Lo que de­be sa­ber so­bre el cam­bio en re­car­go la­bo­ral

Ex­per­tos ex­pli­can lo que vie­ne con el cam­bio de ho­ra­rio pa­ra el pa­go del re­car­go la­bo­ral noc­turno, que di­vi­de a tra­ba­ja­do­res y em­plea­do­res.

El Colombiano - - PORTADA - Por JUAN FE­LI­PE SIE­RRA SUÁ­REZ

Una vez el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Juan Ma­nuel San­tos, san­cio­ne el pro­yec­to de ley que ba­ja a las 9 p.m. el ho­ra­rio pa­ra el re­car­go noc­turno, em­plea­dos y em­plea­do­res es­tu­dia­rán el cos­to que es­to ge­ne- ra­rá. Por eso, EL CO­LOM­BIANO le pre­sen­ta un abe­cé so­bre es­ta nue­va nor­ma, que no es pa­ra to­dos los tra­ba­ja­do­res for­ma­les. Le ex­pli­ca­mos quién ten­drá de­re­cho y quién no.

Mien­tras se es­pe­ra en los pró­xi­mos días que el pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos fir­me el pro­yec­to de ley que fi­ja en­tre 9 p.m. y 6 a.m. el ho­ra­rio pa­ra el re­car­go la­bo­ral noc­turno en el país, EL CO­LOM­BIANO le ex­pli­ca con­cep­tos claves pa­ra que sal­ga de du­das y ten­ga las cuen­tas cla­ras.

En pri­mer lu­gar, se tra­ta de la ini­cia­ti­va le­gis­la­ti­va que mo­di­fi­ca los ar­tícu­los 160 y 161 del Có­di­go Sus­tan­ti­vo del Tra­ba­jo, que te­nía des­de 2002 a las 10 p.m. co­mo ho­ra pa­ra apli­car el re­car­go. Es­te es equi­va­len­te a un 35 % del va­lor de la ho­ra diur­na nor­mal u or­di­na­ria, con­tem­pla­do en el ar­tícu­lo 168 de la mis­ma nor­ma. Así que el pro­yec­to no mo­di­fi­ca lo re­fe­ren­te a ho­ras ex­tras y re­car­go la­bo­ral diurno y noc­turno en do­mi­ni­ca­les y festivos.

En­tre tan­to, el Go­bierno se mos­tró de acuer­do con la me­di­da y no ve pro­ble­ma en re­du­cir una ho­ra la jor­na­da diur­na, co­mo re­co­no­ció en rue­da de pren­sa el vi­ce­mi­nis­tro Téc­ni­co de Ha­cien­da, Andrés Es­co­bar Aran­go, a pe­sar de que es­ta car­te­ra se mos­tró en con­tra du­ran­te la dis­cu­sión del pro­yec­to (ver no­ta ane­xa).

No obs­tan­te, las cen­tra­les obre­ras con­si­de­ran que la re­duc­ción de la jor­na­da diur­na re­sul­ta in­su­fi­cien­te y de­be­ría ser des­de las 6 p.m., co­mo bus­ca­ba el pro­yec­to ori­gi­nal. En con­tras­te, los em­pre­sa­rios la ven co­mo una me­di­da que en­ca­re­ce­rá los cos­tos la­bo­ra­les y ge­ne­ra­rá pér­di­da de em­pleos for­ma­les (ver la otra no­ta ane­xa).

Mien­tras tan­to, el Mi­nis­te­rio del Tra­ba­jo pre­ci­sa que cual­quier tra­ba­ja­dor o em­plea­dor de­be te­ner cla­ro que la jor­na­da la­bo­ral or­di­na­ria de 8 ho­ras dia­rias o me­nos de­be ser pac­ta­da en­tre ellos: “Por re­gla ge­ne­ral, las 8 ho­ras de­ben apli­car­se en el día, así que si tra­ba­ja más de las 8 ho­ras, o se tra­ba­ja de no­che, o un fes­ti­vo o do­min­go, se de­be pa­gar un re­car­go por ello, se­gún co­rres­pon­da”, in­di­ca la car­ti­lla la­bo­ral dis­po­ni­ble en www.min­tra­ba­jo.gov.co.

Asi­mis­mo, el có­di­go la­bo­ral des­ta­ca en su ar­tícu­lo 51 que el em­plea­dor y tra­ba­ja­dor po­drán acor­dar que la jor­na­da se­ma­nal de 48 ho­ras sea me­dian­te jor­na­das dia­rias fle­xi­bles de tra­ba­jo, dis­tri­bui­das en má­xi­mo seis días a la se­ma­na, con un día de des­can­so obli­ga­to­rio, que po­drá coin­ci­dir con el do­min­go.

En ese con­tex­to, el nú­me­ro de ho­ras de tra­ba­jo dia­rio po­drá re­par­tir­se de ma­ne­ra va­ria­ble du­ran­te la res­pec­ti­va se­ma­na y po­drá ser mí­ni­mo de 4 ho­ras y has­ta de 10 ho­ras al día, sin lu­gar a nin­gún re­car­go por tra­ba­jo su­ple­men­ta­rio. En to­do ca­so, el nú­me­ro de ho­ras de tra­ba­jo no de­be­rá ex­ce­der el pro­me­dio de 48 ho­ras, den­tro de la jor­na­da or­di­na­ria, hoy has­ta las 10 p.m. y lue­go de san­cio­na­da la ley, des­de las 9 p.m.

Fren­te a es­tos cam­bios, se con­sul­tó ex­per­tos en de­re­cho la­bo­ral, quie­nes res­pon­die­ron a las pre­gun­tas plan­tea­das por se­gui­do­res de las re­des so­cia­les de es­te dia­rio (ver re­cua­dros).

Eche bien las cuen­tas

Pa­ra cal­cu­lar el re­car­go noc­turno, pri­me­ro se de­be de­ter­mi­nar el va­lor de la ho­ra diur­na. Pa­ra ello, se di­vi­de el suel­do men­sual en­tre 24 ho­ras, asu­mien­do que el mes tie­ne 30 días y se la­bo­ran 8 ho­ras por jor­na­da. Es de­cir, 30 por 8 es igual a 240.

Por ejem­plo, pa­ra una per­so­na que se ga­ne el sa­la­rio mí­ni­mo es­te año (737.717 pe­sos men­sua­les), la ho­ra diur­na se cal­cu­la di­vi­dien­do en­tre 240, es de­cir, 3.074 pe­sos. Co­mo la ho­ra noc­tur­na se pa­ga con un re­car­go del 35 %, la ho­ra con re­car­go es de 4.150 pe­sos.

Se de­be te­ner en cuen­ta que

los re­car­gos noc­tur­nos ha­cen par­te del sa­la­rio y for­man par­te de la ba­se pa­ra cal­cu­lar apor­tes a se­gu­ri­dad so­cial (sa­lud, pen­sión y ries­gos la­bo­ra­les), pres­ta­cio­nes (pri­ma de ser­vi­cios, ce­san­tías, in­tere­ses so­bre ce­san­tías) y pa­ra­fis­ca­les (ca­jas de com­pen­sa­ción), ex­pli­ca el con­sul­to­rio la­bo­ral Ge­ren­cie.com.

Di­fe­ren­cia con ho­ras ex­tras

En el ca­so de las ho­ras ex­tras, se re­fie­re a aque­llas adi­cio­na­les a las 8 ho­ras dia­rias o a la jor­na­da pac­ta­da en­tre las par­tes. Si en un día se tra­ba­jan 10 ho­ras y se pac­tó una jor­na­da de 8 ho­ras, son dos ho­ras ex­tras que se le de­ben re­co­no­cer al tra­ba­ja­dor. Igual su­ce­de si se pac­tó un

me­dio tiem­po (4 ho­ras) y se tra­ba­jan 6 ho­ras, por ejem­plo.

La cuen­ta pa­ra sa­ber la ho­ra ex­tra diur­na es di­fe­ren­te: tie­ne un re­car­go de 25 % so­bre el va­lor or­di­na­rio. Por ejem­plo, si la ho­ra diur­na se pa­ga a 5.000 pe­sos, la ho­ra ex­tra se­rá de 6.250 pe­sos. Con la re­for­ma apli­ca­rá en­tre las 6 a.m. y las 9 p.m.

Pe­ro si la ho­ra ex­tra diur­na se tra­ba­ja un do­min­go o fes­ti­vo, el re­car­go se­rá del 100 %, com­pues­to del 25 % nor­mal, más re­car­go do­mi­ni­cal de 75 %. Si la ho­ra ex­tra es noc­tur­na, es de­cir en­tre las 9 p.m. y las 6 a.m. (cuan­do es­té vi­gen­te la re­for­ma), el re­car­go se­ría del 75 % so­bre la ho­ra or­di­na­ria

ILUS­TRA­CIÓN ELENA OSPINA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.