Anot­her Fo­re­ver, de Juan Za­pa­ta

El Colombiano - - TENDENCIAS - OS­WAL­DO OSO­RIO Crí­ti­co de ci­ne

El va­cío de una pér­di­da El due­lo es una de las si­tua­cio­nes más crí­ti­cas en la exis­ten­cia de cual­quier per­so­na. Aun­que es­tán bien de­fi­ni­das las eta­pas por las que al­guien pa­sa en es­tas cir­cuns­tan­cias y el ci­ne ha re­cu­rri­do a es­te te­ma con in­sis­ten­te fre­cuen­cia, ca­da pe­lí­cu­la pro­po­ne su pro­pia for­ma de dar cuen­ta de él. En el ca­so de es­ta pe­lí­cu­la, di­ri­gi­da por el co­lom­biano Juan Za­pa­ta, se ha­ce a par­tir del si­len­cio, la mi­ra­da con­tem­pla­ti­va del re­la­to y la es­truc­tu­ra na­rra­ti­va. Es­cri­ta por el di­rec­tor y la ac­triz bra­si­le­ña Da­nie­la Es­co­bar, quien tam­bién pro­ta­go­ni­za el fil­me, es­ta his­to­ria ape­la a una economía de re­cur­sos en tér­mi­nos ar­gu­men­ta­les y dra­ma­túr­gi­cos, pues pa­re­ce que lo que más le in­tere­sa es ese pai­sa­je emo­cio­nal de Ali­ce, lue­go de la pér­di­da de su es­po­so, un pai­sa­je cons­ti­tui­do ma­yor­men­te por la au­sen­cia de pi­cos o de cual­quier otro ges­to que re­ve­le al­gún in­te­rés por al­go que no sea dis­tin­to al va­cío y el en­si­mis­ma­mien­to. La prin­ci­pal apues­ta ex­pre­si­va de es­ta pe­lí­cu­la es­tá en la es­truc­tu­ra na­rra­ti­va que pro­po­ne, la cual es­tá de­fi­ni­da por un sis­te­má­ti­co pa­so del pa­sa­do al pre­sen­te, es­to es, cuan­do la pa­re­ja vi­vía un fe­liz idi­lio, por un la­do, y cuan­do Ali­ce se en­cuen­tra en ese es­ta­do ca­si ca­ta­tó­ni­co, por el otro. Es en el con­tras­te en­tre uno y otro mo­men­to don­de ra­di­ca la mi­ra­da al due­lo que pro­po­nen los rea­li­za­do­res, pues el do­lor de ese mo­men­to es evi­den­te­men­te po­ten­cia­do por la com­pa­ra­ción en­tre uno y otro es­ta­do. Ade­más, es­te con­tras­te es re­for­za­do por ele­men­tos co­mo la luz (más vi­va y bri­llan­te en el pri­mer mo­men­to), el di­na­mis­mo de la cá­ma­ra cuan­do mues­tra el pa­sa­do y su es­ta­tis­mo re­gis­tran­do en el pre­sen­te, y es­pe­cial­men­te, con la for­ma co­mo co­nec­ta es­ce­nas y ele­men­tos en­tre ese es­ta­do de fe­li­ci­dad y el otro de tris­te­za. El re­sul­ta­do es un contrapunto que fun­cio­na muy bien pa­ra ha­blar de ese do­lor y esa ra­di­cal for­ma en que pue­de cam­biar la vi­da de una per­so­na cuan­do su­fre una pér­di­da. No obs­tan­te, no ne­ce­sa­ria­men­te es­tá bien pen­sa­da for­ma de pre­sen­tar y con­tras­tar las cir­cuns­tan­cias de un due­lo la ha­cen una pe­lí­cu­la es­pe­cial­men­te emotiva o sen­si­ble con el te­ma. A pe­sar de es­tos re­cur­sos na­rra­ti­vos y dra­má­ti­cos, to­do el re­la­to en el fon­do se an­to­ja un po­co dis­tan­te y cal­cu­la­do, qui­tán­do­le la in­ten­si­dad emo­cio­nal que po­dría te­ner un te­ma y un per­so­na­je co­mo es­tos. El re­sul­ta­do, en­ton­ces, es una pe­lí­cu­la in­te­li­gen­te y con sus ele­men­tos bien de­fi­ni­dos, pe­ro que no con­si­gue por com­ple­to co­nec­tar emo­ti­va­men­te con su pro­ta­go­nis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.