De­rri­be tres mi­tos que hay en la crian­za de sus hi­jos

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por MA­RÍA AN­TO­NIA GI­RAL­DO R.

En la ac­tua­li­dad son po­cas las ex­cu­sas que se pue­den te­ner pa­ra no apren­der al­go. Por di­fí­cil que sea, la glo­ba­li­za­ción y la tec­no­lo­gía hacen que te­mas tan com­ple­jos co­mo la crian­za se pue­dan re­sol­ver de ma­ne­ra sen­ci­lla.

Así lo de­mues­tra el doc­tor Juan David Lon­do­ño Restrepo, quien ha cons­trui­do una co­mu­ni­dad de más de 70.000 se­gui­do­res en La­ti­noa­mé­ri­ca a tra­vés del si­tio web www.soy­tu­pe­dia­tra.com.co, y tra­ta de re­sol­ver­las en vi­deos de YouTu­be o breves ar­tícu­los que quieren re­du­cir las an­gus­tias de los padres y evi­tar las con­sul­tas in­ne­ce­sa­rias.

“Si no­so­tros edu­ca­mos en sa­lud, la gen­te pue­de que ocu­pe me­nos los ser­vi­cios de ur­gen­cias por­que es­ta­rá me­jor pre­pa­ra­da”, co­men­ta.

El doc­tor des­mon­ta tres mi­tos con los hi­jos.

1. Los niños no se re­ga­ñan

Sí se re­ga­ñan, no se agre­den. En vez de re­cu­rrir a los gri­tos o a los gol­pes, la co­mu­ni­ca­ción aser­ti­va es cla­ve. “La in­ten­ción nues­tra es que las fa­mi­lias en­tien­dan que a tra­vés de la co­mu­ni­ca­ción y el res­pe­to por la

otra per­so­na se pue­den lo­grar mu­chas más co­sas, sin te­ner que vio­len­tar”. Lo di­fí­cil es po­ner límites desde el prin­ci­pio, por ejem­plo, en la ado­les­cen­cia in­cons­cien­te. Es­ta es la eta­pa que vi­ven los niños del pri­mer al ter­cer año, en la que apa­re­cen las pa­ta­le­tas y se ha­ce ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer una ba­se pa­ra cuan­do lle­gue la ver­da­de­ra ado­les­cen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.