¿QUÉ SI­GUE PARA EL MA­GIS­TRA­DO?

El Colombiano - - ACTUALIDAD -

Su­pe­ra­da la ins­tan­cia de la Co­mi­sión de Acu­sa­cio­nes, si la Cá­ma­ra acu­sa a Ma­lo an­te el Se­na­do, allí se de­ci­di­rá el fu­tu­ro de su dig­ni­dad aun­que al pro­ce­so le fal­ta otra eta­pa. Así lo ex­pli­có Ken­neth Bur­bano, ex­per­to cons­ti­tu­cio­nal de la U. Li­bre: “si la acu­sa­ción se re­fie­re a de­li­tos co­me­ti­dos en el ejer­ci­cio de sus fun­cio­nes o in­dig­ni­dad por ma­la con­duc­ta, el Se­na­do im­po­ne la des­ti­tu­ción del em­pleo, la pri­va­ción tem­po­ral o per­di­da ab­so­lu­ta de los de­re­chos po­lí­ti­cos, pe­ro el jui­cio se se­gui­rá an­te la Cor­te Su­pre­ma”. En es­ta par­te del pro­ce­so, la li­ber­tad de Ma­lo no es­tá en jue­go. So­lo ocu­rri­rá si lle­ga a la Cor­te. Aun­que Ma­lo ya se en­cuen­tra sus­pen­di­do por es­te tri­bu­nal, don­de ocu­pa­ba asien­to, so­lo es de ti­po ad­mi­nis­tra­ti­vo. “En una even­tual sus­pen­sión del Se­na­do se retira del car­go y se pier­de la con­di­ción de ma­gis­tra­do”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.