Lo que de­be sa­ber de la llu­via per­sei­das de hoy

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por RA­MI­RO VE­LÁS­QUEZ GÓ­MEZ B. SUTTON

Aun­que ha­ya una bue­na por­ción de Lu­na, se po­drán ob­ser­var mu­chos de los me­teo­ros. Dos días pa­ra dis­fru­tar del cie­lo. “Una vez que la Lu­na sal­ga, es acon­se­ja­ble ocul­tar­se de ella pa­ra ver la por­ción del cie­lo más os­cu­ra, don­de más ve­rá. RO­BERT LUNDSFORD Es­cri­tor so­bre ob­ser­va­ción de me­teo­ros

Fin de se­ma­na con una de las llu­vias de me­teo­ros más es­pe­ra­das del año, así es­ta vez es­té la Lu­na de por medio. Las per­sei­das tie­nen su pi­co má­xi­mo.

Y acá una guía pa­ra co­no­cer un po­co de es­te fe­nó­meno ce­les­te tan lla­ma­ti­vo y có­mo ver­las me­jor.

¿Por qué se lla­man las per­sei­das?

Pa­re­cie­ra que los me­teo­ros pro­vie­nen de la cons­te­la­ción Per­seo, de ahí el nom­bre. Y ese pun­to se lla­ma ra­dian­te. No se re­quie­re co­no­cer­la pa­ra ver­los. Mi­re ha­cia el cie­lo, mien­tras más por­ción me­jor, en una po­si­ción có­mo­da. En nues­tra re­gión Per­seo apa­re­ce des­pués de me­dia­no­che.

¿Qué ori­gi­na una llu­via de me­teo­ros?

Ca­si to­das son par­tí­cu­las li­be­ra­das de co­me­tas al acer­car­se al Sol. Cuan­do la Tie­rra cru­za la ór­bi­ta que si­guió el co­me­ta, esas par­tí­cu­las, que ca­si siem­pre son pe­que­ños gra­nos, en­cuen­tran la at­mós­fe­ra y en­tran, con­su­mién­do­se en la par­te más al­ta. Al­gu­nas ve­ces unas más gran­des de­jan una es­te­la más lu­mi­no­sa y grue­sa, un bó­li­do. Es­tos me­teo­ros en­tran a 60 ki­ló­me­tros por se­gun­do, no sien­do los más rá­pi­dos. Las per­sei­das se de­ben al co­me­ta 109P/Swift-Tuttle, y no es que ha­ya aca­ba­do de pa­sar, es que la Tie­rra en­cuen­tra la ór­bi­ta que ese cuer­po si­guió al­gu­na vez en sus vi­si­tas pe­rió­di­cas.

¿Cuán­do es el pi­co má­xi­mo de la llu­via?

El amanecer del sá­ba­do y del do­min­go son las me­jo­res ho- ras en es­ta oca­sión. In­clu­so el del lu­nes 14, pe­ro se ve­rán me­nos. Se pue­de co­men­zar a ver des­de an­tes de me­dia­no­che.

¿Có­mo ver­la?

Da­do que ha­brá una Lu­na en­tre 80 y 60 % de su su­per­fi­cie ilu­mi­na­da ( se­gún el día) y co­mo las per­sei­das son más no­to­rias des­pués de me­dia­no­che, cuan­do la Lu­na es­ta­rá ya pre­sen­te, bus­que un lu­gar que la ta­pe, por ejem­plo unos ár­bo­les, o una ca­sa. Tam­po­co deseche mi­rar lue­go de que ano­chez­ca, po­dría ob­ser­var va­rios me­teo­ros. Re­cuer­de que se de­be ubi­car en un si­tio os­cu­ro, afue­ra de la ciu­dad y que no se re­quie­re nin­gu­na ayu­da óp­ti­ca pa­ra la ob­ser­va­ción. Ade­más, no es al­go ex­clu­si­vo de una re­gión, se apre­cia en ca­si to­do el pla­ne­ta. Si no pue­de, no lu­che con­tra la Lu­na, so­lo mi­re el cie­lo y con se­gu­ri­dad ve­rá al­gu­nos me­teo­ros.

¿Se­rán mu­chas per­sei­das?

Por lo ge­ne­ral son unas 50 o un po­co más por ho­ra. Al­gu­nas ve­ces ha ha­bi­do gran­des pi­cos, co­mo en 1993, cuan­do se re­por­ta­ron 300 por ho­ra. El año pa­sa­do fue una muy bue­na llu­via: 200 por ho­ra. An­te la pre­sen­cia de la Lu­na

el nú­me­ro no se­rá al­to, pe­ro si se tie­ne pa­cien­cia y se si­guen las re­co­men­da­cio­nes, pue­de apre­ciar lo que se con­si­de­ra llu­via, no unos po­cos. Las per­sei­das tien­den a te­ner va­rios bó­li­dos, más fá­ci­les de ver y es­pec­ta­cu­la­res.

¿Qué efec­to tie­ne una llu­via de me­teo­ros?

Nin­guno. Ca­da día al me­nos 100 to­ne­la­das de par­tí­cu­las in­gre­san a la Tie­rra, ca­si to­das mi­nús­cu­las y se con­su­men en la al­ta at­mós­fe­ra, muy po­cas pie­zas caen a la su­per­fi­cie o a los océa­nos.

Fuen­tes: Eart­hSky, Hea­vens-Abo­ve, IMO, Nasa, Ti­meand­da­te

FOTO

Cie­los os­cu­ros es lo que se re­co­mien­da, más an­te la in­ter­fe­ren­cia de la Lu­na. Hoy vier­nes la Lu­na sa­le des­pués de las 9:00, con 86 % de su­per­fi­cie ilu­mi­na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.