CO­MEY IN­SIS­TE EN QUE RU­SOS INTERFIRIERON EN ELEC­CIO­NES DE EE.UU.

El Colombiano - - OPINIÓN -

La afir­ma­ción de que los ser­vi­cios ru­sos de in­te­li­gen­cia tu­vie­ron al­gún ni­vel de in­ter­fe­ren­cia en las pa­sa­das elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de EE.UU. no pue­de pa­sar de lar­go. El ex­di­rec­tor del FBI, Ja­mes Co­mey, es una fuen­te que me­re­ce aten­ción y cre­di­bi­li­dad. Lo di­jo an­te la Co­mi­sión de In­te­li- gen­cia del Se­na­do el jue­ves pa­sa­do en la ma­ña­na y abrió las puertas pa­ra que los or­ga­nis­mos de se­gu­ri­dad de su país, en to­dos los ni­ve­les, se aden­tren en la com­pro­ba­ción, o no, de una su­pues­ta in­fil­tra­ción que ha­bría al­te­ra­do los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les de la re­ñi­da cam­pa­ña Trump-Clin­ton.

Co­mey es des­cri­to, hoy, co­mo una fi­gu­ra apo­lí­ti­ca a la que ca­yó muy mal su des­ti­tu­ción por par­te de Trump. Por aho­ra, no pa­re­ce que el ca­la­do de sus afir­ma­cio­nes al­can­ce si­quie­ra a la­dear al Go­bierno. Aun­que la opo­si­ción anun­cia que la no­ve­la de “la tra­ma ru­sa” ape­nas co­mien­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.