Abe­cé de las re­cla­ma­cio­nes de da­ños en vi­vien­da nue­va

Des­de hu­me­dad has­ta fa­llas es­truc­tu­ra­les, lo que us­ted le pue­de exi­gir al cons­truc­tor.

El Colombiano - - PORTADA - Por LAU­RA PU­LI­DO PA­TRÓN ES­TE­BAN PA­RÍS

Ve­ri­fi­car que el cons­truc­tor le en­tre­gue un ac­ta que com­prue­be que ha re­ci­bi­do el in­mue­ble y un manual de uso del bien es la prin­ci­pal re­co­men­da­ción de ex­per­tos pa­ra que en el fu­tu­ro pue­da en­ta­blar re­cla­mos por da­ños en aca­ba­dos y es­truc­tu- ras. La do­cu­men­ta­ción con­tie­ne ga­ran­tías en ca­so que se pre­sen­ten de­fec­tos en la pro­pie­dad. Ojo: ha­cer exi­gen­cias sin fun­da­men­to es una in­frac­ción y tie­ne multa. Aquí lo que de­be co­no­cer.

Al re­ci­bir una vi­vien­da nue­va, no ol­vi­de que el cons­truc­tor o el ven­de­dor es­tán en la obli­ga­ción de pre­sen­tar­le un ac­ta de en­tre­ga y un manual del pro­pie­ta­rio, do­cu­men­tos que le se­rán de gran uti­li­dad en ca­so de da­ños en su in­mue­ble.

“El ac­ta es la prue­ba de que efec­ti­va­men­te se en­tre­gó el bien y es el pun­to de par­ti­da del tér­mino de la ga­ran­tía le­gal”, ex­pli­có Lau­ra Ro­ble­do Man­ri­que, abo­ga­da de Ju­ri Cons­truc­to­res.

Al re­ci­bir el ac­ta de en­tre­ga de­be in­me­dia­ta­men­te re­por­tar los de­fec­tos ob­ser­va­dos en el in­mue­ble, co­mo un vi­drio que­bra­do o una puer­ta hun­di­da. “De lo con­tra­rio, el cons­truc­tor no se­rá res­pon­sa­ble”, se­ña­ló el ge­ren­te de Pro­yec­tos de la cons­truc­to­ra Con­ho­gar, Iván Da­río Res­tre­po.

Así mis­mo, re­co­mien­da leer el manual que con­tie­ne in­di­ca­cio­nes de có­mo ha­cer el man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo de los in­su­mos en­sam­bla­dos en la vi­vien­da, lo que pue­de re­cla­mar y me­dian­te qué ca­na­les. No se­guir­lo equi­va­le a que no se atien­da el re­cla­mo.

En cuan­to a la ga­ran­tía, se­rá de cin­co años pa­ra da­ños en aca­ba­dos, re­des vi­ta­les (acue­duc­to, ener­gía), cu­bier­tas, pi­sos y re­des hi­dro­sa­ni­ta­rias, y se­rá de 10 años pa­ra de­te­rio­ros es­truc­tu­ra­les, re­la­cio­na­dos con la es­ta­bi­li­dad de la obra, co­mo fa­llas en co­lum­nas de la edi­fi­ca­ción, men­cio­nó el pre­si­den­te de la Lon­ja Pro­pie­dad Raíz de Me­de­llín y An­tio­quia, Federico Es­tra­da.

Aña­dió que no son ad­mi­si­bles los re­cla­mos, cuan­do los da­ños son cau­sa­dos por fuer­za ma­yor o ca­so for­tui­to (im­pre­vis­to al que no es po­si­ble re­sis­tir, co­mo ac­ci­den­tes na­tu­ra­les) o por el uso in­de­bi­do del bien por el com­pra­dor.

Al en­ta­blar la re­cla­ma­ción

De es­ta ma­ne­ra, si us­ted de­tec­tó un da­ño en pi­sos, una ven­ta­na o una hu­me­dad en la pa­red, di­rí­ja­se pri­me­ro al manual e iden­ti­fi­que a qué ti­po de que­ja co­rres­pon­de y lue­go si­ga el pro­ce­di­mien­to que el cons­truc­tor o el pro­mo­tor del pro­yec­to dis­pu­so pa­ra aten­der la ga­ran­tía.

“Ya sea por es­cri­to o ver­bal, in­di­que el mo­ti­vo de la re­cla­ma­ción, cuán­do le en­tre­ga­ron el bien pa­ra com­pro­bar la ga­ran­tía y en­víe cons­tan­cia del da­ño (fo­tos)”, pre­ci­só Ro­ble­do.

Los si­guien­tes pa­sos son: una vi­si­ta de un em­plea­do de la cons­truc­to­ra; y una res­pues­ta, que se­rá de 10 días pa­ra da­ños de aca­ba­dos y de 30 días pa­ra los es­truc­tu­ra­les. Am­bos, pro­rro­ga­bles.

No es de­ber del ven­de­dor...

Si el da­ño es­truc­tu­ral es tan gra­ve que de­be eva­cuar el lu­gar, el cons­truc­tor no es­tá obli­ga­do a dar apo­yo mien­tras se ha­ce el es­tu­dio, de acuer­do con el es­ta­tu­to que los ri­ge, pues la ga­ran­tía, pa­ra am­bos ti­pos de da­ño, so­lo cu­bre re­pa­ra­ción o de­vo­lu­ción de di­ne­ro.

Cuan­do se tra­ta de zo­nas co­mu­nes, ten­ga en cuen­ta que la in­con­for­mi­dad de­be ser tra­mi­ta­da por la ad­mi­nis­tra­ción, se­ña­ló el di­rec­tor de la Aso­cia­ción de Pro­pie­ta­rios, Arren­da­ta­rios y Ad­mi­nis­tra­do­res de Pro­pie­dad Ho­ri­zon­tal (Asur­be), Al­fon­so Álvarez.

Fi­nal­men­te, si tra­mi­tó el re­cla­mo, pe­ro no re­ci­bió res­pues­ta o no fue sa­tis­fac­to­ria, con cons­tan­cia de que si­guió el con­duc­to re­gu­lar, pue­de acu­dir a la Su­pe­rin­ten­den­cia de In­dus­tria y Co­mer­cio ( www.sic.gov.co). En ese ca­so se em­pie­za una acción ad­mi­nis-

tra­ti­va con­tra el cons­truc­tor.

Pe­ro, si el re­cla­mo se hi­zo sin te­ner fun­da­men­to y la SIC com­prue­ba que fue de ma­la fe, po­dría ser san­cio­na­do con has­ta 150 sa­la­rios mí­ni­mos (110,6 mi­llo­nes de pe­sos)

ILUSTRACIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.