UN CO­RA­ZÓN JO­VEN NO SE DO­BLE­GA AN­TE LA GLO­BA­LI­ZA­CIÓN DE LA IN­DI­FE­REN­CIA

El Colombiano - - OPINIÓN - Por JOR­GE MARIO BER­GO­GLIO

Pa­pa Fran­cis­co, Car­ta a los jó­ve­nes del mun­do (13/01/17) Cuan­do Dios le di­ce a Abrahán «Ve­te», ¿qué que­ría de­cir­le? Cier­ta­men­te no le pe­día huir de los su­yos o del mun­do. Su in­vi­ta­ción fue una fuer­te pro­vo­ca­ción pa­ra que de­ja­se to­do y se en­ca­mi­na­se ha­cia una tie­rra nueva. Di­cha tie­rra, ¿no es aca­so pa­ra us­te­des aque­lla so­cie­dad más jus­ta y fra­ter­na que desean pro­fun­da­men­te y que quie­ren cons­truir has­ta las pe­ri­fe­rias del mun­do?

(...) Mu­chos jó­ve­nes en­tre us­te­des es­tán so­me­ti­dos al chan­ta­je de la vio­len­cia y se ven obli­ga­dos a huir de la tie­rra na­tal.

(...) Du­ran­te la aper­tu­ra de la úl­ti­ma Jor­na­da Mun­dial de la Ju­ven­tud, les pre­gun­té va­rias ve­ces: «Las co­sas, ¿se pue­den cam­biar?». Y us­te­des ex­cla­ma­ron jun­tos a gran voz «¡sí!». Esa es una res­pues­ta que na­ce de un co­ra­zón jo­ven que no so­por­ta la in­jus­ti­cia y no pue­de do­ble­gar­se a la cul­tu­ra del des­car­te, ni ce­der an­te la glo­ba­li­za­ción de la in­di­fe­ren­cia. ¡Es­cu­chen ese gri­to que vie­ne de lo más ín­ti­mo!

(...) Un mun­do me­jor se cons­tru­ye tam­bién gra­cias a us­te­des, que siem­pre desean cam­biar y ser ge­ne­ro­sos. No ten­gan mie­do de es­cu­char al Es­pí­ri­tu que les su­gie­re op­cio­nes au­da­ces, no pier­dan tiem­po cuan­do la con­cien­cia les pi­da arries­gar pa­ra se­guir al Maes­tro. Tam­bién la Igle­sia desea po­ner­se a la es­cu­cha de la voz, de la sen­si­bi­li­dad, de la fe de ca­da uno; así co­mo tam­bién de las du­das y las crí­ti­cas. Ha­gan sen­tir a to­dos el gri­to de us­te­des, dé­jen­lo re­so­nar en las co­mu­ni­da­des

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.