Ci­vi­les so­lo po­drían aco­ger­se a la JEP por vo­lun­tad

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por JU­LIÁN AMOROCHO BE­CE­RRA

To­dos los ter­ce­ros ci­vi­les que es­tén sien­do pro­ce­sa­dos por la jus­ti­cia or­di­na­ria por he­chos ocu­rri­dos en el mar­co del con­flic­to, so­lo po­drían aco­ger­se a la Ju­ris­dic­ción Es­pe­cial pa­ra la Paz, JEP, de for­ma vo­lun­ta­ria.

Es­ta es la pro­pues­ta que se pre­sen­tó en la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal por par­te del ma­gis­tra­do Luis Gui­ller­mo Guerrero, que se­rá de­ba­ti­da y de­ci­di­da por la Sa­la Ple­na del al­to tri­bu­nal en los pró­xi­mos días.

Es­te cam­bio im­pli­ca in­me­dia­ta­men­te que la JEP no po­drá lla­mar a res­pon­der a nin­gún ci­vil de for­ma obli­ga­to­ria por lo que ha­yan he­cho du­ran­te el con­flic­to, sino que tie­nen que acep­tar ir.

No es el úni­co cam­bios que re­sal­ta la po­nen­cia de Guerrero. Tam­bién en­fa­ti­zó en la ne­ce­si­dad de es­ta­ble­cer una nor­ma ju­rí­di­ca que le de ran­go le­gal a las san­cio­nes que pon­dría la JEP.

El ma­gis­tra­do se­ña­lo que los 5 u 8 años de res­tric­ción efec­ti­va de la li­ber­tad, o las pe­nas de 20 años pri­va­ti­vas de la li­ber­tad que se con­sig­nan en el Acuer­do Fi­nal no las de­ja es­ta­ble­ci­das en la ley que le dio

vi­da a la Jus­ti­cia Es­pe­cial pa­ra la Paz (Ac­to 01 del 2017).

En otras sec­cio­nes de la po­nen­cia, que­da ava­la­da la par­ti­ci­pa­ción en po­lí­ti­ca de las Farc, pues se de­ja in­tac­to del artículo 20 del ac­to le­gis­la­ti­vo que di­ce: “la im­po­si­ción de cual­quier san­ción de la JEP no in­ha­bi­li­ta­rá pa­ra la par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca ni li­mi­ta­rá el ejer­ci­cio de nin­gún de­re­cho ac­ti­vo o pa­si­vo de par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca”.

Es­ta nor­ma co­bró im­por­tan­cia es­ta se­ma­na con el anun­cio de las Farc que nom­bra­ba a su je­fe má­xi­mo, Ro­dri­go Lon­do­ño “Timochenko”, co­mo can­di­da­to del nue­vo mo­vi­mien­to po­lí­ti­co pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 2018.

Ade­más, en­fa­ti­za en la ne­ce­si­dad de ha­cer dos mo­di­fi­ca­cio­nes im­por­tan­tes: dar­le a la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal la res­pon­sa­bi­li­dad so­bre las tu­te­las y los conflictos de com­pe­ten­cia an­te las ac­tua­cio­nes de la JEP.

Fren­te a las tu­te­las, se con­sig­na que de­ben ser pre­sen­ta­das al Tri­bu­nal de Paz y que los fa­llos po­drán ser re­vi­sa­dos por la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal.

Y so­bre los conflictos, se crea una sa­la com­pues­ta por tres ma­gis­tra­dos de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal y otros tres ma­gis­tra­dos de la JEP.

De ser apro­ba­da la po­nen­cia de Guerrero, se eli­mi­na­rían esos dos as­pec­tos men­cio­na­dos y los ca­sos en dis­cu­sión pa­sa­rían di­rec­ta­men­te a com­pe­ten­cia del al­to tri­bu­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.