EL PO­DER ES PA­RA SER­VIR

El Colombiano - - OPINIÓN - Por OMAR FLÓ­REZ VÉ­LEZ

Es com­pren­si­ble la in­con­for­mi­dad ciu­da­da­na con la cre­cien­te ola de co­rrup­ción pú­bli­ca y pri­va­da que se pre­sen­ta en nues­tra so­cie­dad, la cual es un desafío per­ma­nen­te a los ór­ga­nos de con­trol y a la ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia; mu­chos ca- sos se co­no­cen gra­cias a la res­pon­sa­ble y va­le­ro­sa la­bor in­ves­ti­ga­ti­va de al­gu­nos me­dios de co­mu­ni­ca­ción, los cua­les me­re­cen gra­ti­tud y apo­yo de la co­mu­ni­dad y a la ta­rea de au­to­ri­da­des ju­di­cia­les ex­tran­je­ras, y su­gie­re pau­tas de ac­ción pa­ra co­rre­gir, pues de no ha­cer­lo se­re­mos una na­ción sin fu­tu­ro y cen­su­ra­da por la co­mu­ni­dad In­ter­na­cio­nal. Es cla­ro que con la co­rrup­ción no se for­ta­le­ce la de­mo­cra­cia ni pro­gre­sa la eco­no­mía ni se de­rro­ta la po­bre­za ni me­jo­ra la ca­li­dad de vi­da de la po­bla­ción. Ta­rea ur­gen­te: edu­ca­ción per­ti­nen­te y con én­fa­sis en va­lo­res éti­cos des­de el seno de las fa- mi­lias, las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas, las em­pre­sas y la so­cie­dad en ge­ne­ral. La so­cie­dad ne­ce­si­ta de abo­ga­dos, in­ge­nie­ros, mé­di­cos, con­ta­do­res, ge­ren­tes... con sol­ven­cia pro­fe­sio­nal y éti­ca, pa­ra evi­tar que se re­pi­tan ca­sos ver­gon­zo­sos co­mo el del fla­man­te fis­cal an­ti­co­rrup­ción, ¡cap­tu­ra­do por co­rrup­to!

Quie­nes as­pi­ran a desem­pe­ñar­se co­mo ser­vi­do­res pú­bli­cos, de­ben en­ten­der que su po­der de­be ejer­cer­se con pleno aca­ta­mien­to a la Ley, tal co­mo se afir­ma so­lem­ne­men­te con el juramento de po­se­sión, pa­ra ser­vir a la co­mu­ni­dad, sin nin­gún ti­po de ex­clu­sión. No pa­ra ser­vir­se del po­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.