El es­tra­bis­mo pue­de re­fle­jar otras en­fer­me­da­des

Ser biz­co pue­de ser el sín­to­ma de ma­les mu­cho peo­res. Con­sul­te con un es­pe­cia­lis­ta.es­pe­cia­lis

El Colombiano - - TENDENCIAS / SALUD - Por JULIANA VÁSQUEZ PO­SA­DA

Po­cas ve­ces se es­cu­cha la pa­la­bra es­tra­bis­mo, por­que en el co­mún de la vi­da no se sue­le nom­brar pa­ra asig­nar a nin­gu­na en­fer­me­dad, por­que cuan­do en la ca­lle se en­cuen­tra con al­guien que la su­fra se le sue­le lla­mar biz­co. Y qui­zá por esa ma­nía de nom­brar las co­sas por su nom­bre es que se sue­len per­der sus ver­da­de­ros sig­ni­fi­ca­dos, y en el ca­so de las en­fer­me­da­des, su sa­li­da: la cu­ra.

Es­ta en­fer­me­dad se pue­de ma­ni­fes­tar de tres ma­ne­ras, una es la en­do­tro­pia in­fan­til, que se pre­sen­ta cuan­do uno de los ojos es­tá des­via­do ha­cia aden­tro, co­mo mi­ran­do la na­riz y es muy co­mún en ni­ños; tam­bién exis­te la en­do­tro­pia aco­mo­da­ti­va, que con­sis­te en que los dos ojos se di­ri­gen ha­cia el in­te­rior y es co­mún en los es­fuer­zos por en­fo­car al­gún ob­je­to; y la exo­tro­pia tie­ne co­mo sín­to­ma que uno de los ojos gi­ra ha­cia afue­ra y sue­le pre­sen­tar­se de ma­ne­ra es­po­rá­di­ca.

Pe­ro no es só­lo un pro­ble­ma cos­mé­ti­co, co­mo al­gu­nos pue­den creer. Cuan­do los ojos es­tán des­via­dos es por­que uno de los seis múscu­los que mue­ven el ojo no es­tá fun­cio­nan­do, el pro­ble­ma de es­te fe­nó­meno es que el ce­re­bro re­ci­be se­ñal de dos imá­ge­nes, y en el ca­so de los ni­ños, sue­le eli­mi­nar una de ellas —la in­co­rrec­ta—, por lo que el pa­cien­te pier­de pro­fun­di­dad; cuan­do al­guien ya adul­to desa­rro­lla por al­gu­na ra­zón es­tra­bis­mo, su ce­re­bro no asi­mi­la­rá las dos imá­ge­nes pa­ra eli­mi­nar una, por lo que la per­cep­ción se­rá do­ble.

Martha Lía Ga­vi­ria Bra­vo, of­tal­mó­lo­ga pe­dia­tra, ex­per­ta en es­tra­bis­mo, que ha­ce par­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.