Le­nín Mo­reno des­pi­de a su vi­ce y par­te al co­rreís­mo

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por MA­RIA­NA ES­CO­BAR ROL­DÁN EFE

Las acu­sa­cio­nes de Jor­ge Glas al man­da­ta­rio y su po­si­ble cer­ca­nía con los so­bor­nos de Odebrecht ex­pli­can su sa­li­da.

Con so­lo dos me­ses de ini­cia­do su Go­bierno, el pre­si­den­te de Ecua­dor, Le­nín Mo­reno, de­ci­dió pres­cin­dir de las la­bo­res de su fór­mu­la vi­ce­pre­si­den­cial, Jor­ge Glas, con quien ase­gu­ra­ba que las ba­ses del co­rreís­mo se man­ten­drían.

El eco de un au­dio en el que un ex­di­rec­ti­vo de Odebrecht en Ecua­dor y el ex­con­tra­lor ecua­to­riano Car­los Pó­lit vin­cu­la­ban a Glas en la lis­ta de so­bor­na­dos por esa fir­ma bra­si­le­ña tu­vo que ver, pe­ro el anun­cio de Mo­reno lle­gó jus­to des­pués de un vai­vén de dia­tri­bas en­tre los más fie­les se­gui­do­res del ex­pre­si­den­te Ra­fael Co­rrea y quie­nes co­mien­zan a ha­cer­se a un la­do.

Glas afir­mó, por ejem­plo, que el pre­si­den­te hi­zo un su­pues­to pac­to con “per­so­na­jes ne­fas­tos” de la his­to­ria na­cio­nal, re­fi­rién­do­se a la su­pues­ta en­tre­ga de pues­tos cla­ves del Eje­cu­ti­vo a cer­ca­nos al ex­pre­si­den­te po­pu­lis­ta Ab­da­lá Bu­ca­ram (agos­to 1996- fe­bre­ro 1997).

El ex­vi­ce­pre­si­den­te tam­bién cues­tio­nó las apre­cia­cio­nes de Mo­reno so­bre la eco­no­mía na­cio­nal, ya que és­te res­pon­sa­bi­li­za a Co­rrea de la “cri­sis” en el país y de un pre­sun­to “so­bre­en­deu­da­mien­to” he­re­da­do de la an­te­rior Administración. De he­cho, di­jo que Mo­reno se es­ta­ba apar­tan­do de la Re­vo­lu­ción Ciu­da­da­na, el mo­vi­mien­to ban­de­ra de Co­rrea, que es­tu­vo por una dé­ca­da en el po­der.

¿Adiós al le­ga­do de Co­rrea?

La rup­tu­ra de Mo­reno con su men­tor se veía ve­nir. “Le­nín no so­lo ca­re­ce del ca­ris­ma de Co­rrea, sino que siem­pre se no­tó una in­ten­ción de di­fe­ren­ciar­se del ofi­cia­lis­mo y nun­ca pa­re­ció apro­piar­se de las ideas de Alian­za País”, co­men­ta Fe­li­pe Za­ra­ma, coor­di­na­dor del Observatorio de Po­lí­ti­ca y Es­tra­te­gia en Amé­ri­ca La­ti­na de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio.

El ac­tual man­da­ta­rio se en­con­tró ade­más con una re­duc­ción de la bo­nan­za ecua­to­ria­na, que lo obli­gó a bus­car re­cor­tes fis­ca­les fuer­tes pa­ra de­vol­ver el di­na­mis­mo eco­nó­mi­co al país, una op­ción que no es del agra­do de la ba­se co­rreís­ta y que en cam­bio fue el men­sa­je esen­cial de la opo­si­ción en la cam­pa­ña de co­mien­zos del año, li­de­ra­da

por el can­di­da­to de cen­tro de­re­cha Gui­ller­mo Las­so.

A su vez, la co­rrup­ción se ha­ce me­nos to­le­ra­ble en un con­tex­to de cri­sis eco­nó­mi­ca, de ma­ne­ra que las acu­sa­cio­nes a Glas, re­la­cio­na­das con Odebrecht, con­du­je­ron a rup­tu­ras en­tre los se­gui­do­res del ex­pre­si­den­te.

“La decisión de can­ce­lar las fun­cio­nes del vicepresidente pue­de avi­var una dispu­ta in­ter­na den­tro del mo­vi­mien­to, que es­pe­ra­mos pue­da ser re­suel­ta”, di­ce Pa­tri­cio Ba­rri­ga, quien fue se­cre­ta­rio de Co­mu­ni­ca­ción de Co­rrea, y agre­ga que no ago­ta la es­pe­ran­za de que se cum­plan con fi­de­li­dad las pro­me­sas de cam­pa­ña de Mo­reno: de­vol­ver­le oxí­geno al des­gas­ta­do so­cia­lis­mo del si­glo XXI, con­ti­nuar con po­lí­ti­cas so­cia­les pa­ra ga­ran­ti­zar el ac­ce­so a servicios pú­bli­cos, sa­lud y edu­ca­ción y has­ta se­guir apo­yan­do los diá­lo­gos de paz en­tre el Go­bierno co­lom­biano y el Eln

FO­TO

Le­nín Mo­reno, pre­si­den­te de Ecua­dor (iz­quier­da) y su ex­vi­ce­pre­si­den­te Jor­ge Glas (de­re­cha) en la po­se­sión de ma­yo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.