ATEN­CIÓN ES LI­MI­TA­DA, PE­RO LA MAG­NI­TUD DEL PRO­BLE­MA ES DESAFIAN­TE

El Colombiano - - OPINIÓN - Por ÁN­GE­LA RO­BLE­DO Re­pre­sen­tan­te a la Cá­ma­ra por el Partido Ver­de

Los cam­bios le­ga­les po­drían re­abrir el re­gis­tro úni­co de víctimas y se ha­bla de otros dos mi­llo­nes de víctimas, ca­si 10 mi­llo­nes en to­tal, en el país.

El Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da cal­cu­la la aten­ción y re­pa­ra­ción in­te­gral en 184 bi­llo­nes de pe­sos. Pa­la­bras ma­yo­res. Hay res­pues­ta y es­fuer­zo del Go­bierno Na­cio­nal, pe­ro la ca- pa­ci­dad aún es li­mi­ta­da, por­que la mag­ni­tud es desafian­te.

Más de cin­co dé­ca­das de con­flic­to ar­ma­do de­jan mu­chas es­te­las de vio­len­cia. Las ci­fras que per­sis­ten de des­pla­za­mien­to y gol­pean a la que lla­ma­mos Co­lom­bia pro­fun­da (te­rri­to­rios de cam­pe­si­nos, in­dí­ge­nas y afros), son una aler­ta pa­ra un Es­ta­do y go­bier­nos au­sen­tes de los te­rri­to­rios o que lle­ga­ron a ellos muy a me­nu­do so­lo me­dian­te pla­nes de con­so­li­da­ción mi­li­tar y po­li­cial. Ese es el re­to de la paz te­rri­to­rial y sus pla­nes de desa­rro­llo, pre­ci­sa­men­te.

El pa­ra­mi­li­ta­ris­mo es­tá vi­vo, es mu­tan­te. Aun­que no de gran­des gru­pos, pe­ro sí con po­der de da­ño e in­ti­mi­da­ción, que de­jan líderes muer­tos y es­tam­pi­das hu­ma­nas. Son los nue­vos con­flic­tos, si se mi­ra Cho­có, Tu­ma­co y Ca­ta­tum­bo, por ejem­plo. Esos son re­tos.

Aun­que la ci­fra es sig­ni­fi­ca­ti­va, hay que ad­ver­tir que ha dis­mi­nui­do. Pe­ro sa­bía­mos que ve­nía un pos­con­flic­to con mu­chas for­mas de vio­len­cia to­da­vía vi­vas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.