Las tri­bus ur­ba­nas aho­ra eli­gen su ro­pe­ro en la web

La esen­cia de es­tos gru­pos si­gue in­tac­ta: di­fe­ren­ciar­se. Su mo­da es el men­sa­je.

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por CLAU­DIA ARAN­GO HOLGUÍN

En al­gún mo­men­to se ha pues­to a pen­sar cuán­tas imá­ge­nes ve al día en re­des so­cia­les? Por sus pan­ta­llas des­fi­lan per­so­na­li­da­des del mun­do del ar­te, la mú­si­ca, la fo­to­gra­fía, el de­por­te, el ci­ne y la cul­tu­ra. A ellos se su­man ami­gos, co­no­ci­dos y has­ta per­so­nas del tra­ba­jo que, ca­si por ós­mo­sis, com­par­ten a dia­rio sus ins­pi­ra­cio­nes y ge­ne­ran con­cep­tos y ten­den­cias que ca­da quien asi­mi­la a su ma­ne­ra e in­flu­yen, aun­que us­ted no lo crea, en su for­ma de ves­tir.

La es­cri­to­ra es­pe­cia­li­za­da en his­to­ria y teo­ría del es­ti­lo y la mo­da Vanessa Ro­sa­les ar­gu­men­tó en su te­sis La mi­ra­da di­gi­tal de la mo­da que “las re­pre­sen­ta­cio­nes pic­tó­ri­cas de la mo­da ac­tual se en­cuen­tran en las imá­ge­nes di­gi­ta­les”, to­da una trans­for­ma­ción que se evi­den­cia en el es­ti­lo y los gru­pos de ten­den­cias.

La re­no­va­ción de las tri­bus

Las tri­bus ur­ba­nas son un fe­nó­meno que em­pe­zó a ge­ne­rar­se en Eu­ro­pa en las dé­ca­das del 40 y 50. Los jó­ve­nes veían en es­tas una po­si­bi­li­dad di­fe­ren­te de ex­pre­sión, se ale­ja­ban así de cual­quier nor­ma que en no les agra­da­ra y en­con­tra­ban un nú­cleo de afec­ti­vi­dad que in­ten­si­fi­ca­ba sus vi­ven­cias per­so­na­les.

Hoy es­tos he­chos se han ido de­pu­ran­do y ca­da quien bus­ca en la mo­da lo que más le gus­te, me­dia­dos por las nue­vas co­rrien­tes tec­no­ló­gi­cas y las imá­ge­nes que a dia­rio se bus­can en re­des co­mo Pin­te­rest o Ins­ta­gram.

Se­gún Wi­lliam Cruz Bermeo, do­cen­te de la fa­cul­tad de di­se­ño de ves­tua­rio de la UPB, “el tér­mino de tri­bus ur­ba­nas es hoy re­va­lua­ble ya que las nue­vas tec­no­lo­gías ha­cen que di­chos mo­vi­mien­tos ca­rez­can de lo fun­da­men­tal que los hi­zo dar­se a co­no­cer, el en­cuen­tro per­so­na a per­so­na, por lo que po­dría ha­blar­se me­jor de mo­vi­mien­tos ur­ba­nos. No son tan fuer­tes co­mo sus pre­de­ce­so­res, pe­ro sí mar­can ten­den­cia en cuan­to a mo­da y es­ti­lo de vi­da”, sos­tie­ne.

Cuan­do na­cie­ron tri­bus ur­ba­nas co­mo los dan­di, los emos o los hip­pie, los unió una mis­ma ra­zón de di­fe­ren­ciar­se o es­ta­ble­cer­se co­mo dis­tin­tos fren­te a to­do lo que do­mi­na­ba,“es­pe­cial­men­te fren­te a los mo­dos de pro­ce­der de su ge­ne­ra­ción pre­ce­den­te”, se­ña­ló Cruz. Hay que te­ner en cuen­ta que es­tos mo­de­los res­pon­die­ron al en­torno so­cio­cul­tu­ral de ca­da mo­men­to.

¿Qué pa­sa hoy?

Es­tos mo­vi­mien­tos, a pe­sar de los años, no son in­mu­ta­bles en el tiem­po, se han ido trans­for­man­do con­for­me a las dis­tin­tas co­rrien­tes y ge­ne­ra­cio­nes que asu­men par­te de sus ideas, gustos y apa­rien­cia. Eso sí, en me­dio de los cam­bios to­da­vía exis­te co­ne­xión con lo que les dio ori­gen, que es la bús­que­da de una iden­ti­dad par­ti­cu­lar. Así se ven ac­tual­men­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.