Su­per­so­cie­da­des lanza sal­va­vi­das a Ssang­yong pa­ra sa­lir de su cri­sis

Pro­ble­mas por la mo­ra en el pa­go de obli­ga­cio­nes, en­tre jus­ti­fi­ca­cio­nes de la re­es­truc­tu­ra­ción.

El Colombiano - - ECONOMÍA - Por LAU­RA PU­LI­DO PA­TRÓN SSTOCK

La ta­sa de cam­bio y la ma­yor com­pe­ten­cia por la en­tra­da de nue­vas mar­cas de vehícu­los al país ex­pli­can la re­or­ga­ni­za­ción em­pre­sa­rial de la fa­bri­can­te sur­co­rea­na Ssang­yong Mo­tor Co­lom­bia, ad­mi­ti­da por la Su­pe­rin­ten­den­cia de So­cie­da­des el 22 de fe­bre­ro del año pa­sa­do y apro­ba­da ayer.

El 30 de no­viem­bre de 2015, Ssang­yong aler­tó a la Su­pe­rin­ten­den­cia “de la in­mi­nen­te in­ca­pa­ci­dad de pa­gos” en la que in­cu­rría, por cuen­ta del ba­jo ni­vel de ven­tas que im­pe­dían el cum­pli­mien­to de sus obli­ga­cio­nes fi­nan­cie­ras.

“La re­pen­ti­na de­va­lua­ción del pe­so en­ca­re­ció el pre­cio de los ca­rros de una ma­ne­ra im­por­tan­te, lo que afec­tó las ven­tas con las que pa­ga­ba sus obli­ga­cio­nes”, se­ña­ló el vi­ce­pre­si­den­te de Co­mer­cio Ex­te­rior y Vehícu­los de Fe­nal­co, Eduar­do Vis­bal, a luz del pro­ce­so en el que es­tá la com­pa­ñía.

A es­ta si­tua­ción se su­ma­ron los pro­ble­mas por el in­gre­so de nue­vos com­pe­ti­do­res, mar­cas y mo­de­los, que oca­sio­na­ron una ma­yor com­pe­ten­cia, y el de­bi­li­ta­mien­to de su red de con­ce­sio­na­rios.

El pro­ce­so re­fe­ri­do es­tá con­tem­pla­do en la Ley 1116 de 2006, y su fi­na­li­dad es la pro­tec­ción del cré­di­to, la re­cu­pe­ra­ción y con­ser­va­ción de la em­pre­sa co­mo uni­dad de ex­plo­ta­ción eco­nó­mi­ca y fuen­te ge­ne­ra­do­ra de em­pleo, pre­ci­só la so­cia-di­rec­to­ra de Prác­ti­ca de De­re­cho Em­pre­sa­rial e In­sol­ven­cia de R&T Le­gal, Clau­dia Rin­cón.

Eso quie­re de­cir que con la re­or­ga­ni­za­ción, la em­pre­sa sus­pen­dió el pa­go de los pa­si­vos que re­gis­tró des­de el mo­men­to en que fue ad­mi­ti­da la so­li­ci­tud; “lo que equi­va­le a oxi­ge­nar la em­pre­sa”, co­men­tó Rin­cón. No obs­tan­te, de­be cum­plir con las acreen­cias ad­qui­ri­das des­pués de ese mo­men­to así co­mo sus gas­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos.

21 mil mi­llo­nes de pe­sos es el va­lor que adeu­da en im­pues­tos Ssang­yong; 29 mil mi­llo­nes de pe­sos es la acreen­cia en ban­cos y otras en­ti­da­des, y 19 mil mi­llo­nes de pe­sos de­be a pro­vee­do­res y otros. En to­tal, los com­pro­mi­sos fi­nan­cie­ros de la com­pa­ñía son de 69 mil mi­llo­nes de pe­sos.

Aho­ra, la sur­co­rea­na de­be­rá prio­ri­zar el pa­go a sus tra­ba­ja­do­res, una de las cin­co cla­ses es­ta­ble­ci­das por la ley, se­gún el ca­len­da­rio de pa­gos acor­da­do.

Si­tua­ción em­pre­sa­rial

El mal mo­men­to eco­nó­mi­co que ha vi­vi­do el país en lo co­rri­do del año ha lle­va­do a que en­tre enero y sep­tiem-

bre un to­tal de 208 com­pa­ñías le ha­yan pe­di­do ayu­da a la Su­pe­rin­ten­den­cia pa­ra re­ajus­tar sus pa­si­vos y se­guir ope­ran­do, y otras 81 lo­gra­ron ini­ciar for­mal­men­te el pro­ce­so pa­ra sa­lir de la cri­sis. La au­to­ri­dad es­ti­ma que sie­te de ca­da diez em­pre­sas que en­tran a la Ley 1116 sa­len a flo­te.

La ma­la si­tua­ción de Ssang­yong no es ex­clu­si­va de la mar­ca y así lo de­mues­tran las ci­fras de ma­trí­cu­las nue­vas que ana­li­zan An­di y Fe­nal­co ca­da mes. En 2016, se re­gis­tra­ron 253.395 ma­trí­cu­las de vehícu­los nue­vos, 29.872 me­nos que en 2015, cuan­do ca­ye­ron 42.756 fren­te a 2014

FOTO

Los tra­ba­ja­do­res de la com­pa­ñía se­rán prio­ri­za­dos con los com­pro­mi­sos de pa­go de Ssang­yong en Co­lom­bia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.