Es­cán­da­lo gol­pea nú­cleo del Va­ti­cano

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por DA­NIEL ARMIROLA R.

La Igle­sia Ca­tó­li­ca se en­fren­ta a una acu­sa­ción de pe­de­ras­tia y abu­so se­xual del car­go más al­to en su je­rar­quía en ha­ber re­ci­bi­do tal se­ña­la­mien­to. Se tra­ta del nú­me­ro tres del Va­ti­cano, el car­de­nal aus­tra­liano Geor­ge Pell, quien es el má­xi­mo res­pon­sa­ble de Fi­nan­zas de la San­ta Se­de y tie­ne cer­ca­nía al Pa­pa Fran­cis­co.

Pre­sun­ta­men­te ha­bría abu­sa­do de me­no­res de edad cuan­do era sa­cer­do­te en la ciu­dad de Ba­lla­rat (1976-1980) y ar­zo­bis­po de Mel­bour­ne (1996-2001). “Soy inocen­te, es­tas acu­sa­cio­nes son fal­sas. Un ata­que in­ce­san­te a mi repu­tación”, ase­gu­ró el te­so­re­ro de la Igle­sia an­te la pren­sa.

“La idea mis­ma de abu­sos se­xua­les me pa­re­ce de­tes­ta­ble. De­seo te­ner por fin la opor­tu­ni­dad de com­pa­re­cer an­te la jus­ti­cia”, agre­gó al anun­ciar que se to­ma­rá una ex­ce­den­cia pa­ra via­jar a su país, don­de es­tá con­vo­ca­do el 18 de ju­lio. Por úl­ti­mo, ase­gu­ró que es­tu­vo en con­tac­to con el Pa­pa y le agra­de­ció por con­ce­der­le la ex­ce­den­cia.

Pa­ra­le­la­men­te, el Va­ti­cano res­pal­dó al car­de­nal en un co­mu­ni­ca­do en el que re­cal­ca que el Su­mo Pon­tí­fi­ce va­lo­ra su “ho­nes­ti­dad”. “El Va­ti­cano ex­pre­sa su res­pe­to por el sis­te­ma ju­di­cial aus­tra­liano. Al mis­mo tiem­po es im­por­tan­te re­cor­dar que el car­de­nal Pell ha con­de­na­do re­pe­ti­da­men­te co­mo in­mo­ra­les e in­to­le­ra­bles los abu­sos”, afir­ma.

¿Qué im­pac­to tie­ne es­te ca­so en Ro­ma? En diá­lo­go con EL CO­LOM­BIANO, Jo­sé Ma­nuel Vidal, di­rec­tor del por­tal Re­li­gión Di­gi­tal, afir­mó que “hay cier­ta preocupación pe­ro no es ex­ce­si­va. Da la sen­sa­ción de que el ca­so es­tá com­pro­ba­do a fa­vor de Pell. Si ha de­ci­di­do dar la ca­ra tam­bién se de­be a eso. Por otra par­te, eso de­mues­tra el cam­bio que hu­bo en la Igle­sia des­de Fran­cis­co. Hay que de­mos­trar con he­chos, y creo in­clu­so que el Pa­pa in­flu­yó pa­ra que via­ja­ra. Por ese mo­ti­vo el ca­so no afec­ta a su pa­pa­do, por­que su re­vo­lu­ción se tra­ta de dar la ca­ra y no reac­cio­nar con se­cre­tis­mo. El pon­tí­fi­ce bus­ca que así res­pon­dan las dió­ce­sis en to­dos los ca­sos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.