Or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les se­rán es­cu­cha­das en Qui­to

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por RI­CAR­DO MONSALVE GA­VI­RIA

Ana­lis­tas creen que es­ta nue­va etapa con esa gue­rri­lla se­rá de mu­cho diá­lo­go, pe­ro no de mu­chos avan­ces.

Con un desa­yuno en el que tam­bién par­ti­ci­pó el pre­si­den­te de Ecuador Ra­fael Co­rrea, ini­ció en la ciu­dad de Qui­to, el se­gun­do ci­clo de las con­ver­sa­cio­nes de paz en­tre la gue­rri­lla del Eln y el Go­bierno co­lom­biano.

“Ve­ni­mos dis­pues­tos a avan­zar en acuer­dos que pro­te­jan a la po­bla­ción ci­vil de ser víc­ti­ma del con­flic­to”, ex­pre­só Juan Camilo Res­tre­po, je­fe del equi­po ne­go­cia­dor del Go­bierno.

Pa­ra es­ta nue­va etapa, las de­le­ga­cio­nes es­cu­cha­rán a 80 per­so­nas que in­te­gran 24 or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les quie­nes ex­pon­drán sus vi­sio­nes so­bre có­mo se­ría la me­jor me­to­do­lo­gía pa­ra la par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad en es­tas con­ver­sa­cio­nes de paz, que es uno de los pi­la­res de es­ta se­gun­da par­te.

Avan­ces en te­mas hu­ma­ni­ta­rios es lo que se es­pe­ra de es­te ci­clo. Es de ano­tar que an­tes de ter­mi­nar la pri­me­ra par­te de los acer­ca­mien­tos, el pa­sa­do 6 de abril, tan­to el Go­bierno co­mo el Eln anun­cia­ron que el des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio po­dría ser la me­di­da pa­ra ini­ciar un deses­ca­la­mien­to del con­flic­to.

¿Fa­se con po­cos re­sul­ta­dos?

Pa­ra los ana­lis­tas con­sul­ta­dos por es­te dia­rio, es­ta fa­se pue­de ser un ci­clo de mu­cho diá­lo­go, pe­ro de po­cos acuer­dos. Ade­más es­tá mar­ca­do por un am­bien­te de des­con­fian­za tras los re­cien­tes ata­ques del Eln a la in­fra­es­truc­tu­ra pe­tro­le­ra y a la Fuer­za Pú­bli­ca.

Car­los Ve­lan­dia, exin­te­gran­te de ese gru­po gue­rri­lle­ro y ac­tual ase­sor de paz, cree que la des­con­fian­za es el co­mún de­no­mi­na­dor pa­ra es­ta nue­va par­te de las ne­go­cia­cio­nes, sin em­bar­go “esa fue una de­ci­sión que se to­mó de ne­go­ciar en me­dio del con­flic­to y por eso tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de cons­truir con más agi­li­dad los di­fe­ren­tes acuer­dos”.

Es muy pro­ba­ble que a mi­tad de es­te pe­rio­do, agre­gó Ve­lan­dia, se ten­ga un anun­cio so­bre des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio, co­mo avan­ce en ese pun­to y la

po­bla­ción de Sa­ma­nie­go, Na­ri­ño, u otro mu­ni­ci­pio en el sur de Bo­lí­var, pue­den ser es­co­gi­dos pa­ra es­tas ac­ti­vi­da­des, “jus­ta­men­te por­que allí el con­flic­to no tie­ne la in­ten­si­dad co­mo por ejem­plo en Cho­có, don­de se si­guen ins­ta­lan­do mi­nas an­ti­per­so­nal”, agre­ga.

Por su par­te, Eduar­do Ál­va­rez Vanegas, di­rec­tor del área de di­ná­mi­cas de con­flic­to y ne­go­cia­cio­nes de la Fun­da­ción Ideas pa­ra la Paz, cree que aun­que es po­si­ti­vo que los diá­lo­gos con­ti­núen, tam­bién se co­rre el ries­go de que pue­dan ser mu­chos ci­clos sin re­sul­ta­dos im­por­tan­tes.

“Es una fa­se que arran­ca dis­cu­tien­do dos te­mas que son fun­da­men­ta­les (par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na y ac­cio­nes hu­ma­ni­ta­rias). Se lle­ga con una can­ti­dad de men­sa­jes bas­tan­te tor­pes y equi­vo­ca­dos por par­te del Eln, por sus ata­ques e im­pac­to hu­ma­ni­ta­rio por vo­la­du­ra de oleo­duc­tos, es tam­bién una ma­ne­ra de pre­sio­nar que las ne­go­cia­cio­nes se ha­gan con un ce­se de hos­ti­li­da­des bi­la­te­ral”.

Pa­ra Ál­va­rez la re­cien­te reunión sos­te­ni­da en­tre los lí­de­res del Eln y las Farc en Cu­ba, po­dría te­ner al­gún efec­to po­si­ti­vo pa­ra el desa­rro­llo de las con­ver­sa­cio­nes de paz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.