¿CO­LOM­BIA, LA MÁS EDU­CA­DA?

El Colombiano - - OPINIÓN - Por CRIS­TIAN CA­MI­LO REN­DÓN Cor­po­ra­ción Universitaria Mi­nu­to de Dios Fa­cul­tad de Com. So­cial, 8° se­mes­tre Cren­don­ho­yo@uni­mi­nu­to.edu.co

Co­mo si se tra­ta­ra del día sin ca­rro o sin mo­to, el “Día E” fue de­cre­ta­do por el presidente

Juan Manuel San­tos y la en­ton­ces ex mi­nis­tra de edu­ca­ción

Gina Pa­rody co­mo un es­pa­cio pa­ra for­ta­le­cer los re­sul­ta­dos ins­ti­tu­cio­na­les de los co­le­gios pú­bli­cos y pri­va­dos me­dian­te un con­glo­me­ra­do es­ta­dís­ti­co que per­mi­te co­no­cer : “el ín­di­ce sin­té­ti­co de ca­li­dad educativa”. Es de­cir, me­dian­te una pla­ta­for­ma vir­tual se me­di­rá en una es­ca­la de 1 a 10 qué co­le­gio es me­nos ma­lo que el otro en las di­fe­ren­tes asig­na­tu­ras.

Sin em­bar­go, en un país tan “in­no­va­dor “co­mo el nues­tro, ca­da vez se in­ge­nian más y más me­ca­nis­mos pa­ra me­dir la ca­li­dad educativa tan so­lo en tér­mi­nos cuan­ti­ta­ti­vos, –pe­ro no se mi­de en igual­dad de pro­por- cio­nes la sa­tis­fac­ción sa­la­rial pa­ra los do­cen­tes, ni se mi­de el ha­ci­na­mien­to in­fra­es­truc­tu­ral, y tam­po­co el dé­fi­cit en los re­fri­ge­rios es­co­la­res. No obs­tan­te, el ba­lan­ce que deja el “Día E” el pa­sa­do 10 de ma­yo, in­di­ca que se pre­sen­tó un in­cre­men­to po­si­ti­vo res­pec­to a los re­sul­ta­dos del año an­te­rior – aun­que no pa­sa­mos de 5 pun­tos en aque­lla es­ca­la de 10 pa­ra la edu­ca­ción pri­ma­ria y se­cun­da­ria.

Cier­ta­men­te, el fin jus­ti­fi­ca los medios, y si en­tre las po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les y los me­ca­nis­mos de ac­ción está con­tem­pla­do ha­cer de Co­lom­bia la más edu­ca­da de Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra el 2025, se de­be­ría ini­ciar, por ejem­plo, con re­sig­ni­fi­car el rol del do­cen­te, su edu­ca­ción pro­fe­sio­nal – no cual­quie­ra pue­de ser­lo- y tam­bién la bre­cha sa­la­rial.

En efec­to, paí­ses co­mo Fin­lan­dia sir­ven pa­ra ejem­pli­fi­car la orien­ta­ción que real­men­te me­re­ce la edu­ca­ción de ex­ce­len­cia; allí no existe un sis­te­ma es­ta­tal de eva­lua­ción do­cen­te. Ca­da pro­fe­sor está cons­tan­te­men­te in­ves­ti­gan­do y au­di­tan­do el desem­pe­ño de su gru­po, sin ne­ce­si­dad de que lo con­tro­le una au­to­ri­dad más allá de su pro­pia co­mu­ni­dad es­co­lar.

En­tre tan­to, los es­fuer­zos no so­la­men­te de­ben ge­ne­rar­se por par­te del presidente San­tos o de la ac­tual mi­nis­tra de edu­ca­ción Ya­neth Giha, sino tam­bién de to­do el pro­fe­so­ra­do, pues son ellos quie­nes en úl­ti­ma ins­tan­cia apro­pian y ha­cen úti­les a los es­tu­dian­tes en ca­da una de sus dis­ci­pli­nas.

En sín­te­sis, la me­ta pro­pues­ta por el Go­bierno pa­ra el 2025 se pue­de con­se­guir siem­pre y cuan­do ha­ya una ar­ti­cu­la­ción cohe­ren­te en­tre to­dos los es­la­bo­nes que com­po­nen to­do el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, no so­lo pue­den ser valores nu­mé­ri­cos ■ * Ta­ller de Opi­nión es un pro­yec­to de El Co­lom­biano, EAFIT, U. de A. y UPB que bus­ca abrir un es­pa­cio pa­ra la opi­nión jo­ven. Las ideas ex­pre­sa­das por los co­lum­nis­tas del Ta­ller de Opi­nión son li­bres y de ellas son res­pon­sa­bles sus au­to­res. No com­pro­me­ten el pensamiento edi­to­rial de El Co­lom­biano, ni las uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­cio­nes vin­cu­la­das con el pro­yec­to.

Hay que re­sig­ni­fi­car el rol del do­cen­te, su edu­ca­ción pro­fe­sio­nal y la bre­cha sa­la­rial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.