AGRA­DE­CER Y VA­LO­RAR LAS PE­QUE­ÑAS CO­SAS

El Colombiano - - OPINIÓN - Por GON­ZA­LO GA­LLO GON­ZÁ­LEZ

En el si­glo XIV se me­jo­ra­ron las ti­je­ras pa­ra ser tal co­mo las co­no­ce­mos hoy en día.

Pe­ro las ti­je­ras ya las ha­bían usado mu­cho an­tes los egip­cios, los grie­gos y los ro­ma­nos.

Es bueno ha­blar de tan­tos ob­je­tos que usa­mos ca­si siem­pre sin agra­de­cer­los y va­lo­rar­los.

Siem­pre que uses al­go sa­ca un ra­to pa­ra apre­ciar su ser­vi­cio y dar gra­cias de po­der em­plear­lo.

Vi­ves ro­dea­do de pe­que­ñas y gran­des ma­ra­vi­llas y va­lo­rar­las da alien­to a la ale- gría y la es­pe­ran­za.

En­se­ñar a un ni­ño a ser agra­de­ci­do con to­do es dar­le un re­ga­lo más va­lio­so que al­go ma­te­rial.

Don­de fi­jes tus ojos hay al­go que te sir­ve, ¿por qué no da­mos gra­cias más y más ca­da día?

Haz­lo y des­tie­rra las que­jas, agra­de­ce y haz­le así un exor­cis­mo al in­con­for­mis­mo y la in­gra­ti­tud

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.