¿Cuál es el en­can­to del Me­di­te­rrá­neo?

El mar es la ins­pi­ra­ción de la gas­tro­no­mía, el ar­te, los via­jes y la mú­si­ca de es­ta re­gión eu­ro­pea.

El Colombiano - - TENDENCIAS - JO­NAT­HAN MON­TO­YA GARCÍA

Al Me­di­te­rrá­neo le can­tó Joan Ma­nuel Se­rrat. Le di­jo: “Soy can­tor, soy em­bus­te­ro, me gus­ta el jue­go y el vino, ten­go al­ma de ma­ri­ne­ro. ¿Qué le voy a ha­cer si yo na­cí en el Me­di­te­rrá­neo?”.

El mar que se­pa­ra a Eu­ro­pa de Áfri­ca tam­bién ha ins­pi­ra­do a pin­to­res co­mo al fran­cés post­im­pre­sio­nis­ta Hen­ri Mar­tin. Baie de Co­lliu­re avec le Port es la obra en la que re­tra­tó en 1897 Co­lliu­re, ese pue­blo pes­que­ro y pa­tri­mo­nial en un ex­tre­mo de Fran­cia, al fren­te de es­te mar.

Pi­cas­so pin­tó en el sur de Fran­cia la obra Pai­sa­je Me­di­te­rrá­neo en un óleo so­bre lien­zo de lino. El tra­ba­jo, he­cho en 1963, se ven­dió en la ca­sa de subas­tas Bu­kows­kis por dos mi­llo­nes de dó­la­res. Tan­to qui­so el ar­tis­ta es­pa­ñol ese lu­gar, que la Fun­da­ción Ca­nal reali­zó en enero de es­te año la ex­po­si­ción Pi­cas­so y el Me­di­te­rrá­neo, con el fin de mos­trar la in­fluen­cia de es­tas aguas en el ma­la­gue­ño.

El sa­bor cos­te­ro

Las acei­tu­nas, por ejem­plo, son ca­rac­te­rís­ti­cas de es­ta tie­rra. Lle­gan des­de Gre­cia, Ita­lia y Es­pa­ña.

Daniel Hi­nes­tro­za, crea­dor de 3si­ba- ri­tas, co­men­ta que la ri­que­za de ese te­rri­to­rio y la in­fluen­cia del cli­ma en ellas lo­gró que las per­so­nas desa­rro­lla­ran su gas­tro­no­mía, y de ahí, se­gún cuen­ta, sa­lie­ron los ma­du­ra­dos y las con­ser­vas.

“Es una re­gión con una di­ver­si­dad gas­tro­nó­mi­ca im­pre­sio­nan­te. Tam­bién tie­nen los fru­tos”, di­ce. El sur­gi­mien­to de es­tos úl­ti­mos, se­gún co­men­ta Hi­nes­tro­za, fue un re­sul­ta­do de bús­que­da de la con­ser­va­ción de los ali­men­tos has­ta el in­vierno.

Si no ha pro­ba­do el sa­bor me­di­te­rrá­neo pue­de evo­car­lo. Es a pan, a acei­tu­nas, a ja­món pros­ciut­to, a fru­tos se­cos y pep­pe­ro­ni, a sa­la­mi, to­ma­tes se­cos, pes­ca­dos y ma­ris­cos.

En­ton­ces pue­de en­con­trar­se pla­tos con nom­bres ra­ros, pe­ro pre­pa­ra­cio­nes muy de esa tie­rra. Por­chet­ta, por ejem­plo, que in­clu­so la en­cuen­tra en res­tau­ran­tes de la ciu­dad: un dis­co de cer­do re­lleno de es­pe­cias ita­lia­nas y con pu­ré za­pa­llo. Tam­bién ri­sot­to con trom­pe­tas de la muer­te, un hon­go que sa­le so­lo dos se­ma­nas al año, allá en Ita­lia. Tam­bién le po­nen por­ci­ni, un hon­go ita­liano muy re­pre­sen­tan­ti­vo de es­te país y su gas­tro­no­mía.

Así que cuan­do pien­se en es­ta zo­na cos­te­ra de Eu­ro­pa, no crea que es una so­la co­ci­na.

La lla­ma­da gas­tro­no­mía me­di­te­rrá­nea se com­po­ne de múl­ti­ples sa­bo­res que vie­nen de los paí­ses de es­ta re­gión, co­mo Es­pa­ña, Gre­cia, Ita­lia, Fran­cia y las is­las que es­tán en es­te mar.

Ca­da una tie­ne sus in­gre­dien­tes y sus ca­rac­te­rís­ti­cas. ¿Una piz­za es me­di­te­rrá­nea? Lo pue­de ser, si se ins­pi­ra en Ita­lia. Tam­bién una ta­bla de ma­du­ra­dos del Sur de Es­pa­ña, o un pla­to he­cho con los me­jo­res in­gre­dien­tes del sur de Gre­cia. Y no so­lo es en­sa­la­das, co­mo es el mito. Hay va­rie­dad, mu­chos de­ta­lles, in­gre­dien­tes y ma­ti­ces.

Tam­po­co se re­du­ce a la gas­tro­no­mía. El ejem­plo es la can­ción de Se­rrat o las obras de Pi­cas­so.

Tam­bién es de ima­gi­na­ción. Pau­la Bas­ti­das es re­pre­sen­tan­te de una ga­le­ría con di­fe­ren­tes ar­tis­tas que ha­cen alu­sión al me­di­te­rrá­neo por medio del ar­te. Lo ha­cen con per­so­na­jes ma­ri­nos, ima­gi­na­rios y pai­sa­jes ma­rí­ti­mos. “Pue­de so­nar a fra­se de ca­jón –di­ce–, pe­ro pa­ra via­jar no hay que com­prar un ti­que­te, se pue­de ha­cer a tra­vés del ar­te y de los li­bros”.

Así que la pró­xi­ma vez que le di­gan me­di­te­rrá­neo, no se asus­te. Ya sa­be que es un mun­do por des­cu­brir, que pue­de em­pe­zar a pro­bar en Me­de­llín. Des­pués y se an­to­ja de ha­cer el via­je reali­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.