mien­to de al­gu­nas ca­rre­te­ras y el acue­duc­to Cos­ta­ne­ro y el de San Juan de Ura­bá. Otras apues­tas —gran­des apues­tas— como la elec­tri­fi­ca­ción de El Ti­gre, Acan­dí y Un­guía si­guen en el pa­pel. Tres años des­pués la eje­cu­ción fí­si­ca del con­tra­to es del 28 por cien­to (ver ma­pa).

El Cos­ta­ne­ro

En Ca­na­le­te, a una ho­ra de la cons­truc­ción de la plan­ta de tra­ta­mien­to en Mon­te­ría, son po­cos los que sa­ben que el pro­yec­to va tan avan­za­do y que es ver­dad —ver­dad— que ten­drán agua po­ta­ble. A lo lar­go de la ca­rre­te­ra que une a Mon­te­ría con Ca­na­le­te se ven do­ce­nas y do­ce­nas de obre­ros que tra­ba­jan abrien­do la zan­ja que trans­por­ta­rá el agua de uno de los pro­yec­tos más am­bi­cio­sos del con­tra­to plan: el acue­duc­to Cos­ta­ne­ro. Una obra que bus­ca­rá lle­var­les agua a Los Cór­do­bas, Ca­na­le­te y Puer­to Es­con­di­do y en el que se in­vier­ten cer­ca de 41.000 mi­llo­nes de pe­sos.

Gil­ber­to Es­cu­de­ro, un an­tio­que­ño que vi­ve ha­ce 18 años en Ca­na­le­te, di­ce que to­dos es­tos años ha “aguan­ta­do” to­das las cri­sis por agua. Cuen­ta que el agua lle­ga a su ca­sa ca­da ocho o diez días o nun­ca. Del nue­vo acue­duc­to lo que sa­be es que es­tán “re­gan­do” la nue­va tu­be­ría, pe­ro se­ña­la que no se sa­be pa­ra cuán­do es­ta­rá y su­po­ne que se va a de­mo­rar. R ío A tr at o

ca Cau Río

Mi­llo­nes de pe­sos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.