Por Ru­sia, EE. UU. se jue­ga la con­fian­za del mun­do

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por MA­RIA­NA ESCOBAR ROL­DÁN AFP

Los ex­per­tos afir­man que la en­tre­ga de in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da de Trump al Krem­lin po­ne en ries­go la re­la­ción con los alia­dos.

Las re­ve­la­cio­nes del Was­hing­ton Post, en las que se afir­ma que Do­nald Trump en­tre­gó in­for­ma­ción sen­si­ble y se­cre­ta con al­tos fun­cio­na­rios del Krem­lin ha­ce ape­nas una se­ma­na y en la pro­pia Ca­sa Blanca, tu­vo dos nue­vos ca­pí­tu­los.

El pri­me­ro, la reac­ción del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, quien ase­gu­ró es­tar en “el de­re­cho ab­so­lu­to” de com­par­tir con Ru­sia los ha­llaz­gos de in­te­li­gen­cia so­bre la po­si­bi­li­dad de que Es­ta­do Is­lá­mi­co uti­li­ce compu­tado­res por­tá­ti­les pa­ra rea­li­zar al­gún ti­po de ata­que te­rro­ris­ta en vue­los co­mer­cia­les.

El otro lo en­tre­gó el dia­rio The New York Ti­mes. Se­gún un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do en su web, la in­for­ma­ción se­cre­ta que Trump com­par­tió con Mos­cú fue apor­ta­da por Is­rael, aún cuan­do es­te país le ha­bía so­li­ci­ta­do a Was­hing­ton ser cui­da­do­so con los da­tos.

De acuer­do con Da­vid Shirk, di­rec­tor de la maes­tría en Cien­cias Po­lí­ti­cas y Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad de San Diego, en Ca­li­for­nia, el an­te­rior es­ce­na­rio so­lo agra­va el am­bien­te de des­con­fian­za sem­bra­do por los víncu­los que se in­ves­ti­gan en­tre miem­bros del ga­bi­ne­te de Trump con el Go­bierno de Ru­sia.

“La re­la­ción es tan cer­ca­na co­mo preo­cu­pan­te, y es la prue­ba de que al­go su­ce­de en­tre Trump y Pu­tin. No po­de­mos pa­sar es­to sin sos­pe­char de la in­fluen­cia in­de­bi­da de Ru­sia en nues­tra po­lí­ti­ca. He­mos per­di­do la con­fian­za en nues­tro pre­si­den­te y él aho­ra per­dió el be­ne­fi­cio de la du­da que aún le que­da­ba”, ase­ve­ra el ex­per­to, y agre­ga que el he­cho de que el man­da­ta­rio hu­bie­ra com­par­ti­do la in­for­ma­ción con su enemi­go his­tó­ri­co, “re­ve­la o un cam­bio to­tal de las nor­mas y prác­ti­cas de la in­te­li­gen­cia o la tor­pe­za y fal­ta de pre­pa­ra­ción de nues­tro pre­si­den­te”.

Y es que se­gún de­ta­lla Shirk,

EE. UU. so­lo le re­ve­la in­for­ma­ción de es­te ti­po a su círcu­lo más ín­ti­mo de con­fian­za, al del Club de los Cin­co Ojos, una alian­za que el país man­tie­ne des­de fi­na­les de la Se­gun­da Gue­rra Mundial con Reino Uni­do, Nue­va Ze­lan­da, Aus­tra­lia y Ca­na­dá. “Ha­cer­lo con un país dis­tin­to es un ac­to in­creí­ble­men­te ton­to y mal pen­sa­do que pue­de rom­per la con­fian­za con los alia­dos”, con­clu­ye el ex­per­to.

La otra frac­tu­ra que pue­de ge­ne­rar Trump con es­to po­dría te­ner lu­gar en el Con­gre­so. Juan Her­nán­dez, ase­sor del Par­ti­do Re­pu­bli­cano, men­cio­na que “es una des­gra­cia pa­ra los re­pu­bli­ca­nos es­cu­char que el pre­si­den­te cam­bia su men­sa­je tan fá­cil res­pec­to a Ru­sia y le en­tre­ga in­for­ma­ción privada. Él vi­ve en su pro­pia reali­dad de mag­na­te y nos po­ne en ries­go”. A eso se su­ma que el Con­gre­so, de mayoría re­pu­bli­ca­na, se­rá aún más es­cép­ti­co a la ho­ra de apo­yar las pro­pues­tas del Eje­cu­ti­vo

FO­TO

Trump se reunió la se­ma­na pa­sa­da con el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res de Ru­sia, Ser­guéi La­vrov, y em­ba­ja­dor ru­so, Ser­gey Kisl­yak.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.