ME­TRO

Eu­ge­ne Za­pa­ta, di­rec­tor de la or­ga­ni­za­ción 100 Ciu­da­des Re­si­lien­tes, cree que se de­be apro­ve­char el pa­sa­do. En Me­de­llín se abri­rá ofi­ci­na del te­ma.

El Colombiano - - PORTADA - Por VÍC­TOR AN­DRÉS ÁL­VA­REZ C. COR­TE­SÍA

Pa­sa­do alec­cio­na­dor y du­ro de Me­de­llín de­be ser­vir pa­ra en­se­ñar

La re­si­lien­cia, pa­ra Me­de­llín, se­rá más que un tér­mino con el que se ha iden­ti­fi­ca­do la ciu­dad por ha­ber tra­ba­ja­do en su­pe­rar las ad­ver­si­da­des que de­jó el nar­co­trá­fi­co.

Con la nue­va agen­cia que se ofi­cia­li­za hoy -Me­de­llín Re­si­lien­te-, en­tre la Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller y la Al­cal­día, se es­pe­ran gran­des pro­yec­tos so­cia­les y de in­fra­es­truc­tu­ra.

Pa­ra la pues­ta en mar­cha de esa en­ti­dad, lle­gó a la ciu­dad el me­xi­cano Eu­ge­ne Za­pa­ta Ga­res­ché, di­rec­tor re­gio­nal de 100 Ciu­da­des Re­si­lien­tes pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be, un gu­rú en desa­rro­llo ur­bano.

Ha­bló en ex­clu­si­va pa­ra EL CO­LOM­BIANO y en­tre­gó su per­cep­ción de la po­lé­mi­ca Me­de­llín que, a ve­ces, pa­re­cie­ra se rehú­sa a ol­vi­dar su pa­sa­do y se ras­ga las ves­ti­du­ras an­te él.

¿Por qué Me­de­llín es una de las ciu­da­des más re­si­lien­tes del mun­do?

“Ha lo­gra­do cam­biar la ima­gen que tenía de ser la ca­pi­tal del cri­men y la in­se­gu­ri­dad en el mun­do. Fue la pri­me­ra ciu­dad de Amé­ri­ca La­ti­na que el pro­gra­ma se­lec­cio­nó por el desafío de in­te­grar di­fe­ren­tes te­mas en una so­la es­tra­te­gia de ciu­dad. No so­lo la vio­len­cia y se­gu­ri­dad, sino vi­vien­da, trans­por­te, ca­li­dad del agua y otros que se tra­ba­jan de ma­ne­ra in­te­gral”.

¿En qué con­sis­te la Agen­cia de Re­si­lien­cia que abren?

“Es­ta ciu­dad es la pri­me­ra que crea una agen­cia es­pe­cí­fi­ca pa­ra re­sol­ver to­dos es­tos te­mas. La agen­cia se lla­ma Cor­po­ra­ción Me­de­llín Re­si­lien­te, una en­ti­dad sin fi­nes de lu­cro, de de­re­cho pri­va­do y crea­da con el ob­je­ti­vo de que sea una ins­ti­tu­ción más fá­cil pa­ra es­ta­ble­cer con­ve­nios de co­la­bo­ra­ción con ac­to­res tan­to del área me­tro­po­li­ta­na co­mo de Co­lom­bia”.

¿Cuál es el pa­pel de la Al­cal­día en la agen­cia?

“Se to­mó la de­ci­sión de no crear la agen­cia den­tro de la Al­cal­día. Y es­ta de­ter­mi­na­ción tie­ne que ver con que su vi­sión es ar­ti­cu­lar ac­to­res, pro­yec­tos y, por lo tan­to, es más fac­ti­ble que es­to se ha­ga en una agen­cia au­tó­no­ma. El al­cal­de fir­ma­rá un con­ve­nio por me­dio del cual se le asig­na a es­ta agen­cia la se­cre­ta­ría téc­ni­ca de una me­sa de re­si­lien­cia, con­for­ma­da por dis­tin­to miem­bros del ga­bi­ne­te y otros ac­to­res del sec­tor pú­bli­co­pri­va­do, aca­dé­mi­co y ci­vil”.

¿Quién pre­si­di­rá la jun­ta?

“La me­sa es­tá pre­si­di­da por el al­cal­de Fe­de­ri­co Gu­tié­rrez”.

¿Y qué ha­rá, con­cre­ta­men­te, esa en­ti­dad en la ciu­dad?

“Lle­var a la reali­dad pro­yec­tos que se iden­ti­fi­ca­ron. Uno en el que avan­za­mos es en las la­de­ras. Por­que las mon­ta­ñas es­tán ex­pues­tas a ries­go de desas­tres. Eso lo ha­ce­mos con una con­sul­to­ra in­ter­na­cio­nal y trabaja con la po­bla­ción en la re­cons­truc­ción de los fun­da­men­tos de las vi­vien­das, pa­ra que sean me­nos vul­ne­ra- bles. Igual­men­te ha­bla­mos con el al­cal­de de su in­ten­ción de te­ner un pro­yec­to importante de cul­tu­ra cí­vi­ca en la ciu­dad so­bre el pa­pel y co­rres­pon­sa­bi­li­dad de la ciu­da­da­nía en la so­lu­ción de los pro­ble­mas co­ti­dia­nos. Ade­más iden­ti­fi­ca­mos la trans­fe­ren­cia de ries­go en Me­de­llín a tra­vés de ase­gu­ra­do­res, blin­dar la ciu­dad con co­ber­tu­ra fi­nan­cie­ra en ca­so de desas­tre”.

¿Có­mo se be­ne­fi­cia­rá la gen­te con la nue­va agen­cia?

“Los pro­yec­tos, en su ma­yo­ría, tie­nen im­pac­to di­rec­to en la gen­te. El pro­yec­to cen­tro his­tó­ri­co bus­ca sa­car vehícu­los pa­ra dar­le más es­pa­cio al pea­tón. El de re­cons­truir las la­de­ras dis­mi­nu­ye el ries­go pa­ra las po­bla­cio­nes vul­ne­ra­bles y asen­ta­das ahí de for­ma irre­gu­lar”.

¿Có­mo apli­ca el tér­mino re­si­lien­cia a to­dos esos pro­yec­tos?

“La re­si­lien­cia es un en­fo­que que per­mi­te traer dis­tin­tas so­lu­cio­nes y op­cio­nes de éxito a pro­ble­mas de la ciu­dad. En­ton­ces no se trabaja desde el pun­to de vis­ta sec­to­rial tra­di­cio­nal; es de­cir, tra­ta­mos de que los pro­yec­tos re­suel­van mu­chas co­sas a la vez”.

¿Las he­ri­das de nues­tra so­cie­dad, por la gue­rra, el nar­co­trá­fi­co, có­mo ce­rrar­las?

“Uno de los pro­yec­tos prio­ri­ta­rios que men­cio­na­ba el al­cal­de es tra­ba­jar con la po­bla­ción en sen­si­bi­li­za­ción y con­cien­cia cí­vi­ca. La fa­ma de Me­de­llín y la ma­ne­ra en la que la ciu­dad ha in­ver­ti­do cam­bió ra­di­cal­men­te en las úl­ti­mas dé­ca­das, qui­zá se ve más afue­ra que aden­tro. La con­cien­cia que tie­ne la po­bla­ción es que la ciu­dad con­ti­núa con pro­ble­mas y que qui­zá no se han so­lu­cio­na­do co­mo se qui­sie­ra. Es cues­tión de que los pro­pios ha­bi­tan­tes crean en su ciu­dad”.

¿Me­de­llín re­si­lien­te les ha ser­vi­do en otras ciu­da­des?

“Lo he­cho en Me­de­llín ha ser­vi­do de ejem­plo pa­ra Ciu­dad Juá­rez, en la fron­te­ra de Mé­xi­co con EE. UU., que tam­bién se ha con­si­de­ra­do una de las ciu­da­des más vio­len­tas del mun­do”.

Ar­tis­tas y tu­ris­tas se to­man fo­tos en la tum­ba de Pa­blo Escobar, en pro­pie­da­des que ocu­pó. ¿Qué ha­cer pa­ra aca­bar ese “nar­co­tu­ris­mo”?

“Las ciu­da­des de­ben apren­der a vi­vir con su his­to­ria. Bo­rrar el pa­sa­do sue­le ser un ejer­ci­cio ar­ti­fi­cial. Pen­sar có­mo pue­de es­to ser­vir de ejem­plo de al­go que for­mó par­te de la vi­da de la ciu­dad, que ya se su­peró has­ta cier­to pun­to. Se ha­bla de una era en la que Me­de­llín le per­te­ne­cía a un nar­co­tra­fi­can­te y con­ver­tir eso en un pro­yec­to de edu­ca­ción ciu­da­da­na sin que­rer bo­rrar el pa­sa­do y de­cir que ahí no pa­só na­da”

FO­TO

Eu­ge­ne Za­pa­ta pu­so co­mo ejem­plo a Su­dá­fri­ca, que “tu­vo el peor ra­cis­mo de la his­to­ria y no lo bo­rró; se lo ex­pli­ca a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes co­mo al­go que no se de­be re­pe­tir”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.