LI­BE­RE LOS BAN­COS PA­RA ES­TI­MU­LAR A LOS NE­GO­CIOS PE­QUE­ÑOS

El Colombiano - - OPINIÓN - Por HAL S. SCOTT re­dac­cion@el­co­lom­biano.com.co

En al­gún lu­gar de los Es­ta­dos Uni­dos en es­te momento, un em­pren­de­dor es­tá te­nien­do pro­ble­mas con­si­guien­do un prés­ta­mo de pe­que­ños ne­go­cios pa­ra la ex­pan­sión. ¿La ra­zón? El ban­co es­tá com­pro­me­ti­do con man­te­ner una gran por­ción de su di­ne­ro co­mo deu­da gu­ber­na­men­tal.

Des­pués de la cri­sis fi­nan­cie- ra, el go­bierno, en la for­ma de la Re­ser­va Fe­de­ral, el Con­tro­la­dor de la Mo­ne­da y la Cor­po­ra­ción Fe­de­ral de Seguros de De­pó­si­tos im­pu­sie­ron re­qui­si­tos de li­qui­dez que obli­gan a los ban­cos con ac­ti­vos de más de 50.000 mi­llo­nes de dó­la­res man­te­ner enor­mes su­mas de deu­da pú­bli­ca co­mo ac­ti­vos lí­qui­dos.

Es­tos ac­ti­vos re­pre­sen­tan $4,3 tri­llo­nes en deu­da con el go­bierno, o más o me­nos una cuar­ta par­te de to­dos los ac­ti­vos ban­ca­rios es­ta­dou­ni­den­ses. In­clu­yen 1,75 bi­llo­nes de dó­la­res en de­pó­si­tos ban­ca­rios man­te­ni­dos en la Fed, 1,5 bi­llo­nes de dó­la­res en tí­tu­los res­pal­da­dos por hi­po­te­cas ga­ran­ti­za­das por Fan­nie Mae y Freddie Mac y 560.000 mi­llo­nes en te­so­re­rías de EE.UU.

Los ban­cos ame­ri­ca­nos ver­da­de­ra­men­te es­tán re­ple­tos de deu­da pú­bli­ca en ni­ve­les cin­co ve­ces ma­yo­res que la épo­ca an­tes de la cri­sis. Si el presidente

Do­nald Trump quie­re cum­plir con su pro­me­sa de au­men­tar los prés­ta­mos a las pe­que­ñas em­pre­sas, debe co­men­zar por la re­duc­ción de es­tos re­qui­si­tos.

Los re­qui­si­tos de li­qui­dez de los ban­cos tie­nen un cos­to muy al­to pa­ra la eco­no­mía. Los es­tu­dios mues­tran que re­du­cen los prés­ta­mos ban­ca­rios ge­ne­ra­les de 3 a 5 por cien­to y au­men­tan las ta­sas de in­te­rés de 15 a 30 pun­tos bá­si­cos. Y de hecho, los prés­ta­mos pa­ra pe­que­ñas em­pre­sas han dis­mi­nui­do en el tiem­po des­de que los re­gu­la­do­res los im­pu­sie­ron.

En úl­ti­ma ins­tan­cia, se­gún una en­cues­ta de es­tu­dios de la Ofi­ci­na de In­ves­ti­ga­ción Fi­nan­cie­ra del Te­so­ro, los re­qui­si­tos de li­qui­dez re­du­cen el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co en has­ta 3 pun­tos por­cen­tua­les.lll

Es­tos re­que­ri­mien­tos de li­qui­dez se­gui­rán atan­do las ma­nos de los ban­cos in­clu­so aun­que la Fed dis­mi­nu­ya su ba­lan­ce. Cuan­do la Fed re­du­ce sus bo­nos del Te­so­ro de Es­ta­dos Uni­dos y deu­da res­pal­da­da por hi­po­te­cas, tam­bién debe re­du­cir el ex­ce­so de re­ser­vas de las que los ban­cos de­pen­den pa­ra cum­plir con los re­qui­si­tos de li­qui­dez. Co­mo re­sul­ta­do, los ban­cos ame­ri­ca­nos ten­drán que com­prar más te­so­re­ría y deu­da res­pal­da­da por hi­po­te­cas y por lo tan­to no ten­drá ca­pa­ci­dad pa­ra ha­cer prés­ta­mos pri­va­dos a los pe­que­ños ne­go- cios y due­ños de ho­ga­res que ne­ce­si­tan prés­ta­mos.

Te­nien­do en cuen­ta que el cos­to de los re­qui­si­tos de li­qui­dez de los ban­cos es cla­ra­men­te tan al­to, de­be­rían pro­por­cio­nar una es­ta­bi­li­dad pro­por­cio­nal al sis­te­ma fi­nan­cie­ro. De­sa­for­tu­na­da­men­te, hay bue­nas ra­zo­nes pa­ra el es­cep­ti­cis­mo en es­te fren­te.

Los re­que­ri­mien­tos de li­qui­dez ban­ca­ria po­drían em­peo­rar una cri­sis a me­di­da que los ban­cos se ven obli­ga­dos a guar­dar ac­ti­vos lí­qui­dos y por lo tan­to son in­ca­pa­ces de pres­tar unos a otros. Esa es la peor me­di­ci­na: en una cri­sis, uno quie­re que los ban­cos le pres­ten a otras ins­ti­tu­cio­nes que ne­ce­si­tan di­ne­ro.

Va­rios eco­no­mis­tas con- ser­va­do­res des­ta­ca­dos y yo re­cien­te­men­te he­mos hecho un lla­ma­do pa­ra que la Re­ser­va Fe­de­ral es­ta­blez­ca un mar­co de tra­ba­jo pa­ra cual­quier prés­ta­mos de la Fed du­ran­te una cri­sis fi­nan­cie­ra.

Un con­tri­bu­yen­te clave a la cri­sis de 2008 fue que la Fed sim­ple­men­te no es­ta­ba pre­pa­ra­da, y por lo tan­to el mer­ca­do no te­nía con­fian­za en que nin­gu­na ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra es­ta­ría pro­te­gi­da.

En lu­gar de con­fiar en los re­qui­si­tos de li­qui­dez cos­to­sos y no pro­ba­dos, lo que ne­ce­si­ta­mos es que la Fed ten­ga un plan de có­mo va­lo­ra­ría y pres­ta­ría con­tra las ga­ran­tías pri­va­das, in­clui­dos los prés­ta­mos pa­ra pe­que­ñas em­pre­sas y las hi­po­te­cas re­si­den­cia­les, que tie­nen las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras sol­ven­tes.

Los re­que­ri­mien­tos de li­qui­dez no nos pueden sal­var de la si­guien­te cri­sis, y pueden em­peo­rar esa cri­sis. Mien­tras tan­to, to­do el di­ne­ro acu­mu­la­do en los ban­cos se­ría me­jor in­ver­ti­do en com­pa­ñías que im­pul­sen el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Es ho­ra de que los pe­que­ños ne­go­cios por to­do el país de­jen de pa­gar por los erro­res de Wall Street

Los re­que­ri­mien­tos de li­qui­dez ban­ca­ria po­drían em­peo­rar una cri­sis a me­di­da que los ban­cos se ven obli­ga­dos a guar­dar ac­ti­vos lí­qui­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.