“El con­su­mo de la hu­ma­ni­dad so­bre­pa­só lo que el pla­ne­ta pue­de re­ge­ne­rar de mo­do na­tu­ral ca­da año. Con­su­mi­mos más de lo que de­be­ría­mos. Otra voz de aler­ta so­bre una ten­den­cia ne­ga­ti­va”.

El con­su­mo de la hu­ma­ni­dad so­bre­pa­só lo que el pla­ne­ta pue­de re­ge­ne­rar de mo­do na­tu­ral ca­da año. Con­su­mi­mos más de lo que de­be­ría­mos. Otra voz de aler­ta so­bre una ten­den­cia ne­ga­ti­va.

El Colombiano - - PORTADA - ELE­NA OS­PI­NA

Una nue­vo in­for­me acer­ca de la so­bre­ex­plo­ta­ción de la Tie­rra por par­te de los hu­ma­nos es la úl­ti­ma ad­ver­ten­cia de que al­go no fun­cio­na bien en nues­tra re­la­ción con el pla­ne­ta que nos per­mi­te dis­fru­tar la vi­da.

El 2 de agosto la hu­ma­ni­dad ago­tó los re­cur­sos que la Tie­rra pue­de re­ge­ne­rar du­ran­te el año y aho­ra es­ta­mos en so­bre­gi­ro lo que res­ta de 2017. Los 7.500 mi­llo­nes de hu­ma­nos es­ta­mos consumiendo 1,7 Tie­rras al año y el in­di­ca­dor sube ca­da tem­po­ra­da. Una hue­lla am­bien­tal al­ta.

El me­di­dor, he­cho por la Red Global de la Hue­lla Eco­ló­gi­ca, co­men­zó en 1971. Ese año los re­cur­sos se ago­ta­ron el 24 de di­ciem­bre. Año tras año se an­ti­ci­pa la fe­cha, in­di­can­do que se con­su­me más.

Co­lom­bia ago­ta­rá su ca­pa­ci­dad de re­ge­ne­ra­ción na­tu­ral el 26 de no­viem­bre, lo que el te­rri­to­rio pue­de brin­dar­nos en un año y vi­vi­re­mos en dé­fi­cit 35 días. No so­mos los ma­yo­res de­pre­da­do­res, así ten­ga­mos ci­fras preo­cu­pan­tes co­mo la de­fo­res­ta­ción, que au­men­tó más de 40 % se­gún el re­cien­te re­por­te del Ideam. Otros paí­ses co­mo Ale­ma­nia ago­tan sus re­cur­sos en abril y Es­ta­dos Uni­dos en mar­zo.

Co­rea del Sur ne­ce­si­ta­ría 8,8 paí­ses pa­ra com­ple­tar sus de­man­das a la na­tu­ra­le­za.

To­das las ac­ti­vi­da­des ge­ne­ran una hue­lla de car­bono, más de lo que bos­ques y océa­nos al­can­zan a ab­sor­ber. Esa hue­lla re­pre­sen­ta el 60 % de la de­man­da so­bre la na­tu­ra­le­za. La co­mi­da con­tri­bu­ye con 26 % del ras­tro eco­ló­gi­co del ser hu­mano, ex­pli­ca el Fon­do Mun­dial pa­ra la Na­tu­ra­le­za.

Por ejem­plo, si to­dos los paí­ses re­du­je­ran a la mi­tad sus desechos ali­men­ti­cios y adap­ta­ran su die­ta a una ade­cua­da en ca­lo­rías y fuen­tes de pro­teí­na, esa ci­fra po­día disminuir a 16 % y el so­bre­gi­ro eco­ló­gi­co se pos­ter­ga­ría 42 días.

La de­fo­res­ta­ción es otro fac­tor se­rio de im­pac­to pa­ra vi­vir en so­bre­gi­ro.

El in­for­me de la Red Global lle­gó po­cos días an­tes de que cien­tí­fi­cos de la Uni­ver­si­dad de Was­hing­ton pre­sen­ta­ran una in­ves­ti­ga­ción en la cual se con­clu­yó que exis­te so­lo 5% de chan­ces de que a fi­na­les de si­glo la tem­pe­ra­tu­ra del pla­ne­ta no ha­ya subido más de 2° Cel­sius con res­pec­to a la era prein­dus­trial, un es­tu­dio que ha te­ni­do gran im­pac­to en or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les.

El Acuer­do de Pa­rís, va­le ci­tar, bus­ca es­ta­bi­li­zar el au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra en 2 gra­dos má­xi­mo a me­dia­dos de si­glo.

Es por to­do es­to que ca­da vez se ha­ce más ur­gen­te to­mar me­di­das y ac­tuar con mi­ras a re­du­cir la hue­lla am­bien­tal in­di­vi­dual y co­lec­ti­va. To­dos los indicadores y es­tu­dios son un re­cor­da­to­rio de la ne­ce­si­dad de cui­dar nues­tros re­cur­sos y con­su­mir so­lo lo re­que­ri­do, por­que mien­tras el pla­ne­ta es fi­ni­to, la po­bla­ción hu­ma­na no de­ja de cre­cer y de­man­dar re­cur­sos, co­mo sos­tie­ne Mat­his Wac­ker­ma­gel, director de la Red Global.

No se tra­ta de ser ca­tas­tró­fi­cos, pe­ro las evi­den­cias so­bre los efec­tos del ca­len­ta­mien­to global, el cam­bio cli­má­ti­co y el ago­ta­mien­to de los re­cur­sos del pla­ne­ta son cre­cien­tes. El pla­zo pa­ra re­ver­tir la ten­den­cia y man­te­ner la tem­pe­ra­tu­ra en un ni­vel ade­cua­do pa­ra to­dos los pro­ce­sos bio­ló­gi­cos se ago­ta mien­tras si­guen sin ser re­suel­tas cues­tio­nes claves.

A ve­ces pa­re­cie­ra que no he­mos to­ma­do con­cien­cia ple­na de lo que el de­te­rio­ro pla­ne­ta­rio sig­ni­fi­ca pa­ra gran par­te de la hu­ma­ni­dad ac­tual y las ge­ne­ra­cio­nes por ve­nir. No de­be­mos di­la­tar más las ac­cio­nes glo­ba­les, co­lec­ti­vas e in­di­vi­dua­les pa­ra nues­tro bie­nes­tar y el de nues­tros hi­jos.

Esa es la reali­dad

ILUS­TRA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.