¿Qué es una clí­ni­ca de ga­ra­je en Me­de­llín?

El Colombiano - - TENDENCIAS - INVITADO BER­NAR­DO A. GUE­RRA H. Mé­di­co y con­ce­jal de Me­de­llín

“Tie­ne más de es­té­ti­ca que de éti­ca. To­do es me­ra apa­rien­cia. Son ca­sas acon­di­cio­na­das y re­for­ma­das don­de se de­be­rían prac­ti­car pro­ce­di­mien­tos de mí­ni­ma com­ple­ji­dad y no, co­mo ter­mi­nan ha­cién­do­lo, de me­dia­na y al­ta com­ple­ji­dad. No tie­nen hos­pi­ta­li­za­ción ni ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios para un ca­so de com­pli­ca­ción del pa­cien­te ejem­plo UCI in­ten­si­vos o in­ter­me­dios, la­bo­ra­to­rio para trans­fu­sión y otros ser­vi­cios ne­ce­sa­rios para pre­ser­var la vi­da del pa­cien­te an­te una com­pli­ca­ción. La ma­yo­ría de fal­sos ci­ru­ja­nos plás­ti­cos tie­nen tí­tu­los de Bra­sil, Pe­rú y Ar­gen­ti­na, otros uti­li­zan y pa­gan de 1 a 2 millones de pe­sos por la fir­ma de un “ver­da­de­ro” ci­ru­jano plás­ti­co que no rea­li­za el pro­ce­di­mien­to, pe­ro lo “le­ga­li­za”, lo que se de­no­mi­na su­plan­ta­ción. Se ca­mu­flan en ba­rrios re­si­den­cia­les es­tra­tos cin­co y seis de Me­de­llín (Poblado, Lau­re­les, Es­ta­dio y Be­lén), cer­ca a im­por­tan­tes zo­nas co­mer­cia­les. Mu­tan de nom­bre ca­da que hay una o va­rias muer­tes, igual de ra­zón so­cial, de si­tio y de due­ño. Sus in­su­mos son de ba­jo cos­to, hay ba­ja asep­sia y los pro­to­co­los solo se cum­plen en el pa­pel. Se ha des­cu­bier­to que re­uti­li­zan ma­te­rial de pró­te­sis en­tre pa­cien­tes, es­tos de­lin­cuen­tes ga­nan de fa­cha­da y ora­li­dad. Su es­truc­tu­ra cri­mi­nal aten­ta con­tra la vi­da de per­so­nas in­cau­tas que son en­ga­ña­das. Ya se sa­be que es­tas clí­ni­cas de ga­ra­je han mon­ta­do to­da una co­reo­gra­fía ju­rí­di­ca para si­len­ciar o can­sar a sus víc­ti­mas, fa­mi­lia­res, de­nun­cian­tes y me­dios de co­mu­ni­ca­ción con el fin de que el gra­ví­si­mo te­ma no sea vi­si­bi­li­za­do de nin­gu­na ma­ne­ra”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.