¿Qué es eso del co­wor­king?

En Me­de­llín ca­da vez más per­so­nas com­par­ten es­pa­cios de tra­ba­jo, don­de desa­rro­llan ideas e in­ter­cam­bian otras.

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por JO­NAT­HAN MON­TO­YA GARCÍA

Co­mo tér­mino, el co­wor­king es otro an­gli­cis­mo más traí­do a nues­tro vo­ca­bu­la­rio pa­ra ha­blar de una al­ter­na­ti­va de tra­ba­jo le­jos de las ofi­ci­nas tra­di­cio­na­les y los cu­bícu­los, a ba­jo cos­to, con es­pa­cios co­mu­nes y un am­bien­te co­la­bo­ra­ti­vo y fle­xi­ble.

La pa­la­bra se ha vuel­to po­pu­lar en Me­de­llín en los úl­ti­mos años, pe­ro su fi­lo­so­fía es­tá acá des­de ha­ce mu­chos años. La min­ga es el equi­va­len­te al co­wor­king –pe­ro en es­pa­ñol– que usa a ve­ces Ca­mi­lo Can­tor, coor­di­na­dor del Ex­plo­ra­to­rio en el Par­que Ex­plo­ra. Lo uti­li­za pa­ra con­tar una his­to­ria: el tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo no es na­da nue­vo en Me­de­llín. La min­ga se prac­ti­ca­ba en La­ti­noa­mé­ri­ca des­de an­tes de la co­lo­nia y el tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo no es una no­ve­dad en es­ta ciu­dad. La ten­den­cia es que lo lla­men de esa ma­ne­ra: co­wor­king.

Pre­ci­sa­men­te de eso se tra­ta la min­ga, “tra­ba­jar de for­ma co­lec­ti­va”, in­sis­te Can­tor. Y cuen­ta que de ha­cer min­gas en al­gu­nos ba­rrios de Me­de­llín sur­gió la idea de for­mar co­lec­ti­vos co­mo Casa Mo­ra­da, Pla­tohe­dro, Casa Ama­ri­lla o Casa Ko­la­cho”, que bus­can tam­bién ayu­dar a sus co­mu­ni­da­des.

So­bre el de­sa­rro­llo de co­wor­kings en la ciu­dad, Can­tor cuen­ta que el au­ge de las ex­pre­sio­nes in­no­va­ción y em­pre­di­mien­to pa­ra nom­brar fé­no­me­nos que siem­pre han exis­ti­do, ha­cen que es­tos co­wor­king “se vuel­van lu­ga­res de al­qui­ler de pe­que­ños es­pa­cios en don­de en teo­ría se teje una red”. Di­ce que en teo­ría por­que no tie­ne la cer­te­za de que así fun­cio­nen par­te de los que hay en la ciu­dad.

Uno que sí fun­cio­na co­mo un lu­gar pa­ra com­par­tir es­pa­cios de tra­ba­jo y un si­tio don­de se desa­rro­llan ideas en con­jun­to, es Pro­yec­to NN, un co­lec­ti­vo de di­se­ño en una casa en el ba­rrio San Joa­quín. “Allá ha­ce­mos to­da la prác­ti­ca del co­lec­ti­vo y he­mos co­la­bo­ra­do con otros en dis­tin­tos pro­ce­sos y pro­yec­tos”, cuen­ta

Ga­briel Du­que uno de los miem­bros fun­da­do­res de Pro­yec­to NN.

Una vez, por ejem­plo, los in­te­gran­tes de NN se jun­ta­ron con una ofi­ci­na de ar­qui­tec­tos pa­ra par­ti­ci­par en un con­cur­so de ar­qui­tec­tu­ra.

El Ex­plo­ra­to­rio tam­bién es un co­wor­king, no arrien­dan es­pa­cios, pe­ro sí hay un lu­gar co­mún con tec­no­lo­gías y me­to­do­lo­gías pa­ra ge­ne­rar in­ter­cam­bios y pro­ce­sos co­lec­ti­vos.

En Me­de­llín tam­bién se han desa­rro­lla­do co­wor­kings que sí reúnen

em­pre­sas emer­gen­tes o con­so­li­da­das, Epi­cen­tro y Tink­ko son dos de los cer­ca de 30 que exis­ten.

Ma­teo Ro­ble­do Ser­na es el director de Epi­cen­tro y cuen­ta que el lu­gar sur­gió ha­ce ca­si 5 años. En ese mo­men­to, re­la­ta, “nos to­có em­pe­zar des­de ce­ro, con­tan­do lo que que­ría­mos ha­cer y có­mo”.

Des­de eso han te­ni­do, so­bre to­do, em­pre­sas de la in­dus­tria crea­ti­va y cul­tu­ral, y se­gún Ro­ble­do, ade­más de con­fluir en un mis­mo es­pa­cio les ayu­dan a las em­pre­sas en las ru­tas que em­pren­den. “Es eso, per­te­ne­cer a una red de apo­yo”, se­ña­la.

En Tink­ko en­tien­den el co­wor­king co­mo una so­lu­ción ne­ce­sa­ria pa­ra dar­les a los em­pre­sa­rios un lu­gar don­de re­plan­teen có­mo de­ben ser los ne­go­cios. “El fu­tu­ro de­be es­tar cen­tra­do

en el cos­teo va­ria­ble y no en el fi­jo, cuan­do ha­bla­mos de pro­pie­dad raíz”, di­ce uno de sus so­cios fun­da­do­res, Die­go Vé­lez. Por ejem­plo, el al­qui­ler de uno de es­tos es­pa­cios por un mes pue­de va­ler des­de 300 mil pe­sos.

El co­wor­king, co­mo ten­den­cia en la ciu­dad, es desa­rro­lla­do de di­ver­sas ma­ne­ras, una co­mún, co­mo el es­pa­cio don­de las ideas flu­yen y se trans­for­man en pro de dis­tin­tas co­mu­ni­da­des

ILUS­TRA­CIÓN FA­BIÁN RI­VAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.