ATEN­CIÓN PA­RA EL PO­LI­DE­POR­TI­VO DE ENVIGADO

El Colombiano - - OPINIÓN -

No pue­de ser que el co­li­seo del Po­li­de­por­ti­vo Sur de Envigado, sin du­da un gran es­ce­na­rio, se lo es­té co­mien­do la mu­gre, co­mo lo han de­nun­cia­do nues­tros lec­to­res, he­cho que co­rro­bo­ró EL CO­LOM­BIANO en una no­ta pe­rio­dís­ti­ca al res­pec­to. En ma­nos de quién es­tá la aten­ción de es­te es­pa- cio, má­xi­me si se tie­ne en cuen­ta que el aseo en es­ce­na­rios ve­ci­nos co­mo el es­ta­dio, la pis­ci­na, sus tri­bu­nas y ba­ños son im­pe­ca­bles... La in­dis­ci­pli­na social es tal que al fi­nal de ca­da es­pec­tácu­lo, los asis­ten­tes, ma­yo­ría adul­tos, de­jan car­gas de ba­su­ra por to­dos la­dos. No hay de­re­cho

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.