Iden­ti­fi­can fauna y flora de 8 par­ques de El Poblado

Eco­lo­gis­tas di­cen que la co­mu­na 14 te­nía una ma­yor di­ver­si­dad eco­ló­gi­ca, en­tre la cual ha­bía mo­nos ti­tí, igua­nas y pe­ces en al­gu­nas que­bra­das.

El Colombiano - - METRO - Por RO­DRI­GO MAR­TÍ­NEZ ARANGO RÓBINSON SÁENZ

Un es­tu­dio rea­li­za­do en ocho par­ques de El Poblado, por la Se­cre­ta­ría de Me­dio Am­bien­te de Me­de­llín, iden­ti­fi­có 205 especies de fauna y flora que aún con­ser­va esa co­mu­na del su­ro­rien­te de la ciu­dad.

La in­ves­ti­ga­ción se reali­zó en los par­ques cen­tral, Lle­ras, La Bai­la­ri­na, Ciu­dad del Río, los Án­ge­les 1 y 2, y los li­nea­les de la que­bra­da La Pre­si­den­ta y La Fron­te­ra.

El se­cre­ta­rio de Me­dio Am­bien­te, Ós­car Ho­yos, quien ayer pre­sen­tó un vi­deo con el in­ven­ta­rio, al ini­ciar­se la se­ma­na de la Co­lom­bio­di­ver­si­dad, di­jo que es­te tra­ba­jo se reali­zó en 4 me­ses y se hi­zo co­mo un lla­ma­do a la co­mu­ni­dad para que co­noz­ca y va­lo­re los re­cur­sos na­tu­ra­les que tie­ne en su en­torno y ayu­de a pre­ser­var­los.

So­bre las plan­tas, di­jo que en­con­tra­ron mus­gos, he­le­chos, bro­me­lias, gua­ya­bos, man­gos, za­po­tes, ma­dro­ños, al­ga­rro­bos, na­ran­jos, cei­bas, bú­ca­ros, ca­fé, pen­cas sá­bi­la, gua­ná­ba­nos y li­mo­nes, en­tre otros. En­tre ma­mí­fe­ros fue­ron en­con­tra­dos abun­dan­tes ar­di­llas, mur­cié­la­gos y za­ri­güe­yas.

Des­ta­có que la flora de El Poblado ha­lla­da en es­tos par­ques per­mi­te cap­tu­rar al año cer­ca de 1.832 ki­los de CO2, gas de efec­to in­ver­na­de­ro.

Se per­dió bio­di­ver­si­dad

Fer­nan­do Ál­va­rez, coor­di­na­dor de la Me­sa Am­bien­tal de El Poblado, ex­pre­só que el es­tu­dio es muy im­por­tan­te, pe­ro ase­gu­ra que no se pue­de des­co­no­cer que la cons­truc­ción hi­zo des­apa­re­cer, ahu­yen­tó y des­pla­zó nu­me­ro­sas especies que has­ta ha­ce cin­co años aún se ob­ser­va­ban en es­te sec­tor de Me­de­llín.

In­di­có que un ejem­plo de ello es la que­bra­da La Su­cia, en la Lo­ma de Los Gon­zá­lez, que te­nía pe­ces y pe­que­ños can­gre­jos, hoy des­apa­re­ci­dos, al igual que los mo­nos ti­tí, que se ob­ser­va­ban en el sec­tor de San­ta Ma­ría de Los Án­ge­les, e, in­clu­so, las igua­nas, que ha­bi­ta­ban en las ri­be­ras de las prin­ci­pa­les que­bra­das de El Poblado.

De otra par­te, mu­chas de las especies de aves que que­dan se han te­ni­do que adap­tar a los re­tos de la cons­truc-

ción y ha­cen sus ni­dos en pos­tes de ener­gía y mar­que­si­nas de los edi­fi­cios.

Juan Gui­ller­mo Pá­ra­mo, di­rec­tor de Ani­maNa­tu­ra­lis, di­jo que le ale­gra sa­ber que exis­te to­da es­ta va­rie­dad de especies, pe­ro es preo­cu­pan­te las que se han te­ni­do que ir por la gran can­ti­dad de cons­truc­cio­nes que las han des­pla­za­do al des­truir su há­bi­tat.

“Es­pe­ra­mos que las que aún que­dan no co­rran con la mis­ma suer­te. Con­fia­mos en

que es­tos pro­gra­mas de la Se­cre­ta­ría de Me­dio Am­bien­te y del Área Me­tro­po­li­ta­na, de re­fo­res­tar y con­tro­lar la ta­la de los ár­bo­les, per­mi­tan crear los há­bi­tats para que es­ta can­ti­dad de especies no se va­yan ni de El Poblado ni del Va­lle de Abu­rrá”, di­jo el ex­per­to.

Opi­nó que es im­por­tan­te que, en me­dio de tan­ta des­truc­ción, los ani­ma­les se re­sis­ten a mo­rir, “pe­ro te­ne­mos que crear­les am­bien­tes pro­pi­cios y edu­car a la gen­te para

que no los ma­te, co­mo pa­sa con las za­ri­güe­yas, que la gen­te las ata­ca y las en­ve­ne­na”.

La or­ni­tó­lo­ga Ana Ma­ría Pie­drahí­ta, quien ha­ce 22 años tie­ne ce­ba­de­ros en el bal­cón de su ca­sa en el ba­rrio Pa­tio Bo­ni­to, di­jo que las especies que han si­do des­pla­za­das por la cons­truc­ción en la par­te al­ta de El Poblado es­tán au­men­tan­do allí, co­mo aves, ar­di­llas, la­gar­ti­jas y, desde ha­ce seis me­ses, han apa­re­ci­do nu­me­ro­sas ibis o co­qui­tos en la cuen­ca de la que­bra­da La Pre­si­den­ta, que pa­sa al fren­te de su ca­sa.

Re­la­tó que en es­tos mo­men­tos lle­gan a su bal­cón 22 especies, en­tre, co­li­bríes, car­pin­te­ros, lo­ros y pe­ri­cos.

Agre­gó que en la ob­ser­va­ción que le ha­ce a dia­rio a los ár­bo­les de los en­tor­nos de su vi­vien­da y a los de la cuen­ca de la que­bra­da, no­tó que en­tre oc­tu­bre y abril (los me­ses más fríos en el he­mis­fe­rio nor­te) lle­ga­ron aves mi­gra­to­rias, pro­ve­nien­tes de Nor­tea­mé­ri­ca, co­mo las pi­ran­gas y reini­tas

FOTO

Lo­ros y pe­ri­cos han ido re­tor­nan­do en los úl­ti­mos años a las zo­nas ver­des de la co­mu­na de El Poblado.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.