“El Go­bierno eje­cu­ta­rá un nue­vo plan de cho­que pa­ra re­ani­mar la ali­caí­da eco­no­mía. El plan, del que se co­no­cen po­cos de­ta­lles, se cen­tra en in­fraes­truc­tu­ra y vi­vien­da. ¿Qué pa­só con Co­lom­bia Re­pun­ta?”.

El Go­bierno eje­cu­ta­rá un nue­vo plan de cho­que pa­ra re­ani­mar la ali­caí­da eco­no­mía. El plan, del que se co­no­cen po­cos de­ta­lles, se cen­tra en in­fraes­truc­tu­ra y vi­vien­da. ¿Qué pa­só con Co­lom­bia Re­pun­ta?

El Colombiano - - PORTADA - ES­TE­BAN PA­RÍS

El muy ba­jo cre­ci­mien­to del PIB du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre de 2017 (1,1 por cien­to) pren­dió las alar­mas den­tro del Go­bierno. A raíz de es­to, el pa­sa­do lu­nes el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Juan Ma­nuel Santos, anun­ció la pues­ta en mar­cha de un nue­vo plan de cho­que pa­ra di­na­mi­zar la eco­no­mía.

En par­ti­cu­lar, se in­for­mó que se es­pe­ra ace­le­rar la pre­sen­ta­ción y apro­ba­ción de pro­yec­tos re­gio­na­les fi­nan­cia­dos a tra­vés del Sistema Na­cio­nal de Re­ga­lías. Pa­ra es­te pro­pó­si­to se cuen­ta con 13 bi­llo­nes de pe­sos.

Igual­men­te, se quie­ren des­ti­nar 1,3 bi­llo­nes de pe­sos de las re­ga­lías pa­ra fi­nan­ciar la cons­truc­ción de vías ter­cia­rias. De acuer­do con el Je­fe de Es­ta­do, es­te ti­po de in­fraes­truc­tu­ra “le im­pri­me una di­ná­mi­ca es­pe­cial a la eco­no­mía”.

De otra par­te, y con el pro­pó­si­to de im­pul­sar el desa­rro­llo de las au­to­pis­tas 4G, se es­pe­ra que la Fi­nan­cie­ra de Desa­rro­llo Na­cio­nal aprue­be un me­ca­nis­mo “pa­ra que ban­cos in­ter­na­cio­na­les, sin pre­sen­cia en el país, fi­nan­cien en pe­sos” es­tos pro­yec­tos.

Fi­nal­men­te, se in­for­mó que se es­tá tra­ba­jan­do con los cons­truc­to­res y los ban­cos en me­di­das que es­ti­mu­len la vi- vien­da des­ti­na­da a la clase me­dia. El Go­bierno con­fía en que, “de apli­car­se los es­tí­mu­los adi­cio­na­les” a es­te gru­po po­bla­cio­nal, se ten­ga “un beneficio im­por­tan­te en la de­man­da”.

De otra par­te, el pre­si­den­te Santos hi­zo un lla­ma­do a mi­rar la mar­cha de la eco­no­mía con más op­ti­mis­mo, pues en su con­cep­to, gra­cias al ajus­te y a las de­ci­sio­nes adop­ta­das por las au­to­ri­da­des se cuen­ta con pi­la­res só­li­dos que fa­ci­li­tan al­can­zar un me­jor desem­pe­ño.

En­tre las for­ta­le­zas que se des­ta­can es­tán la re­duc­ción de la in­fla­ción, un sistema fi­nan­cie­ro só­li­do, la con­fian­za en la política fis­cal, el ajus­te ex­terno or­de­na­do y la al­ta ta­sa de in­ver­sión.

La idea de pre­sen­tar un nue­vo plan de cho­que, aun­que sin du­da ne­ce­sa­rio pa­ra sa­car del le­tar­go al sec­tor pro- duc­ti­vo y en ge­ne­ral a la eco­no­mía, o cons­ti­tu­ye una me­ra res­pues­ta me­diá­ti­ca al mal desem­pe­ño del PIB du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre o se le es­tá dan­do en­tie­rro de se­gun­da a “Co­lom­bia Re­pun­ta”.

No se en­tien­de có­mo, si a co­mien­zos del año se anun­ció con bom­bos y pla­ti­llos la pues­ta en mar­cha de Co­lom­bia Re­pun­ta, aho­ra se sa­le con una nue­va ini­cia­ti­va que con- tie­ne muy po­cas me­di­das con­cre­tas y, además, se cen­tra en áreas de ac­ción que ha­cen par­te esen­cial del pri­mer plan.

Co­mo se di­jo en su mo­men­to en es­tas pá­gi­nas edi­to­ria­les, Co­lom­bia Re­pun­ta no apor­ta (con res­pec­to a lo es­ta­ble­ci­do pre­via­men­te en el pro­gra­ma de go­bierno pa­ra 2017) na­da nue­vo más allá de ace­le­rar la eje­cu­ción de las ac­cio­nes y me­jo­rar el ni­vel de coor­di­na­ción gu­ber­na­men­tal.

El nue­vo plan de cho­que, aun­que se cen­tra en dos sec­to­res claves (la vi­vien­da y la in­fraes­truc­tu­ra) pa­ra dar­le a la eco­no­mía el im­pul­so que esta ne­ce­si­ta, ado­le­ce de to­tal fal­ta de cla­ri­dad. Así, no se sa­be so­bre el gra­do de avan­ce en que se en­cuen­tra el di­se­ño de ca­da com­po­nen­te. Tam­po­co se co­no­ce la mag­ni­tud de los re­cur­sos re­que­ri­dos y me­nos aún la for­ma co­mo es­tos se van a eje­cu­tar.

En es­te or­den de ideas, y te­nien­do en cuen­ta lo len­to que re­sul­ta con­cre­tar las ac­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les, sur­gen se­rias du­das so­bre si el plan de cho­que ter­mi­na­rá eje­cu­tán­do­se res­pon­dien­do a la ur­gen­cia con la que la eco­no­mía lo re­quie­re o si, co­mo ha acon­te­ci­do en pa­sa­das oca­sio­nes, se con­ver­ti­rá en otro anuncio que se lle­va­rá el vien­to

ILUS­TRA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.