UNA VER­DAD IN­CÓ­MO­DA

El Colombiano - - OPINIÓN - Por ANA CRIS­TI­NA ARIS­TI­ZÁ­BAL URIBE anacau­ri­be@gmail.com

Ge­ne­ral­men­te a la gen­te le da muy du­ro que se di­ga la ver­dad so­bre ella. Y sí que les da du­ro a aque­llos que po­san de bue­nos, pe­ro que tie­nen mu­cho pa­ra es­con­der. Des­de 2003 el país ini­ció, con la des­mo­vi­li­za­ción pa­ra­mi­li­tar, el pro­ce­so de co­no­cer la ver­dad de la gue­rra en­tre gue­rri­lla, pa­ra­mi­li­ta­res y Es­ta­do, que de­jó mi­les de víc­ti­mas en Co­lom­bia. Y Co­lom­bia quie­re, de­be y exi­ge sa­ber la ver­dad. Pe­ro no se­rá tan fá­cil.

“Esa ver­dad no la re­sis­ti­rá el país”, le con­fe­só el en­ton­ces co­mi­sio­na­do de paz, Luis

Car­los Restrepo a Al­fon­so Gó­mez Méndez, “re­fi­rién­do­se a que se­ría in­ma­ne­ja­ble un pro­ce­so en el que se acu­sa­ra a to­do el mun­do (em­pre­sa­rios, mi­li­ta­res, fun­cio­na­rios pú­bli­cos, etc.) de co­la­bo­rar con la cau­sa pa­ra­mi­li­tar”, (Re­vis­ta Se­ma­na 8.29.2006). Y en ese en­ton­ces fue mu­cho lo que el país no su­po, por­que los je­fes pa­ra­mi­li­ta­res fueron rá­pi­da­men­te ex­tra­di­ta­dos.

En el pro­ce­so que se vi­ve ac­tual­men­te con la gue­rri­lla de las Farc el acuer­do tam­bién in­clu­ye el co­no­ci­mien­to de la ver­dad so­bre las prác­ti­cas don­de se vio­la­ron los de­re­chos hu­ma­nos, en par­ti­cu­lar las de ca­rác­ter ma­si­vo “que tu­vie­ron lu­gar con oca­sión del con­flic- to”. Es de­cir, se sa­brá no so­lo la ver­dad de lo que hi­cie­ron las Farc, sino tam­bién de lo que hi­cie­ron los pa­ras y el Es­ta­do: “las res­pon­sa­bi­li­da­des co­lec­ti­vas del Es­ta­do, in­clu­yen­do del Go­bierno, y los de­más po­de­res pú­bli­cos, de las Farc-ep, de los pa­ra­mi­li­ta­res, así como de cual­quier otro gru­po”. An­te es­te pun­to del Acuer­do mu­chos tie­nen ra­bo de pa­ja y por ello es­tán en es­ta­do de pá­ni­co an­te la po­si­bi­li­dad de que los gue­rre­ros, has­tia­dos de la gue­rra, de­ci­dan ma­tar sus pro­pios fan­tas­mas con­tan­do una ver­dad que los aho­ga.

El apre­tón de ma­nos del pa­sa­do 19 de ju­lio en­tre gue- rri­lla (Pa­blo Ca­ta­tum­bo, Iván Már­quez y Je­sús San­trich) y ex pa­ra­mi­li­ta­res (Die­go Ve­cino, Er­nes­to Báez y el Ale­mán), tie­ne tem­blan­do a mu­chos.

Es que ellos pu­sie­ron el pe­cho, pe­ro de­trás de ellos es­tán los au­to­de­no­mi­na­dos “bue­nos”, que en un mo­men­to per­die­ron el rum­bo y or­de­na­ron o co­mul­ga­ron con las peo­res atro­ci­da­des que es­pe­ra­mos ja­más se re­pi­tan en Co­lom­bia. Y esa es la ver­dad que que­re­mos sa­ber, y esa es la ver­dad que mu­chos no quie­ren de­jar de­cir. Bien­ve­ni­da la Co­mi­sión pa­ra el Es­cla­re­ci­mien­to de la Ver­dad, la Con­vi­ven­cia y la No Re­pe­ti­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.