ATA­QUE CI­BER­NÉ­TI­CO PLA­NE­TA­RIO: LA TEC­NO­LO­GÍA Y LA FRA­GI­LI­DAD DEL MUN­DO

El Colombiano - - OPINIÓN -

Ha si­do un ata­que sin pre­ce­den­tes, por su mag­ni­tud y su for­ma en­vol­ven­te de de­jar sin res­pues­ta a sus mi­llo­nes de víc­ti­mas. Sin pre­ce­den­tes pe­ro no ines­pe­ra­do: los ma­yo­res ex­per­tos en cy­ber­se­gu­ri­dad y los di­rec­to­res de agen­cias de in­te­li­gen­cia ha­bían ad­ver­ti­do des­de años atrás que los ata­ques in- for­má­ti­cos im­pli­ca­rían un ries­go mun­dial de la mis­ma gra­ve­dad que el te­rro­ris­mo.

En es­ta mo­da­li­dad cri­mi­nal no hay san­gre ni muer­tos pe­ro se ge­ne­ra un colapso de con­se­cuen­cias in­sos­pe­cha­das. La or­ga­ni­za­ción de cual­quier ac­ti­vi­dad en el mun­do con­tem­po­rá­neo se apo­ya en la in­for­má­ti­ca. Que a ella ten­gan ca­pa­ci­dad de acceso hac­kers des­de cual­quier par­te, ha­ce al mun­do vul­ne­ra­ble, pues si bien la tec­no­lo­gía avan­za a ve­lo­ci­dad inata­ja­ble, en pa­ra­le­lo van tam­bién los pi­ra­tas informáticos y su ca­pa­ci­dad in­fi­ni­ta de en­con­trar hue­cos por don­de me­ter­se y ro­bar ya no bie­nes ma­te­ria­les, sino in­tan­gi­bles pe­ro con va­lor transac­cio­nal, co­mo esa mo­ne­da vir­tual (bit­coin).

Per­so­nas, em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes de más de cien paí­ses han re­sul­ta­do afec­ta­das. Se les exi­ge un “res­ca­te” por re­cu­pe­rar la in­for­ma­ción que les ha si­do “se­cues­tra­da” por cap­to­res in­vi­si­bles y se­gu­ra­men­te ilo­ca­li­za­bles. Un es­ce­na­rio ha­ce unos años ci- ne­ma­to­grá­fi­co pe­ro hoy en día real, co­mo real es la om­ni­pre­sen­cia de las tec­no­lo­gías apli­ca­das a ca­da uno de los ám­bi­tos de la vi­da contemporánea. El mun­do vi­ve un quie­bre y asis­ti­mos a uno de los ma­yo­res desafíos al cual ha­brá que apli­car to­da la in­te­li­gen­cia y la ca­pa­ci­dad de res­pues­ta de los Es­ta­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.