NI DE LE­JOS, ES­TÁN EN CA­PA­CI­DAD DE DESBORDAR A LA PO­LI­CÍA Y EL ES­TA­DO

El Colombiano - - OPINIÓN - Por CO­RO­NEL LUIS EDUARDO SOLER Co­man­dan­te del De­par­ta­men­to de Po­li­cía Ura­bá

No es­tán ni cer­ca de desbordar las ca­pa­ci­da­des de la ins­ti­tu­ción. Si re­vi­sa­mos, no po­de­mos ha­blar de una si­tua­ción sos­te­ni­da. No hay com­pa­ra­ción con los peo­res años de

Pa­blo Escobar y del Car­tel, es­to es mu­chí­si­mo más pe­que­ño. So­mos de me­mo­ria cor­ta y ol­vi­da­mos las si­tua­cio­nes que vi­vió la Po­li­cía Na­cio­nal en su con­tra. Es­tán to­man­do el ca­mino de Escobar y, si no se en­tre­gan, van a ter­mi­nar co­mo él: neu­tra­li­za­dos.

Es­te es un in­ten­to de reac­ción a un con­jun­to de ope­ra­ti­vos con­tun­den­tes, no solo en Ura­bá sino en otros lu­ga­res del país. Aquí neu­tra­li­za­mos a ca­be­ci­llas, lo que los afec­tó mu­cho (alias “Ra­mi­ro Bi­go- tes”, “Bal­boa” y “Tas­ma­nia”). Ade­más de los gol­pes a otros es­la­bo­nes de es­ta ca­de­na cri­mi­nal. Dro­gas, ar­mas, la­bo­ra­to­rios, mi­ne­ría ile­gal, a ve­ces en cues­tión de 24 ho­ras.

Por eso hay un res­que­bra­ja­mien­to de ellos. Es­tán sin­tien­do la as­fi­xia y la me­jor mues­tra es que al gol­pear­los, y a sus ren­tas cri­mi­na­les, em- pie­zan a ex­tor­sio­nar.

El de­ses­pe­ro se des­cu­bre no solo por la­bo­res de in­te­li­gen­cia sino por­que re­ci­bi­mos de­nun­cias y de­la­cio­nes por los abusos que co­me­ten para man­te­ner­se y fre­nar la ofen­si­va de la Fuer­za Pú­bli­ca.

Ellos bus­can que la Po­li­cía se des­mo­ra­li­ce y, cla­ra­men­te, no va­mos a pa­rar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.