Pro­cla­ma por la vi­da en ho­me­na­je al rec­tor Aran­go

El Colombiano - - METRO - Por JUAN DIE­GO PO­SA­DA PO­SA­DA JAI­ME PÉ­REZ

Con un re­cha­zo a la vio­len­cia en Me­de­llín, con­clu­yó la mo­vi­li­za­ción por la vi­da en ho­me­na­je al edu­ca­dor Ma­nuel Jai­me Aran­go, ase­si­na­do el pa­sa­do jue­ves en Cam­po Val­dés, por su­pues­ta­men­te ro­bar­le su mo­to.

Es­tu­dian­tes, pro­fe­so­res y alle­ga­dos al do­cen­te se jun­ta­ron en un ac­to de reconocimiento en la Pla­za de las Lu­ces, don­de las pren­das de co­lor blan­co y las flo­res se des­ta­ca­ron en ca­da uno de los asis­ten­tes, como sím­bo­lo de paz.

Al­gu­nos es­tu­dian­tes de la ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va Ra­fael Uri­be Uri­be, don­de Ma­nuel era rec­tor, subie­ron al es­ce­na­rio para ha­blar so­bre es­te di­rec­ti­vo. Un re­ci­tal de vio­lín, eje­cu­ta­do por uno de los alum­nos, ce­rró es­te seg­men­to.

En el lu­gar tam­bién se hi­cie­ron pre­sen­tes di­fe­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas de la ciu­dad, cu­yo alum­nos y pro­fe­so­res ex­hi­bie­ron pan­car­tas de re­cha­zo a la vio­len­cia.

Un solo gri­to de paz

En­tre aplau­sos, y con lá­gri­mas en los ojos, San­dra Aran­go, her­ma­na del rec­tor, se di­ri­gió al pú­bli­co en nom­bre de su fa­mi­lia para re­cor­dar a su her­mano.

La mujer agra­de­ció la pre­sen­cia de las au­to­ri­da­des, y ase­gu­ró que Ma­nuel Jai­me es­tá con­ten­to en el lu­gar don­de es­té, gracias a las vo­ces so­li­da­rias que se han es­cu­cha­do.

“Le en­can­ta­ba ser maes­tro y ese es el mejor le­ga­do que nos ha de­ja­do”, sen­ten­ció.

Ade­más, agre­gó que a pe­sar de ha­ber ca­lla­do la grue­sa voz de Ma­nuel Jai­me , los ase­si­nos unie­ron a to­da la co­mu­ni­dad en un solo gri­to de paz.

Se va ha­cer jus­ti­cia

El al­cal­de de la ciu­dad, Fe­de­ri-

co Gu­tié­rrez, ex­pli­có que las in­ves­ti­ga­cio­nes avan­zan por buen ca­mino y que to­das las es­truc­tu­ras en­car­ga­das se en­cuen­tran en ple­na dis­po­si­ción para dar con los cul­pa­bles.

Al ser cues­tio­na­do so­bre una po­si­ble hi­pó­te­sis del ase­si­na­to, Gu­tié­rrez ase­gu­ró que el ro­bo de la mo­to si­gue sien­do el más fuer­te e in­vi­tó a la co­mu­ni­dad a no com­prar re­pues­tos ro­ba­dos.

“Quien com­pra un re­pues­to de mo­to ro­ba­do, es cóm­pli­ce en un ac­to vio­len­to como es­tos, por­que es lo que ali­men­ta a las es­truc­tu­ras cri­mi­na­les”, sen­ten­ció

FO­TO

Los or­ga­ni­za­do­res for­ma­ron un círcu­lo o man­da­la con las flo­res y en­cen­die­ron al­gu­nas ve­las en el ho­me­na­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.