¿Qué es­tu­diar? Co­le­gios ayu­dan a acla­rar du­das

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por GLO­RIA BUENO SAN­DO­VAL

La in­for­ma­ción es muy cla­ve pa­ra de­fi­nir qué se quie­re ha­cer en el fu­tu­ro. Hay que pen­sar en pro­yec­tos de vi­da.

La evi­den­te preo­cu­pa­ción de los es­tu­dian­tes por su fu­tu­ro ha lle­va­do a las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas a crear es­pa­cios pa­ra que es­tos pue­dan acla­rar sus du­das o en­fo­car sus po­ten­cia­li­da­des.

“En la pro­pues­ta edu­ca­ti­va se ofre­cen es­pa­cios de re­fle­xión y ca­pa­ci­ta­ción en ha­bi­li­da­des pa­ra la vi­da que tie­nen in­ci­den­cia di­rec­ta en la cons­truc­ción del pro­yec­to de vi­da”, ex­pli­ca Juan David López Fer­nán­dez, psi­có­lo­go del Ser­vi­cio de Ase­so­ría Es­co­lar del co­le­gio San Ig­na­cio.

For­ta­le­cer el co­no­ci­mien­to de sí mis­mo, el pen­sa­mien­to crí­ti­co y crea­ti­vo y la to­ma de de­ci­sio­nes ha­cen par­te de esa re­fle­xión. Agre­ga López Fer­nán­dez que se rea­li­zan ta­lle­res, sa­li­das pe­da­gó­gi­cas y una fe­ria anual en la que se re­co­gen las dis­tin­tas pro­pues­tas aca­dé­mi­cas de la ciu­dad, el país y el mun­do pa­ra con­ti­nuar el pro­ce­so edu­ca­ti­vo. “El ob­je­ti­vo es pro­mo­ver una re­fle­xión pro­fun­da so­bre los dis­tin­tos ele­men­tos del pro­yec­to de vi­da y el des­cu­bri­mien­to de aque­llo que les apa­sio­na”.

Ma­ría Te­re­sa Me­jía Orre­go, con­se­je­ra Vo­ca­cio­nal del Co­lum­bus School cuen­ta, por su par­te, que allí hay un acer­ca­mien­to a los pre­gra­dos que quie­ren cur­sar los es­tu­dian­tes.

“Con el In­de­pen­den­ce Study Pro­ject, el es­tu­dian­te eli­ge la ca­rre­ra que cree que le gus­ta y rea­li­za un tra­ba­jo teó­ri­co so­bre es­ta. Pos­te­rior­men­te, asis­te a una em­pre­sa en­fo­ca­da en esa ca­rre­ra pa­ra ver lo que se ha­ce en un día a día y, fi­nal­men­te, so­li­ci­ta una cita con el je­fe de ca­rre­ra pa­ra acla­rar du­das”, di­ce

Más op­cio­nes

Otros es­tu­dian­tes bus­can es­ta­ble­cer sus pro­yec­tos de vi­da des­de los de­por­tes o las ar­tes. Pa­ra apo­yar­los, es­tas ins­ti­tu­cio­nes les per­mi­ten rea­li­zar tra­ba­jos ex­tra­cu­rri­cu­la­res y te­ner una co­mu­ni­ca­ción vir­tual con do­cen­tes de es­tos cam­pos.

“Pa­ra al­gu­nos ca­sos es­pe­cí­fi­cos, se brin­da el apo­yo des­de psi­co­lo­gía y pe­da­go­gía con el fin de ana­li­zar las me­jo­res vías pa­ra ha­cer una ade­cua­da dis­po­si­ción del tiem­po y el ma­ne­jo del es­trés que pue­de sus­ci­tar el es­tar in­mer­so en es­tas ac­ti­vi­da­des si­mul­tá­nea­men­te”, afir­ma Juan David López.

Fi­nal­men­te, los do­cen­tes cum­plen una la­bor muy im­por­tan­te pues de­tec­tan las po­ten­cia­li­da­des de sus es­tu­dian­tes y los ayu­dan a en­fo­car­se.

“Las dis­tin­tas ini­cia­ti­vas o los pro­yec­tos con los que ellos tra­ba­jan en el co­le­gio son co­mo ven­ta­nas que les abren po­si­bi­li­da­des de que vean áreas del co­no­ci­mien­to que les in­tere­sen”, pun­tua­li­za la con­se­je­ra vo­ca­cio­nal Ma­ría Te­re­sa Me­jía

FOTO SSTOCK

El es­tu­dian­te no so­lo de­be pen­sar en qué es­tu­diar. Acer­car­se a esos pre­gra­dos pre­via­men­te pue­de ser­vir­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.