SEIS DÉ­CA­DAS SIN DIC­TA­DO­RES EN CO­LOM­BIA

El Colombiano - - OPINIÓN -

Ha­ce 60 años, un mo­vi­mien­to po­lí­ti­co, em­pre­sa­rial y cí­vi­co obli­gó al te­nien­te ge­ne­ral Gus­ta­vo Ro­jas Pi­ni­lla a re­nun­ciar a la Pre­si­den­cia, a la que ha­bía lle­ga­do por gol­pe de Es­ta­do en ju­nio de 1953. Co­lom­bia tu­vo en el si­glo XX re­gí­me­nes au­to­ri­ta­rios pe­ro so­lo un gol­pe mi­li­tar, el de Ro­jas con­tra Lau­rea- no Gó­mez. En su mo­men­to, ese gol­pe con­tó con apo­yo ma­yo­ri­ta­rio de la opi­nión. Pe­ro pron­to el ré­gi­men que­dó atra­pa­do en su pro­pia co­rrup­ción, el au­to­ri­ta­ris­mo y los abu­sos de po­der. Una de sus peo­res ma­ni­fes­ta­cio­nes fue arre­ciar la cen­su­ra de pren­sa.

El en­ton­ces di­rec­tor de EL CO­LOM­BIANO, Fer­nan­do Gó­mez Mar­tí­nez, es­cri­bió el li­bro Mor­da­za, so­bre los pa­de­ci­mien­tos de la pren­sa li­bre en esos años. La pre­sión lle­gó a tal pun­to que el ge­ren­te del dia­rio, don Ju­lio C. Hernández, fue de­te­ni­do por la te­mi­ble SIC, y li­be­ra­do por la co­mu­ni­dad pre­ci­sa­men­te el 10 de ma­yo de 1957

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.