Las ba­crim, ac­ti­vas aun con ofen­si­va en su con­tra

En los úl­ti­mos sie­te años, 25.000 in­te­gran­tes de esos gru­pos fue­ron cap­tu­ra­dos, 80 ca­be­ci­llas en­tre ellos.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por RI­CAR­DO MONSALVE GA­VI­RIA Y NEL­SON MATTA CO­LO­RA­DO

Con la ope­ra­ción Aga­me­nón, el Es­ta­do sos­tie­ne una ba­ta­lla pa­ra des­ar­ti­cu­lar al Clan del Gol­fo conocido co­mo “los Ura­be­ños” o “Au­to­de­fen­sas Gai­ta­nis­tas de Co­lom­bia”, con­si­de­ra­da la prin­ci­pal ame­na­za del cri­men or­ga­ni­za­do en Co­lom­bia.

La ofen­si­va es­tá en su se­gun­da eta­pa, pe­ro no lo­gra con­te­ner la to­ta­li­dad de las ope­ra­cio­nes y ne­go­cios cri­mi­na­les de una or­ga­ni­za­ción li­de­ra­da por hom­bres fo­guea­dos en el nar­co­trá­fi­co, la gue­rri­lla y las di­suel­tas au­to­de­fen­sas.

Se­gún el mi­nis­tro de De­fen­sa, Luis Car­los Vi­lle­gas, ha­ce sie­te años ha­bía diez gran­des gru­pos or­ga­ni­za­dos ilegales. Hoy se tie­nen ca­rac­te­ri­za­dos so­lo tres, de los cua­les el Clan del Gol­fo es de al­ta pe­li­gro­si­dad y otros dos son de me­nor ta­ma­ño.

Los úl­ti­mos sie­te años, las autoridades re­por­ta­ron la captura o muer­te de 25 mil miem­bros de ban­das cri­mi­na­les, 80 de ellos pre­sun­tos ca­be­ci­llas.

Con­tra esas ci­fras, el nú­me­ro de ban­das or­ga­ni­za­das si­gue sien­do muy al­to. Es la ra­zón por la que Fis­ca­lía, Po­li­cía, Ejér­ci­to y Ar­ma­da man­tie­nen fren­tes abier­tos pa­ra com­ba­tir más de una de­ce­na de es­truc­tu­ras ilegales que de­lin­quen en va­rias re­gio­nes.

El aná­li­sis de la di­rec­to­ra Na­cio­nal con­tra la Cri­mi­na­li­dad Or­ga­ni­za­da de la Fis­ca­lía, Clau­dia Ca­rras­qui­lla Mi­na­mi,

es que hay di­fe­ren­tes ca­te­go­rías de ban­das y de eso de­pen­de la en­ver­ga­du­ra de la in­ter­ven­ción de las autoridades.

“Te­ne­mos ti­pos A,B y C. En las A es­tán: Clan del Gol­fo, Los Pun­ti­lle­ros y Los Pe­lu­sos. En las B, La Cons­tru, las Ofi­ci­nas de Co­bro de Ca­li y de Bo­go­tá y las diez Odín de Me­de­llín. Y en las C, que ame­na­zan la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, se ubi­can en las co­mu­nas y es­tán alia­das a las Ti­po B. Te­ne­mos por ejem­plo: San Fran­cis­co, Ca­la­tra­va y San Ga­briel, en Ita­güí; San An­to­nio y La Fin­qui­ta, en la co­mu­na 8 de Me­de­llín; en Ca­li -di­ce la fun­cio­na­ria- te­ne­mos va­rias pan­di­llas y en Bo­go­tá es­tán Los Gan­chos, que se de­di­can al mi­cro­trá­fi­co”.

Pa­ra neu­tra­li­zar esas es­truc­tu­ras ilegales, las autoridades guardan un as ba­jo la man­ga: las Fa­con (Fuer­zas Ar­ma­das Con­tra el Cri­men Or­ga­ni­za­do).

El pro­pó­si­to es com­ba­tir las or­ga­ni­za­cio­nes ti­pos A,B y C, las di­si­den­cias de las Farc y gru­pos co­mo el Mrp (Mo­vi­mien­to Re­vo­lu­cio­na­rio del Pue­blo). Ca­rras­qui­lla Mi­na­mi ex­pli­ca que las Fa­con ten­drán un fis­cal coor­di­na­dor, un equi­po de fis­ca­les de apo­yo, un lí­der de Po­li­cía Ju­di­cial y los gru­pos es­pe­cia­les de la Po­li­cía, jun­to con las Fuer­zas Mi­li­ta­res. El ob­je­ti­vo es gol­pear las ban­das de ma­ne­ra es­truc­tu­ral, a ca­be­ci­llas y miem­bros de ba­se.

¿Y las di­si­den­cias de Farc?

A los gru­pos que con­ti­núan en el con­flic­to, el Go­bierno aún no les da una cla­si­fi­ca­ción. Se ata­can co­mo a cual­quier gru­po ile­gal. Ni la Fis­ca­lía ni la Po­li­cía han de­fi­ni­do su na­tu­ra­le­za, por esa ra­zón, gru­pos de aná­li­sis cri­mi­nal y de In­te­li­gen­cia de esas ins­ti­tu­cio­nes es­tu­dian qué ca­li­fi­ca­ción dar­les.

Las autoridades co­no­cen que las di­si­den­cias no obe­de­cen a un es­ta­do ma­yor o cú­pu­la cen­tral. Sus prin­ci­pa­les me­dios de fi­nan­cia­ción son el nar­co­trá­fi­co y la ex­tor­sión, ade­más tie­nen alian­zas de tiem­po atrás con ban­das co­mo el Clan del Gol­fo y Li­ber­ta­do­res del Vi­cha­da.

EL CO­LOM­BIANO pre­sen­ta un ma­pa ac­tual de có­mo es­tán or­ga­ni­za­das, su ubi­ca­ción, las ru­tas del de­li­to y el ti­po de ar­mas que uti­li­zan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.