EN DE­FEN­SA DE LA LE­GA­LI­DAD

El Colombiano - - OPINIÓN - Por IVÁN DU­QUE MÁR­QUEZ re­dac­cion@el­co­lom­biano.com.co

No hay du­da que el Ac­to Le­gis­la­ti­vo 01 del 2016, cons­trui­do pa­ra im­ple­men­tar los acuer­dos en­tre el Go­bierno y las Farc, pre­ten­día anu­lar el prin­ci­pio de se­pa­ra­ción de po­de­res. ¿Có­mo lo ha- cía? Des­na­tu­ra­li­zan­do las fun­cio­nes del Con­gre­so y so­me­tién­do­lo a las ór­de­nes de la Casa de Nariño dic­ta­das por los in­tere­ses de un gru­po ar­ma­do ile­gal.

Se­gún el ar­tícu­lo 374 de nues­tra Car­ta Po­lí­ti­ca, la Cons­ti­tu­ción so­lo pue­de ser re­for­ma­da por el Con­gre­so, una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te o un Re­fe­ren­do. Así las co­sas, el par­la­men­to es el úni­co po­der pú­bli­co que tie­ne una atri­bu­ción ex­clu­si­va pa­ra re­for­mar la ley de le­yes en nues­tro or­de­na­mien­to ju­rí­di­co. Aun­que es­to fue­ra inob­je­ta­ble, el Ac­to Le­gis­la­ti­vo 01 del 2016 se­ña­la­ba que en el pro­ce­di­mien­to le­gis­la­ti­vo es­pe­cial, de­no­mi­na­do Fast track, “Los pro­yec­tos de Ley y Ac­to Le­gis­la­ti­vo so­lo po­drán te­ner mo­di­fi­ca­cio­nes siem­pre que se ajus­ten al con­te­ni­do del Acuer­do Fi­nal y cuen­ten con el aval pre­vio del Go­bierno”.

El Ac­to Le­gis­la­ti­vo le es­ta­ba dan­do un gol­pe mor­tal a la se­pa­ra­ción de po­de­res por dos prin­ci­pa­les ra­zo­nes. Por un la­do, el Go­bierno ad­quie­re un po­der que no tie­ne pa­ra re­for­mar la Cons­ti­tu­ción, de­bi­do a que pue­de pre­sen­tar ini­cia­ti­vas y ser quien con­di­cio­na qué pue­de y qué no pue­de ha­cer el Con­gre­so. En se­gun­do lu­gar, pre­ten­de que el Con­gre­so que­de so­me­ti­do a los con­te­ni­dos de un acuer­do en­tre el Go­bierno y las FARC, otor­gán­do­le a un gru­po te­rro­ris­ta la con­di­ción de po­der Cons­ti­tu­yen­te ca­paz de con­di­cio­nar el fun­cio­na­mien­to del Con­gre­so con­for­me a sus pre­ten­sio­nes.

El Con­gre­so que­da­ba con­ver­ti­do en un en­te eu­nu­co cu­yo papel se li­mi­ta­ba a ser un no­ta­rio que pro­to­co­li­za­ba lo que qui­sie­ra el Go­bierno o la gue­rri­lla. Por es­tas y mu­chas ra­zo­nes más, pre­sen­té una Ac­ción de In­cons­ti­tu­cio­na­li­dad con­tra el Ac­to Le­gis­la­ti­vo 01 del 2016, acom­pa­ña­da de más de un mi­llón de fir­mas de ciu­da­da­nos in­dig­na­dos y de la ban­ca­da del Cen­tro De­mo­crá­ti­co. Ex­pu­se nues­tros ar­gu­men­tos y tu­ve la opor­tu­ni­dad de sus­ten­tar­los an­te la Cor­te el pa­sa­do mes de abril. https://you­tu.be/14F_l­bTMDpw

Fren­te a es­te mo­nu­men­tal des­pro­pó­si­to, la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal se pro­nun­ció y aco­gió nues­tros ar­gu­men­tos y se­ña­ló que, “en la me­di­da en que ta­les dis­po­si­cio­nes con­te­nían li­mi­ta­cio­nes des­pro­por­cio­na­das a la ca­pa­ci­dad de­li­be­ra­ti­va y de­ci­so­ria del Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca en ma­te­rias que pue­den con­du­cir a re­for­mas es­truc­tu­ra­les del or­de­na­mien­to ju­rí­di­co, sea en el ni­vel le­gal, o in­clu­so, en el cons­ti­tu­cio­nal, las mis­mas re­sul­tan in­com­pa­ti­bles con el prin­ci­pio de­mo­crá­ti­co y de se­pa­ra­ción de po­de­res, y por con­si­guien­te, sus­ti­tuían par­cial­men­te la Cons­ti­tu­ción”. (Ver co­mu­ni­ca­do 28 del 17 de ma­yo de 2017 Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal, pá­gi­na 6).

Con el fa­llo de la Cor­te que­da cla­ro que el Con­gre­so pue­de ha­cer li­bre­men­te to­das las mo­di­fi­ca­cio­nes que es­ti­me con­ve­nien­te a los pro­yec­tos de Ley y Ac­to Le­gis­la­ti­vo re­la­cio­na­dos con la im­ple­men­ta­ción de los Acuer­dos en­tre el Go­bierno y las FARC. Tam­bién po­drá vo­tar ar­tícu­lo por ar­tícu­lo ca­da pro­yec­to y no en blo­que co­mo se pre­ten­día, y mu­cho me­nos que­da con­di­cio­na­da su in­de­pen­den­cia al con­te­ni­do de los acuer­dos.

Te­ne­mos que re­co­no­cer que se ha lo­gra­do de­fen­der la se­pa­ra­ción de po­de­res y de­jar en el Con­gre­so la res­pon­sa­bi­li­dad de an­te­po­ner la le­ga­li­dad y el in­te­rés ge­ne­ral so­bre las pre­ten­sio­nes de im­pu­ni­dad de las FARC.

El re­to es­tá en si el Con­gre­so se­rá ca­paz de asu­mir su papel his­tó­ri­co con in­de­pen­den­cia o se que­da­rá so­me­ti­do al dul­ce de la mer­me­la­da; no en vano fue el mis­mo Con­gre­so el que apro­bó el ade­fe­sio de­man­da­do. Es­pe­ra­mos que sea lo pri­me­ro, por­que la Cons­ti­tu­ción no se ha­ce pa­ra “blin­dar” a los de­lin­cuen­tes del Es­ta­do de De­re­cho, sino pa­ra blin­dar al Es­ta­do de De­re­cho de la ame­na­za de los de­lin­cuen­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.