Plan pis­to­la de un mes exi­ge cam­bios en la lu­cha

¿Las au­to­ri­da­des de­ben se­guir con­fron­tan­do a “los Ura­be­ños” de la mis­ma ma­ne­ra? Estas son al­gu­nas lec­cio­nes de­ri­va­das del fe­nó­meno cri­mi­nal.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por NEL­SON MAT­TA CO­LO­RA­DO

Diez po­li­cías ase­si­na­dos y 37 he­ri­dos, en 35 ata­ques con­tra la Fuer­za Pú­bli­ca, per­pe­tra­dos en nue­ve de­par­ta­men­tos del país, es el sal­do que de­ja has­ta ahora el plan pis­to­la eje­cu­ta­do por la or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal “los Ura­be­ños” o “Clan del Gol­fo”.

Es­ta olea­da de vio­len­cia ya ajus­tó un mes, de­jan­do víctimas de dis­pa­ros y ex­plo­sio­nes en An­tio­quia, Ce­sar, Cho­có, Su­cre, Cór­do­ba, Bolívar, Me­ta, Nor­te de San­tan­der y San­tan­der. En los he­chos tam­bién fue­ron da­dos de ba­ja seis pre­sun­tos de­lin­cuen­tes y ocho ci­vi­les que­da­ron le­sio­na­dos.

En va­rios mo­men­tos es­ta si­tua­ción in­cre­men­tó la zo­zo­bra de la ciu­da­da­nía, pues las au­to­ri­da­des die­ron a co­no­cer que la ban­da pla­nea­ba aten­tar con un ca­rro­bom­ba en Ura­bá y ase­si­nar a per­so­na­li­da­des po­lí­ti­cas en Bo­go­tá y Me­de­llín. De igual ma­ne­ra, cir­cu­la­ron en las ca­lles va­rios pan­fle­tos apó­cri­fos men­cio­nan­do ame­na­zas de muer­te, lim­pie- zas so­cia­les y to­ques de que­da.

Se­gún el mi­nis­tro de De­fen­sa, Luis Carlos Vi­lle­gas, a la fecha han si­do cap­tu­ra­das 39 per­so­nas in­vo­lu­cra­das en es­tos aten­ta­dos. Sos­tie­ne que la Fuer­za Pú­bli­ca nun­ca ha es­ta­do a la de­fen­si­va, sino a la ofen­si­va con­tra ese gru­po.

Es­te dia­rio con­sul­tó a ana­lis­tas e in­ves­ti­ga­do­res po­li­cia­les so­bre el fe­nó­meno, pa­ra de­ter­mi­nar qué con­clu­sio­nes de­ja has­ta ahora la for­ma en que se desa­rro­lla el plan pis­to­la y la res­pues­ta de las au­to­ri­da­des. “La ca­pa­ci­dad del Es­ta­do es in­men­sa, eso no se nie­ga, pe­ro estas ac­cio­nes son im­po­si­bles de mi­ti­gar has­ta el pun­to ce­ro”, opi­na Ariel Ávi­la, sub­di­rec­tor de la fun­da­ción Paz y Re­con­ci­lia­ción.

1 OTRO EN­FO­QUE EN EL COM­BA­TE A ES­TE GRU­PO

Pa­ra Ávi­la, “el Es­ta­do se dio cuen­ta muy tar­de de lo que sig­ni­fi­ca el ‘Clan del Gol­fo’. Ve­nían acos­tum­bra­dos a pe­lear con la gue­rri­lla, pe­ro es­ta ban­da no em­plea gran­des con­tin­gen­tes de per­so­nas, sino pe­que­ños gru­pos ur­ba­nos con ar­mas cor­tas, ejer­ce el con­trol en sus zo­nas de otra ma­ne­ra”.

Jaime Ja­ra­mi­llo Pa­nes­so, ex­miem­bro de la Co­mi­sión Na­cio­nal de Re­pa­ra­ción y Re­con­ci­lia­ción, dice que es ne­ce­sa­ria la in­ter­ven­ción de las Fuer­zas Mi­li­ta­res en es­te te­ma, que has­ta ahora se vie­ne in­ter­pre­tan­do co­mo un pro­ble­ma de or­den po­li­cial.

Al res­pec­to, el ge­ne­ral Al­ber­to Me­jía, co­man­dan­te del Ejér­ci­to, le co­men­tó a EL CO­LOM­BIANO ha­ce una se­ma­na que es­tán di­se­ñan­do la Ope­ra­ción Aga­me­nón 2, que con­ta­rá con re­fuer­zo mi­li­tar.

2 ¿DE­TRÁS HAY UN AC­TO DE PRE­SIÓN PO­LÍ­TI­CA?

Ha­ce tres años “los Ura­be­ños” es­tán bus­can­do que el Go­bierno los ten­ga en cuen­ta pa­ra ne­go­ciar un so­me­ti­mien­to a la jus­ti­cia que los be­ne­fi­cie, y una de las ra­zo­nes del plan pis­to­la se­ría ejer­cer al­gún ti­po de pre­sión po­lí­ti­ca, se­gún in­ves­ti­ga­do­res con­sul­ta­dos.

Ja­ra­mi­llo ve po­si­ble que al­gún día se tien­da un puen­te en­tre el Go­bierno y es­te gru­po, pa­ra sen­tar­se a dia­lo­gar, mas no se­rá en el cor­to pla­zo, ya que “la Ca­sa de Na­ri­ño es­tá ocu­pa­da en las ne­go­cia­cio­nes con las dos gue­rri­llas”.

El Acuer­do de Paz con las Farc plan­teó que el Go­bierno de­be cons­truir un pro­yec­to so­bre el aco­gi­mien­to a la ley de ban­das cri­mi­na­les, pe­ro es­te no ha si­do pre­sen­ta­do al Con­gre­so y ya se ven­cie­ron las fa­cul­ta­des es­pe­cia­les que tenía el pre­si­den­te Juan Manuel San­tos pa­ra tra­mi­tar de­cre­tos con de­ba­tes abre­via­dos ( fast track).

3 EL TE­RRO­RIS­MO NO MU­RIÓ CON LAS FARC

Tal cual afir­mó Ávi­la, la ope­ra­ti­vi­dad de es­ta fac­ción es me­nos apa­ra­to­sa que las or­ga­ni­za­cio­nes te­rro­ris­tas del pa­sa­do en Co­lom­bia, sin em­bar­go, con­si­gue efec­tos si­mi­la­res ame­dren­tan­do a la po­bla­ción y en­fren­tan­do a la Fuer­za Pú­bli­ca. De he­cho, ha or­ga­ni­za­do tres pa­ros ar­ma­dos a pun­ta de sem­brar el mie­do con pan­fle­tos y uso de re­des so­cia­les.

Va­le la pe­na pre­gun­tar­se si, co­mo lo reite­ra el Go­bierno, “los Ura­be­ños” son una sim­ple ban­da de nar­co­tra­fi­can­tes. “El Es­ta­do no ha di­men­sio­na­do el pro­ble­ma”, aco­ta Ávi­la.

4 ES PO­SI­BLE UNA ES­PI­RAL DE LA VEN­GAN­ZA

Los de­lin­cuen­tes, por me­dio de co­mu­ni­ca­dos, di­cen que sus ac­cio­nes se de­ben a que “se es­tán de­fen­dien­do” de la vio­len­cia de la Po­li­cía, en cu­yos ope­ra­ti­vos han muer­to ca­be­ci­llas co­mo alias “Pa­bli­to” (02/5/17), otro de los mó­vi­les pa­ra ha­ber or­de­na­do el plan pis­to­la. A jui­cio de Ja­ra­mi­llo, es­ta di­ná­mi­ca de muer­tos de la­do y la­do “po­dría oca­sio­nar un círcu­lo de ven­gan­zas”, cu­ya du­ra­ción es di­fí­cil de pre­de­cir

FO­TO COR­TE­SÍA

Así que­dó la pa­tru­lla en la que iban unos po­li­cías, ata­ca­dos con ex­plo­si­vos en Ar­bo­le­tes, el 13 de ma­yo; hu­bo 2 he­ri­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.