Eln si­gue mi­nan­do en Cho­có

El Ejér­ci­to de­nun­cia que el Eln con­ti­nua ins­ta­lan­do ex­plo­si­vos en zo­na ru­ral del mu­ni­ci­pio de Rio­su­cio. Po­bla­do­res in­dí­ge­nas y afro, los más afec­ta­dos.

El Colombiano - - PORTADA - Por RI­CAR­DO MON­SAL­VE GAVIRIA

El Ejér­ci­to de­nun­ció que esa gue­rri­lla si­gue ins­ta­lan­do ex­plo­si­vos en la zo­na ru­ral del mu­ni­ci­pio de Rio­su­cio.

La re­cien­te cap­tu­ra del ter­cer hom­bre en im­por­tan­cia de la com­pa­ñía Nés­tor Tu­lio Du­rán del Eln, la cual ha­ce par­te del fren­te de gue­rra Oc­ci­den­tal de esa gue­rri­lla en Cho­có, abrió las puer­tas pa­ra una de­nun­cia que po­dría evi­den­ciar una cri­sis en va­rias po­bla­cio­nes de ese de­par­ta­men­to aún afec­ta­das por el con­flic­to ar­ma­do: la ins­ta­la­ción de nue­vas mi­nas an­ti­per­so­nal en los al­re­de­do­res de al­gu­nas co­mu­ni­da­des.

La ad­ver­ten­cia la hi­zo el Ejér­ci­to tras la de­ten­ción de alias Wil­mer, quien se­gún esa ins­ti­tu­ción, “ha­bía or­de­na­do la ins­ta­la­ción de cam­pos mi­na­dos en tro­chas ale­da­ñas a la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na, oca­sio­nan­do tam­bién el des­pla­za­mien­to de po­bla­ción ci­vil de los ríos Truan­dó y Chin­ta­dó”.

La si­tua­ción, se­gún las co­mu­ni­da­des y las mis­mas au­to­ri­da­des ci­vi­les, se ha ge­ne­ra­do por el en­fren­ta­mien­to que tie­nen en esa re­gión del país la gue­rri­lla del Eln y las Au­to­de­fen­sas Gai­ta­nis­tas de Co­lom­bia (Clan del Gol­fo), por lo que el gru­po in­sur­gen­te, es­pe­cí­fi­ca­men­te la com­pa­ñía men­cio­na­da, de­ci­dió mi­nar de ma­ne­ra in­dis­cri­mi­na­da la re­gión.

“No­so­tros en­tra­mos en la zo­na pa­ra po­der pro­te­ger a la po­bla­ción ci­vil, hi­ci­mos un des­mi­na­do mi­li­tar o de emer­gen­cia pa­ra que se pu­die­ran brin­dar unas zo­nas de trán­si­to pa­ra ci­vi­les y tro­pa ofi­cial, lo­gra­mos des­ac­ti­var unos 15 cam­pos mi­na­dos, pe­ro los gue­rri­lle­ros vol­vie­ron a con­ta­mi­nar otras áreas, de­jan­do prác­ti­ca­men­te en ja­que a co­mu­ni­da­des como Las Pa­vas, Pa­ra­dó, La Nue­va, La Tor­tu­ga”, acla­ró el ge­ne­ral Mau­ri­cio Mo­reno, co­man­dan­te de la Fuer­za de Ta­rea Con­jun­ta Ti­tán del Ejér­ci­to.

Des­de esa ins­ti­tu­ción afir­man que a pe­sar del pe­di­do de las co­mu­ni­da­des y de que es una cla­ra vio­la­ción al De­re­cho In­ter­na­cio­nal Hu­ma­ni­ta­rio, ese gru­po gue­rri­lle­ro con­ti­núa ins­ta­lan­do ex­plo­si­vos, “a tal rit­mo que ha­ce dos se­ma­nas una de sus es­truc­tu­ras ac­ti­vó uno de esos cam­pos mi­na­dos y dos de sus in­te­gran­tes mu­rie­ron”.

Co­mu­ni­da­des pi­den res­pe­to

Las co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas y afro afec­ta­das por es­ta si­tua­ción, hi­cie­ron un lla­ma­do al Go­bierno Na­cio­nal y a la gue­rri­lla del Eln, pa­ra que sus te­rri­to­rios sean ex­clui­dos de la gue­rra, tam­bién pi­die­ron una par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta en los diá­lo­gos que se ade­lan­tan en-

tre esas par­tes en Qui­to, Ecua­dor pa­ra exi­gir un com­ba­te di­rec­to por par­te del Es­ta­do a las bandas cri­mi­na­les o pa­ra­mi­li­ta­res como ellos lla­man, y al Eln de­jar la ofen­si­va con­tra la co­mu­ni­dad.

“La po­bla­ción ci­vil de­be es­tar fue­ra del con­flic­to ar­ma­do, no de­be ha­ber se­cues­tro, muer­tos, tor­tu­ra, vio­la­cio­nes, des­pla­za­mien­to. En nues­tro te­rri­to­rio hay zo­nas con­ta­mi­na­das por mi­nas, que­re­mos que es­to se pa­re y se ade­lan­te un des­mi­na­do con la par­ti­ci­pa­ción de las co­mu­ni­da­des, que­re­mos que se pa­re el re­clu­ta­mien­to de

nues­tros jó­ve­nes, no los que­re­mos en la vio­len­cia”.

Oto­niel Que­ra­ga­ma, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Aso­cia­ción in­dí­ge­na Ore­wa (Cho­có), con­fir­mó que la si­tua­ción es de­li­ca­da, son mu­chas las co­mu­ni­da­des con­fi­na­das y des­pla­za­das por es­te fe­nó­meno de la gue­rra, “en al­gu­nos ca­sos la gen­te no pue­de ni si­quie­ra ac­ce­der a los cul­ti­vos, sa­ben que hay mi­nas ahí. Les he­mos pe­di­do a los ac­to­res ar­ma­dos que nos di­gan dón­de es­tán esas mi­nas pa­ra no co­rrer más ries­gos, pe­ro no dan res­pues­ta”.

Rio­su­cio el más afec­ta­do

To­do es­te mu­ni­ci­pio se ve afec­ta­do por las mi­nas an­ti­per­so­nal. En la zo­na ur­ba­na aún per­ma­ne­cen más de un cen­te­nar de fa­mi­lias que lle­ga­ron ha­ce tres me­ses des­de las co­mu­ni­da­des afro que se ubi­can cer­ca al río Truan­dó, hu- yen­do de los com­ba­tes y su re­gre­so no es­tá ase­gu­ra­do de­bi­do a los ex­plo­si­vos.

“Acá en el cas­co ur­bano es­tá cer­ca del 90% de la co­mu­ni­dad afro que ha­bi­ta en esa zo­na, mien­tras que los in­dí­ge­nas con­ti­núan allá pe­ro prác­ti­ca­men­te con­fi­na­dos por las mi­nas ins­ta­la­das. Es­te año ya dos ci­vi­les han re­sul­ta­do he­ri­dos al ac­ti­var los ex­plo­si­vos y ha­ce ocho días un in­dí­ge­na mu­rió en una zo­na que su­pues­ta­men­te ha­bía si­do des­con­ta­mi­na­da; to­do es­to sin con­tar los com­ba­tien­tes afec­ta­dos”, ase­gu­ra Jo­sé Án­gel Pa­lo­me­que, se­cre­ta­rio de go­bierno de Rio­su­cio.

El fun­cio­na­rio di­ce que “des­de que los del Eln se ins­ta­la­ron ha­cia el río Truan­dó en 2015 y la en­tra­da de los pa­ra­mi­li­ta­res en ese mis­mo año se sem­bra­ron mu­chas mi­nas en va­rias par­tes. Esa si­tua­ción se vuel­ve a re­pe­tir des­de mar­zo de es­te año cuan­do las Agc se me­tie­ron a ese te­rri­to­rio, lo que ge­ne­ró que los gue­rri­lle­ros mi­na­ran los cam­pos po­bla­dos con los re­sul­ta­dos que co­no­ce­mos”

FOTO DONALDO ZU­LUA­GA

Por la con­fron­ta­ción con­tra bandas cri­mi­na­les, el Eln ha ve­ni­do sem­bran­do mi­nas an­ti­per­so­nal de­jan­do como pri­me­ros afec­ta­dos a po­bla­do­res que han te­ni­do que des­pla­zar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.