So­bre la tie­rra se­ca cre­ce­rán los ár­bo­les

Con es­pe­cies na­ti­vas y re­cu­pe­ran­do ras­tro­jos bus­can mer­mar el im­pac­to de la mi­ne­ría en el Ba­jo Cau­ca.

El Colombiano - - METRO - Por GUS­TA­VO OS­PI­NA ZA­PA­TA

So­bre las tie­rras se­cas, ári­das y de­gra­da­das por la mi­ne­ría, em­pie­za a flo­re­cer la es­pe­ran­za. A más de 30 gra­dos de ca­lor, de­ce­nas de fa­mi­lias del mu­ni­ci­pio de El Ba­gre siem­bran aca­cias, ro­bles, abar­cos y otras es­pe­cies de flo­ra que, cuan­do crez­can, se­rán su sus­ten­to en una tie­rra don­de el oro pa­re­ce ha­ber­se ago­ta­do y re­sul­ta ne­ce­sa­rio pen­sar en otras al­ter­na­ti­vas pa­ra so­bre­vi­vir.

El Ba­gre, a 326 ki­ló­me­tros de Me­de­llín, en la re­gión del Ba­jo Cau­ca an­tio­que­ño, es una de las po­bla­cio­nes que en los úl­ti­mos años más ha su­fri­do las con­se­cuen­cias de la ex­plo­ta­ción mi­ne­ra. Mi­les de hec­tá­reas de es­te te­rri­to­rio (42.000 se­gún Co­ran­tio­quia) es­tán de­gra­da­das y sus fuen­tes hí­dri­cas con­ta­mi­na­das, con una des­com­po­si­ción am­bien­tal que pa­re­cía no te­ner freno.

So­bre ese caos, la Agen­cia de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra el Desa­rro­llo In­ter­na­cio­nal (Usaid), a tra­vés de su pro­gra­ma Oro Le­gal y en con­ve­nio con la Cor­po­ra­ción Tró­pi­co Di­ver­so y la co­mu­ni­dad ubi­ca­da en la que­bra­da Vi­lla, im­ple­men­tan un pro­yec­to que bus­ca reha­bi- li­tar y co­rre­gir los im­pac­tos am­bien­ta­les ge­ne­ra­dos por la mi­ne­ría “irres­pon­sa­ble” y la ta­la se­lec­ti­va.

En el pro­yec­to -que abar­ca 870 hec­tá­reas- par­ti­ci­pan 187 fa­mi­lias que se de­di­ca­rán a ac­ti­vi­da­des sil­vo­pas­to­ri­les (fo­res­tal y pas­to­reo) y agrí­co­las, in­ten­tan­do fre­nar la de­vas­ta­ción mi­ne­ra.

“Bus­ca­mos re­me­diar los pa­si­vos am­bien­ta­les a tra­vés del en­ri­que­ci­mien­to eco­ló­gi­co de 200 hec­tá­reas de ras­tro­je­ras y el man­te­ni­mien­to de 450 más, ac­ti­vi­dad que per­mi­ti­rá ade­lan­tar el pro­ce­so de su­ce­sión na­tu­ral de los bos­ques con la siem­bra de es­pe­cies na­ti­vas; adi­cio­nal­men­te, sem­bra­mos 220 hec­tá­reas de sis­te­mas sil­vo­pas­to­ri­les pa­ra in­te­grar­los a la pro­duc­ción ga­na­de­ra”, ex­pli­có Mi­guel Mo­lano, sub­di­rec­tor del Pro­gra­ma Oro Le­gal de Usaid.

Por la sostenibilidad

El pro­yec­to, a me­diano y lar­go pla­zo, bus­ca me­jo­rar las con­di­cio­nes pro­duc­ti­vas de la tie­rra y ge­ne­rar in­gre­sos pa­ra fa­mi­lias de 15 ve­re­das de los co­rre­gi­mien­tos Puer­to Ló­pez y Puer­to Cla­ver.

“La mi­sión es de­vol­ver­le la vi­da al bos­que na­ti­vo y pro­te-

ger la cuen­ca de la que­bra­da Vi­lla, que abas­te­ce el acue­duc­to de El Ba­gre”, se­ña­la Héc­tor Se­púl­ve­da, di­rec­tor re­gio­nal en An­tio­quia de Oro Le­gal.

La re­cu­pe­ra­ción eco­ló­gi­ca de las ras­tro­je­ras apun­ta a con­tra­rres­tar los efec­tos de la de­fo­res­ta­ción y for­ta­le­cer la

eco­no­mía fa­mi­liar. Los ár­bo­les, ade­más de su al­to apor­te eco­ló­gi­co, po­seen un im­por­tan­te va­lor co­mer­cial. Los sis­te­mas sil­vo­pas­to­ri­les di­na­mi­za­rán la eco­no­mía en el me­diano pla­zo, me­jo­ran­do la pro­duc­ti­vi­dad del ga­na­do.

Un afec­to adi­cio­nal es que los ár­bo­les, ade­más de pro­por­cio­nar som­bra pa­ra mi­ti­gar el es­trés ca­ló­ri­co, con­tri­bui­rán a nu­trir el sue­lo, me­jo­ra­rán la ofer­ta pro­tei­ca del pas­to y la pro­duc­ti­vi­dad del ga­na­do.

En Puer­to Cla­ver, con el Con­se­jo Co­mu­ni­ta­rio Afro­cla­ver, otras 187 fa­mi­lias tra­ba­jan en un pro­yec­to de res­ta­ble­ci- mien­to de plan­ta­cio­nes. De ellas, 92 fa­mi­lias han si­do víc­ti­mas del co­nf­lic­to ar­ma­do y 75 % es mano de obra fe­me­ni­na, con­tra­ta­da por el Con­se­jo Co­mu­ni­ta­rio.

“Nos enamo­ra­mos de es­te pro­yec­to por­que le ve­mos sostenibilidad y va a reha­bi­li­tar nues­tras tie­rras”, afir­ma Je­sús An­to­nio Ta­te, re­pre­sen­tan­te le­gal de Afro­cla­ver.

El lí­der ad­mi­te que en su re­gión lle­van cien años ex­plo­tan­do el oro, “pe­ro ya no hay más me­ta­les, te­ne­mos que ini­ciar la re­fo­res­ta­ción”, aña­de.

Aso­cia­dos a lo fo­res­tal hay pro­gra­mas de apro­ve­cha­mien­to apí­co­la (abe­jas), con el mon­ta­je de 200 col­me­nas, cu­ya miel les pro­por­cio­na­rá re­cur­sos in­me­dia­tos a las fa­mi­lias mien­tras, en cin­co años, los ár­bo­les em­pie­zan a ser ex­plo­ta­dos co­mer­cial­men­te, lo que ser­vi­rá pa­ra el sos­te­ni­mien­to de las fa­mi­lias. La me­ta es es­ta­ble­cer 12.000 col­me­nas en la re­gión

FO­TO COR­TE­SÍA USAID-ORO LE­GAL

La cuo­ta por fa­mi­lia se­rá sem­brar 880 es­pe­cies de ár­bo­les na­ti­vos. El pro­gra­ma Oro Le­gal bus­ca eli­mi­nar el mer­cu­rio de la mi­ne­ría y re­cu­pe­rar tie­rras de­gra­da­das.

El re­cur­so hí­dri­co ha si­do uno de los gran­des afec­ta­dos con la ex­plo­ta­ción ma­si­va del oro en El Ba­gre.

Más del 75 % del per­so­nal en el pro­yec­to de Puer­to Cla­ver lo cons­ti­tu­yen ma­dres ca­be­zas de ho­gar.

FO­TOS COR­TE­SÍA USAID-ORO LE­GAL

Así es­tán mi­les de hec­tá­reas del te­rri­to­rio de El Ba­gre por ex­plo­ta­ción mi­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.