JU­NIOR

El Colombiano - - DEPORTES -

Cca­li­fi­có los ocho me­ses de las Águi­las Do­ra­das fue­ra de An­tio­quia como “un ver­da­de­ro via­cru­cis pa­ra la ma­yo­ría de in­te­gran­tes del club”.

Sin des­co­no­cer que “la ex­pe­rien­cia en Pe­rei­ra fue en­ri­que­ce­do­ra”, es­te la­te­ral de­re­cho de 27 años es de los más fe­li­ces con el re­torno del con­jun­to do­ra­do a sue­lo pai­sa.

“Me con­si­de­ro hom­bre de fa­mi­lia y la ida siem­pre cues­ta, ya que me to­có de­jar a mi ma­dre, tres her­ma­nos y a mi pe­que­ña hi­ja So­fía Ar­bo­le­da, quien ape­nas tie­ne cin­co años”.

No con­tar con el res­pal­do de los hin­chas, con­vi­vir con la “in­cer­ti­dum­bre de no sa­ber dón­de vas a ju­gar de lo­cal ca­da jor­na­da”, eso les pa­só es­te año, y en­tre­nar a ve­ces bien le­jos del lu­gar de la com­pe­ten­cia, fue­ron al­gu­nas de las co­sas que diez­ma­ron al equi­po que hoy vi­si­ta­rá al Ju­nior. Por eso el en­tre­na­dor

coin­ci­de con Ar­bo­le­da en que el re­gre­so, así no es­tén acos­tum­bra­dos a la can­cha sin­té­ti­ca de Rio­ne­gro, “for­ta­le­ció men­tal­men­te al gru­po y ha­ce dos se­ma­nas se no­ta otro ai­re”.

De ahí que Ar­bo­le­da ha­ya re­cu­pe­ra­do esa ale­gría que lo ca­rac­te­ri­za des­de que fue cam­peón con Rio­ne­gro en 2008 al la­do de Re­né Hi­gui­ta, a quien “siem­pre re­cor­da­ré por lo es­pe­cial que fue con no­so­tros, ya que re­par­tía su sueldo en­tre el gru­po pa­ra que tu­vié­ra­mos pa­sa­jes, por­que nos to­có vi­vir una épo­ca du­rí­si­ma con Leo­nes”.

Ya Ar­bo­le­da só­lo se preo-

D.T.:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.