Las em­pre­sas mi­ne­ras de­ben ha­cer pro­pues­tas in­te­li­gen­tes pa­ra ex­traer los re­cur­sos del país

El Colombiano - - ECONOMÍA - Mi­nis­tro de Mi­nas y Ener­gía de Colombia GER­MÁN AR­CE ZA­PA­TA

En el desa­rro­llo de pro­yec­tos mi­ne­ros jue­gan mu­chos fac­to­res. En es­to, to­dos es­ta­mos apren­dien­do, pe­ro re­sul­ta ne­ce­sa­rio ha­cer una apro­xi­ma­ción tem­pra­na en los te­rri­to­rios con ese po­ten­cial. A la gen­te le asus­tan los im­pac­tos de es­ta ac­ti­vi­dad, y no com­pren­den que an­tes de es­ta­ble­cer una mi­na hay una fa­se ex­plo­ra­to­ria y de es­tu­dios. Las dis­cu­sio­nes en Ca­ja­mar­ca (To­li­ma), don­de An­gloGold As­han­ti bus­ca es­ta­ble­cer una mi­na de oro, se die­ron sin que hu­bie­ra una li­cen­cia. To­do lo que ro­dea el pro­yec­to de La Co­lo­sa es un ima­gi­na­rio, no hay una li­cen­cia am­bien­tal pa­ra esa ini­cia­ti­va. De to­do lo ocu­rri­do, que­dan unas lec­cio­nes de có­mo es que se de­be lle­gar al te­rri­to­rio. Las em­pre­sas de­ben ser ca­pa­ces de ha­cer ese pro­ce­so con las co­mu­ni­da­des, ir y de­cir­les del po­ten­cial. Ha­cer­les en­ten­der que son ne­ce­sa­rias me­di­cio­nes pa­ra cal­cu­lar el ni­vel del re­cur­so, y ela­bo­rar mo­de­los eco­nó­mi­cos que per­mi­tan ha­cer pro­pues­tas in­te­li­gen­tes de co­mo desa­rro­llar las ini­cia­ti­vas. El gra­do de des­in­for­ma­ción que sur­ge fren­te a las po­si­bi­li­da­des de un pro­yec­to mi­ne­ro ter­mi­na sien­do la fuen­te con que las co­mu­ni­da­des re­suel­ven sus in­quie­tu­des. Un ca­so po­si­ti­vo lo he­mos vis­to en San­ta Ro­sas de Osos, Nor­te an­tio­que­ño, don­de Red Ea­gle Mi­ning ade­lan­tó un pro­ce­so or­ga­ni­za­do, in­vo­lu­cran­do a la co­mu­ni­dad y don­de se ha vis­to a una com­pa­ñía ca­paz de ex­pli­car to­da la his­to­ria. El ca­so de Bu­ri­ti­cá (Oc­ci­den­te an­tio­que­ño), don­de Con­ti­nen­tal Gold cons­tru­ye una mi­na, re­fle­ja una tran­si­ción, por­que allí si ha­bía un pro­ble­ma de ile­ga­li­dad. Lo que uno oye de los al­cal­des de Bu­ri­ti­cá, Ca­ñas­gor­das y Gi­ral­do es que hay ple­na se­gu­ri­dad de los efec­tos po­si­ti­vos en to­da la co­mu­ni­dad si se for­ma­li­za la ac­ti­vi­dad. La en- tra­da en ope­ra­ción de pro­yec­tos gran­des co­mo Bu­ri­ti­cá cam­bia­rán sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te las ci­fras del sec­tor mi­ne­ro. San­ta Ro­sa de Osos y Bu­ri­ti­cá son ejem­plos que de­mues­tran que el tra­ba­jo tem­prano con las po­bla­cio­nes es cla­ve, pa­ra evi­tar que la gen­te se lle­ne de des­in­for­ma­ción y de los mi­tos de re­des so­cia­les. Es así co­mo apa­re­cen en al­gu­nos pro­yec­tos ata­ques con­tra las em­pre­sas, pe­ro el men­sa­je pa­ra An­gloGold y otras que es­tán te­nien­do es­tos pro­ble­mas es que hay apren­di­za­jes que les po­si­bi­li­ta­ría lo­grar con­sen­sos. En las pri­me­ras eta­pas de un pro­yec­to mi­ne­ro jue­gan un pa­pel im­por­tan­te el Es­ta­do y las em­pre­sas, pues de ma­ne­ra con­jun­ta se de­ben ar­mo­ni­zar ac­ti­vi­da­des de so­cia­li­za­ción con la con­ser­va­ción y pro­tec­ción del me­dio am­bien­te, con el am­pa­ro de la in­te­gri­dad so­cial y eco­nó­mi­ca de la re­gión y con el res­pe­to de los de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les de co­mu­ni­da­des que ha­bi­tan en el área de in­fluen­cia de los pro­yec­tos. Di­ría que ne­ce­si­ta­mos cons­truir con­fian­za en­tre las par­tes in­vo­lu­cra­das, en­tre los go­bier­nos na­cio­nal, re­gio­nal y mu­ni­ci­pal, así co­mo en­tre el sec­tor pro­duc­ti­vo y las co­mu­ni­da­des. De­be­mos lo­grar es­pa­cios par­ti­ci­pa­ti­vos en el desa­rro­llo de pro­yec­tos mi­ne­ros y rea­li­zar cam­pa­ñas de in­for­ma­ción y so­cia­li­za­ción pa­ra con­tar bon­da­des y be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos y so­cia­les que ge­ne­ra la mi­ne­ría. Se­gui­mos tra­ba­jan­do pa­ra con­so­li­dar un sec­tor mi­ne­ro or­ga­ni­za­do, le­gí­ti­mo, in­clu­yen­te y com­pe­ti­ti­vo, ge­ne­ra­dor de desa­rro­llo que ser­vi­rá de apo­yo pa­ra el apa­lan­ca­mien­to del pos­con­flic­to. No po­de­mos ol­vi­dar que la mi­ne­ría bien he­cha ge­ne­ra cer­ca de 1,75 mi­llo­nes de em­pleos y en los úl­ti­mos cin­co años, le ha apor­ta­do al país, so­lo en re­ga­lías, más de 10 bi­llo­nes de pe­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.