Jun­tos con­tra las dro­gas

Los pre­si­den­tes de Co­lom­bia y EE. UU. ra­ti­fi­ca­ron su com­pro­mi­so con es­ta lu­cha y ha­bla­ron de la cri­sis en Ve­ne­zue­la ¿Qué pro­po­ne Trump?

El Colombiano - - PORTADA - AFP

Con el lla­ma­do para que Co­lom­bia pa­re la siem­bra de cul­ti­vos ilí­ci­tos y con una re­fe­ren­cia breve al Acuer­do de paz; el pre­sien­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, ra­ti­fi­có ayer, en reunión con su ho­mó­lo­go Juan Ma­nuel San­tos, el apoyo que su país tie­ne ha­cia Co­lom­bia.

Sin em­bar­go, para los ana­lis­tas que­dó cla­ro que am­bos pre­si­den­tes te­nían prio­ri­da­des dis­tin­tas. Mien­tras que San­tos es­truc­tu­ró su dis­cur­so en el acuer­do de Paz; Trump te­nía un solo fo­co: la lu­cha con­tra las dro­gas. Por eso, se­ña­la­ron que su de­cla­ra­ción so­bre la paz no fue con­tun­den­te

En el en­cuen­tro, que du­ró cer­ca de me­dia ho­ra, no solo se afian­za­ron los la­zos de coope­ra­ción en­tre am­bos paí­ses, sino que se abor­dó la cri­sis política y eco­nó­mi­ca de Ve­ne­zue­la, a la que Trump ca­li­fi­có co­mo una “ver­güen­za para la hu­ma­ni­dad”, se­ña­lan­do que la re­gión no ha­bía vis­to una si­tua­ción si­mi­lar “en dé­ca­das”.

Fren­te a la paz, y aun­que Trump no se re­fi­rió al acuer­do du­ran­te su alo­cu­ción, pe­ro sí tras una pre­gun­ta de un pe­rio­dis­ta, se­ña­ló que “no hay na­da más di­fí­cil. Que­re­mos ha­cer la paz en to­do el mun­do, y us­te­des son real­men­te un gran ejem­plo de ello. El pre­si­den­te San­tos ha he­cho un tra­ba­jo mag­ní­fi­co, no un tra­ba­jo fá­cil, pe­ro sí mag­ní­fi­co”.

Al es­cu­char es­te es­pal­da­ra­zo de Trump, San­tos, en tono co­lo­quial, se­ña­ló: “más cla­ro no can­ta un gallo”.

Lu­cha con­tra las dro­gas

La preo­cu­pa­ción de Trump se cen­tra en el au­men­to en los cul­ti­vos ilí­ci­tos de co­ca, que en 2016 cre­cie­ron un 18 % has­ta al­can­zar la ci­fra ré­cord de 188.000 hectáreas sem­bra­das, con una pro­duc­ción po­ten­cial de co­caí­na de 710 to­ne­la­das al año, se­gún los cálcu­los de la Ca­sa Blan­ca.

Por esa ra­zón, el man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se ma­ni­fes­tó que Co­lom­bia es una de las na­cio­nes que más tie­ne “nues­tra” co­la­bo­ra­ción para po­ner­le un fin a los “te­rri­bles crí­me­nes de dro­gas que se dan en am­bos paí­ses. Me preo­cu­pa mu­cho es­ta ten­den­cia. El año pa­sa­do el cul­ti­vo de co­ca y la pro­duc­ción de co­caí­na lle­gó a ni­ve­les ré­cord”, di­jo.

Lue­go sen­ten­ció: “Yo es­pe­ro que el pre­si­den­te San­tos re­suel­va es­to. En­fren­ta­re­mos jun­tos es­te pe­li­gro para nues­tra so­cie­dad. Es­ta­dos Uni­dos es­tá dis­pues­to a apo­yar a Co­lom­bia en la es­tra­te­gia para iden­ti­fi­car y eli­mi­nar las re­des de dro­ga, el cul­ti­vo de co­ca y la pro­duc­ción, que es muy al­ta. La epi­de­mia de las dro­gas es­tá en­ve­ne­nan­do de­ma­sia­das vi­das ame­ri­ca­nas y va­mos a po­ner­le fin a eso y una de las for­mas es con el mu­ro”.

Re­cor­dó que “los mu­ros fun­cio­nan, pre­gun­ten a Is­rael, fun­cio­na. Créan­me, no te­ne­mos al­ter­na­ti­va”, re­mar­có.

San­tos res­pon­dió a las in­quie­tu­des del man­da­ta­rio y di­jo que “tal co­mo lo ha­bla­mos, es­ta­mos tra­ba­jan­do con su ad­mi­nis­tra­ción para apro­ve­char esa opor­tu­ni­dad úni­ca que nos brin­da la paz, para re­du­cir de ma­ne­ra per­ma­nen­te la pro­duc­ción de ho­ja de co­ca en Co­lom­bia y com­ba­tir con ma­yor efec­ti­vi­dad los de­más es­la­bo­nes del nar­co­trá­fi­co. Ne­ce­si­ta­mos con­ti- nuar y pro­fun­di­zar la lu­cha con­tra el cri­men trans­na­cio­nal, no solo con­tra el nar­co­trá­fi­co, sino tam­bién con­tra el trá­fi­co de per­so­nas y la mi­ne­ría ile­gal”.

Por otro la­do, es de ano­tar que la re­vi­sión a la si­tua­ción ve­ne­zo­la­na co­pó par­te de es­te en­cuen­tro, ya que Trump plas­mó su preo­cu­pa­ción fren­te a la cri­sis del ve­cino país al se­ña­lar: “Uno ve la ri­que­za y se pre­gun­ta ¿Por qué es­tá ocu­rrien­do es­to? Pe­ro es que el país ha si­do ad­mi­nis­tra­do in­creí­ble­men­te mal du­ran­te va­rios años”, di­jo y agre­gó que es­pe­ra­ba que eso cam­bie y “pue­dan usar sus re­cur­sos para bien y para be­ne­fi­cio de su gen­te, por­que aho­ra lo que es­tá pa­san­do es una desgracia para la hu­ma­ni­dad”, aña­dió.

Cam­bio de en­fo­que

Cynt­hia Arn­son, di­rec­to­ra del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios La­ti­noa­me­ri­ca­nos de Wil­son Cen­ter, le di­jo a EL CO­LOM­BIANO que aun­que Trump fe­li­ci­tó a San­tos

por su Pre­mio No­bel de Paz, de­di­có la ma­yo­ría de sus palabras a la lu­cha an­ti­nar­có­ti­ca. “Es­to in­di­ca que ha­brá gran re­le­van­cia que el te­ma y mar­ca­rá las re­la­cio­nes fu­tu­ras, al­go ló­gi­co en las cir­cuns­tan­cias ac­tua­les, pe­ro que mar­ca un cam­bio no­ta­ble desde que San­tos vi­si­tó a la Ca­sa Blan­ca en el úl­ti­mo año de la Ad­mi­nis­tra­ción Oba­ma, don­de se ha­bló en tér­mi­nos más am­plios de la con­so­li­da­ción de la paz”.

Juan Ra­món Mar­tí­nez, pro­fe­sor de de­re­cho in­ter­na­cio­nal de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, di­jo que el nar­co­trá­fi­co es un pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca en Es­ta­dos Uni­dos y por eso es prio­ri­dad para Trump. “Al país le de­be que­dar cla­ro que la agen­da en­tre am­bos paí­ses aho­ra es­ta­rá mar­ca­da por la lu­cha con­tra las dro­gas”.

Por úl­ti­mo, para el pro­fe­sor de Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad Ex­ter­na­do Ja­vier Ga­ray, no fue­ron su­fi­cien­tes las palabras de Trump ha­cia el Acuer­do. “Es in­creí­ble que con el pro­ce­so de pre­pa­ra­ción que hu­bo para el en­cuen­tro no se ha­ya lo­gra­do me­ter una de­cla­ra­ción más con­tun­den­te al pro­ce­so de paz, era lo úni­co que se es­pe­ra­ba”, le di­jo el aca­dé­mi­co a Colprensa y agre­gó que “va a ha­ber una nue­va nar­co­ti­za­ción de las re­la­cio­nes”, al se­ña­lar que tam­bién ocu­rrió en la pre­si­den­cia de Bill Clin­ton

“La gen­te no tie­ne co­mi­da. Tra­ba­ja­re­mos jun­tos para ha­cer lo que sea ne­ce­sa­rio para ayu­dar a arre­glar eso, a ni­vel hu­ma­ni­ta­rio”. DO­NALD TRUMP Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, en re­fe­ren­cia al ca­so ve­ne­zo­lano

FOTO

Cer­ca de una ho­ra du­ró el en­cuen­tro de los dos man­da­ta­rios San­tos y Trump ayer en Was­hing­ton. Los ana­lis­tas se­ña­la­ron que el es­ta­dou­ni­den­se cam­bió de en­fo­que al con­cen­trar­se nue­va­men­te en el con­trol de los cul­ti­vos ilí­ci­tos, en se­gun­do plano que­dó la paz.

FOTO

San­tos en com­pa­ñía de Trump, quien re­afir­mó su “vo­lun­tad de ayu­dar a Co­lom­bia” en su es­tra­te­gia con­tra el nar­co­trá­fi­co, pe­ro no hi­zo re­fe­ren­cias a la ayu­da es­ta­dou­ni­den­se para el pos­con­flic­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.