¿Qué tan blin­da­do que­dó el Acuer­do por la Cor­te?

En tiem­pos en que la im­ple­men­ta­ción tie­ne un al­to ni­vel de ten­sión, el Al­to Tri­bu­nal dio un es­pal­da­ra­zo con la de­cla­ra­ción de exe­qui­bi­li­dad de lo pac­ta­do.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por JA­VIER ALE­XAN­DER MACÍAS AR­CHI­VO AP

Un pi­so fir­me pa­ra el Acuer­do de Paz, que no tam­be­leé con la lle­ga­da a car­gos gu­ber­na­men­ta­les de opo­si­to­res al pro­ce­so ade­lan­ta­do en­tre el Go­bierno y las Farc, fue la gran preo­cu­pa­ción que du­ran­te los cua­tro años de ne­go­cia­ción se dis­cu­tió en La Ha­ba­na, Cu­ba.

Esa fir­me­za re­que­ri­da pa­ra man­te­ner en el tiem­po lo acor­da­do –por lo me­nos en tres pe­rio­dos pre­si­den­cia­les, es de­cir, 12 años–, fue re­afir­ma­da por la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal al de­cla­rar exe­qui­ble el Ac­to Le­gis­la­ti­vo No. 2 de 2017: “con el pro­pó­si­to de dar es­ta­bi­li­dad y se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca al acuer­do fi­nal pa­ra la ter­mi­na­ción del con­flic­to”.

Des­pués de es­te enun­cia­do, el Acuer­do ya no se mo­ve­ría en­tre are­nas mo­ve­di­zas al ser apun­ta­la­do con un pi­lar fun­da­men­tal: la im­po­si­bi­li­dad de mo­di­fi­car los pun­tos re­la­cio­na­dos con el De­re­cho In­ter­na­cio­nal Hu­ma­ni­ta­rio, DIH, co­mo la re­in­cor­po­ra­ción y la pro­tec­ción de aque­llos que ya no par­ti­ci­pen de las hos­ti­li­da­des, has­ta los de­re­chos fun­da­men­ta­les que abar­can la par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca, la li­bre ex­pre­sión, el de­re­cho al tra­ba­jo, en­tre otros.

Con la de­ci­sión de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal co­mo pre­mi­sa, el pro­cu­ra­dor Ge­ne­ral de la Na­ción, Fer­nan­do Ca­rri­llo Fló­rez, ad­vir­tió que el cum­pli­mien­to del Acuer­do es un man­da­to im­pe­ra­ti­vo pa­ra to­dos los co­lom­bia­nos: “Mu­chos creían que en esa es­pe­cie de zo­na gris de la paz, no es­ta­ban obli­ga­dos a cum­plir los acuer­dos. Es­to ya es un man­da­to don­de el má­xi­mo tri­bu­nal de con­trol cons­ti­tu­cio­nal ha dic­ta­mi­na­do que son obli­ga­to­rios”.

¿Qué tan blin­da­do es­tá?

Si bien la de­ci­sión de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal es la co­ra­za que le fal­ta­ba al Acuer­do, se de­be acla­rar que no to­do lo acor­da­do en­tra en el blo­que cons­ti­tu­cio­nal y, en esa vía, se abre el es­pa­cio pa­ra aque­llos ar­tícu­los que no son con­si­de­ra­dos fun­da­men­ta­les, pue­den re­ci­bir al­gu­na mo­di­fi­ca­ción.

No obs­tan­te, el ex­pre­si­den­te de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal, Al­fre­do Bel­trán, ha­ce ver que en la de­ci­sión del Al­to Tri­bu­nal se con­ser­van los acuer­dos en lo fun­da­men­tal, pe­ro la im­ple­men­ta­ción po­drá ade­cuar­se a tra­vés de nor­mas, de­cre­tos o ac­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos ex­pe­di­dos pa­ra tal efec­to.

“Es cons­ti­tu­cio­nal el com­pro­mi­so que se ad­qui­rió y eso no sig­ni­fi­ca que el tex­to mis­mo del acuer­do pa­se a for­mar par­te in­te­gran­te de la Cons­ti­tu­ción. Una co­sa es el Acuer­do y otra la de­ci­sión de no mo­di­fi­car­lo y en ese sen­ti­do se pro­du­jo ayer la sen­ten­cia. Lo que es po­si­ble mo­di­fi­car son nor­mas o ac­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra im­ple­men­tar­los”, en­fa­ti­zó Bel­trán, pa­ra quien es­te acuer­do es un “pac­to de ca­ba­lle­ros”, y por lo tan­to de­be cum­plir­se.

Ge­ne­ró in­con­for­mis­mo

La de­cla­ra­ción de exe­qui­bi­li­dad del Ac­to Le­gis­la­ti­vo es pa­ra el cons­ti­tu­cio­na­lis­ta y pro­fe­sor de la Universidad de la Sa­ba­na, Fa­bio Pu­li­do Or­tiz, una obli­ga­ción “de me­dios” pa­ra el go­ber­nan­te de turno.

“Quien es­te en el mo­men­to co­mo go­ber­nan­te o con­gre­sis­ta de­be­rá ve­lar por el cum­pli­mien­to de lo acor­da­do por to­dos los me­dios po­si­bles: ju­rí­di­co, eco­nó­mi­co o po­lí­ti­co pa­ra te­ner la po­si­bi­li­dad de im­ple­men­tar­los”.

Pe­ro la de­ci­sión de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal no tu­vo una bue­na acep­ta­ción en opo­si­to­res al Go­bierno. Una de esas vo­ces fue la de la se­na­do­ra Pa­lo­ma Va­len­cia, del Cen­tro De­mo­crá­ti­co, quien ce­le­bró el re­co­no­ci­mien­to de que los acuer­dos no son par­te de la Cons­ti­tu­ción, pe­ro se­ña­ló: “La Cor­te de­ci­dió muy a nues­tro pe­sar co­lo­car co­mo prio­ri­dad pa­ra fu­tu­ros go­bier­nos la prio­ri­dad del go­bierno San­tos”.

Con el pro­nun­cia­mien­to la Cor­te dio otro es­pal­da­ra­zo a lo fir­ma­do, so­bre to­do en los úl­ti­mos días en los que se dis­cu­ten te­mas neu­rál­gi­cos pa­ra el pro­ce­so con las Farc co­mo lo es el te­ma de la jus­ti­cia tran­si­cio­nal, que ha ge­ne­ra­do ten­sión en la im­ple­men­ta­ción

“Las ins­ti­tu­cio­nes y au­to­ri­da­des del Es­ta­do tie­nen la obli­ga­ción de cum­plir de bue­na fe con lo es­ta­ble­ci­do en el Acuer­do Fi­nal”.

COR­TE CONS­TI­TU­CIO­NAL

Ac­to­le­gis­la­ti­vo 02 de 2017

FO­TO

El Acuer­do fir­ma­do el 24 de no­viem­bre de 2016 (fo­to) re­ci­bió un es­pal­da­ra­zo de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal al de­cla­rar exe­qui­ble el ac­to le­gis­la­ti­vo que le da se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a lo acor­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.