Pre­sen­cia de mi­nas afec­ta sus­ti­tu­ción de cul­ti­vos

El Go­bierno ad­vier­te de la con­ta­mi­na­ción por ex­plo­si­vos, que per­sis­te en va­rias ve­re­das de Briceño, im­pi­de la eje­cu­ción de pro­gra­mas ofi­cia­les.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por RI­CAR­DO MONSALVE GA­VI­RIA

Du­ran­te la se­ma­na pa­sa­da se die­ron de­ta­lles so­bre el avan­ce ( del 99.19%) en la sus­ti­tu­ción de cul­ti­vos de uso ilí­ci­to en el mu­ni­ci­pio de Briceño, nor­te de An­tio­quia. A pe­sar de la bue­na no­ti­cia, el in­for­me ofi­cial so­bre ese ba­lan­ce tie­ne una ob­ser­va­ción que evi­den­cia que al­gu­nas áreas de ese te­rri­to­rio si­guen con­ta­mi­na­das con ex­plo­si­vos: “se tie­ne co­no­ci­mien­to de la pre­sen­cia de Mi­nas An­ti­per­so­nas en las ve­re­das Ore­jón, Al­tos de Chi­rí y Bue­na­vis­ta”, ci­ta el do­cu­men­to ofi­cial.

Es­ta pro­ble­má­ti­ca que si­gue sien­do un do­lor de ca­be­za para los ha­bi­tan­tes de las ve­re­das afec­ta­das, no so­lo los afec­ta a ellos, EL CO­LOM­BIANO tam­bién co­no­ció que di­fe­ren­tes pro­gra­mas del Go­bierno, co­mo los de la Agen­cia Na­cio­nal de Tie­rras e in­clu­so del mis­mo pro­gra­ma de Sus­ti­tu­ción de Cul­ti­vos Ilí­ci­tos, no han lo­gra­do desa­rro­llar sus agen­das o ac­ti­vi­da­des en don­de aún es­tán los ex­plo­si­vos im­pro­vi­sa­dos ins­ta­la­dos por la an­ti­gua gue­rri­lla de las Farc.

EL CO­LOM­BIANO con­sul­tó con el al­cal­de de Briceño, José Da­ni­lo Agu­de­lo, so­bre la actualidad de ese pro­ble­ma en el mu­ni­ci­pio y con­fir­mó que son

por lo me­nos 10 ve­re­das en don­de per­sis­ten in­con­ve­nien­tes por la pre­sen­cia de ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos.

“Ese pro­ble­ma aún no ter­mi­na en po­bla­cio­nes co­mo El Ce­dral, La Co­rrea, La Me­se­ta, La Cris­ta­li­na, Tra­ve­sías, Ore­jón El Ro­blal, Pal­mi­chal, en- tre otras. Es una ta­rea que tie­ne el Go­bierno para erra­di­car. Ha si­do muy di­fí­cil iden­ti­fi­car si­tios pre­ci­sos don­de es­tán las mi­nas y hay que de­cir­lo, hay co­mu­ni­da­des que no es­tán ayu­dan­do”, di­ce el man­da­ta­rio.

El Ca­so Ore­jón

La ve­re­da Ore­jón de Briceño se dio a co­no­cer gra­cias al plan pi­lo­to de des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio en­tre el Go­bierno y las Farc. Se con­vir­tió en el pri­mer la­bo­ra­to­rio de paz en el que se que­ría de­mos­trar que tan­to in­te­gran­tes de ese gru­po sub­ver­si­vo, aho­ra po­lí­ti­co, y miem­bros del Ejér­ci­to po­dían tra­ba­jar jun­tos.

En esa zo­na, don­de se em­pe­za­ron tra­ba­jos de des­mi­na­do des­de ma­yo de 2015, se lo­gró un des­pe­je de 19.489 me­tros cua­dra­dos, en los que se des­ac­ti­va­ron o des­tru­ye­ron 46 ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos.

El plan pi­lo­to ter­mi­nó. Sin em­bar­go, en la zo­na per­sis­ten áreas con­ta­mi­na­das y por esa ra­zón los tra­ba­jos de los des­mi­na­do­res con­ti­núan.

“Has­ta el mo­men­to los se­ño­res del des­mi­na­do si­guen tra­ba­jan­do por es­tos la­dos, pe­ro uno de los in­con­ve­nien­tes es­tá en el sec­tor del Al­to del Oso, que es un ca­mino que va para la ve­re­da Bue­na­vis­ta y que in­clu­so co­mu­ni­ca al co­rre­gi­mien­to de Ocha­lí de Ya­ru­mal. Ese pun­to pa­re­ce que no se va a po­der des­pe­jar”, di­ce Eu­ge­nia Holguín Be­tan­cur, pre­si­den­ta de la jun­ta de ac­ción co­mu­nal de la ve­re­da Ore­jón.

Des­de Des­con­ta­mi­na Co­lom­bia (Di­rec­ción para la Ac­ción In­te­gral Con­tra las Mi­nas An­ti­per­so­nal), ex­pli­can que en Briceño se con­ti­núa con el des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio, el cual es­tá a car­go de la Bri­ga­da de Des­mi­na­do del Ejér­ci­to Na­cio­nal y de la or­ga­ni­za­ción ci­vil Ayu­da Po­pu­lar No­rue­ga (Ver ma­pa).

So­bre lo que ocu­rre con el Al­to del Oso, la res­pues­ta ofi­cial acla­ra que en ese pun­to se tie­ne una de­mar­ca­ción que ad­vier­te a los po­bla­do­res so­bre la pre­sen­cia de mi­nas an­ti­per­so­nal, pe­ro no se tie­ne pla­nea­da una in­ter­ven­ción en el te­rreno por­que no se tie­ne in­for­ma­ción precisa de los pun­tos que es­ta­rían contaminados, es­to por la muer­te del ex­plo­si­vis­ta de las Farc que mi­nó el lu­gar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.